El US Open prueba en el campeonato junior un reloj que cuenta el tiempo para sacar

El Grand Slam norteamericano pone a prueba en el campeonato junior el funcionamiento de un reloj en pista que dictará si un tenista se pasa del tiempo permitido.

Jose Morón | 4 Sep 2016 | 18.43
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

Se habló de eso durante algún tiempo y ese día ha llegado. El US Open está probando esta semana en el campeonato junior un reloj que determinará el tiempo que tiene el tenista para sacar. De esta forma, estará a los ojos de todos si un jugador se pasa del tiempo permitido (recordamos que en los Grand Slams son 20 los segundos que tienen las chicas entre punto y punto y 25 los hombres).

El torneo estará probando esta nueva tecnología para ver qué aceptación tiene y si se decide finalmente a introducirlo en el circuito. Stacey Allaster, jefa de la USTA, ha declarado a Usa Today que surge como idea de una futura innovación. "No vamos a cambiar las reglas, sólo vamos a testar esta tecnología y hacer que los jueces de silla se vayan haciendo a ella. Podemos usar estos eventos como pruebas", explica.

Han sido muchas las líneas de discusiones que se han escrito sobre la regla del time violation. Los jueces de silla aplican la regla a su juicio aunque en alguna que otra ocasión, los tenistas se pasen de forma continuada del tiempo permitido. Esto ha generado disputas dentro de la propia pista y luego, fuera de ella. El US Open instalará dos marcadores en pista, a la vista del jugador que saca y en él habrá un pequeño reloj que marque el tiempo que falta para sacar. Este reloj estaría controlado por el árbitro y comenzaría su cuenta atrás una vez se cante el marcador del punto.

Esto ha generado comentarios a favor y en contra. Uno de los que está en contra es John Isner. "Estaría contra esta norma. A mí me gusta tomarme mi tiempo para sacar. Si veo un reloj en pista, creo que va a afectar a mi ritmo si veo que queda sólo 5 segundos. Fallaría ese servicio", comenta el norteamericano. "Yo estoy a favor", señala Darren Cahill, en contra de la opinión de Isner. "Funcionará. Los jugadores se adaptarían. Tomaría sólo una o dos semanas. Esa es una de las muchas reglas que necesitan reajustarse", afirma.

Andy Murray, por su parte, no termina de decantarse. "Creo que los jueces de silla tienen un trabajo extremadamente complicado porque a veces un jugador está listo para sacar pero la grada está haciendo ruido", reconoce. "A veces, también, pides la toalla, pero el recogepelotas está recogiendo una bola del suelo. Este tipo de cosas ocurren. Esto podría ayudar en algunas ocasiones pero depende de los umpires al final", agrega.

La USTA siempre intenta innovar, como el año pasado que entrevistaron a CoCo Vandeweghe en medio de un partido, en su propio banquillo. Una idea que no terminó de fructificar y que quedó finalmente guardada en el cajón. ¿Terminará esta idea del reloj en pista por cuajar y poder verla instalada en todos los torneos? El tiempo dirá.