Previa Final Conde de Godó | Kei Nishikori - Pablo Andújar

El favorito por ranking contra el favorito de la grada. Los dos hombres más en forma de la semana se cruzan en una final que promete emociones fuertes.

La 63º edición del torneo Conde de Godó llega a su último día de celebración, momento en el que se decidirá quién es el flamante campeón. Por un lado, tenemos al vigente ganador, Kei Nishikori, que intetará revalidar el título doce meses después. En la otra esquina, Pablo Andújar, la auténtica revelación de la semana y favorito del público local. La misión no será nada fácil, con más de 60 puestos de diferencia en el ranking entre uno y otro, hecho que pese a todo, no impide soñar con una campanada del conquense. A estas alturas, no den nada por hecho.

Kei Nishikori ha cumplido las expectativas que se esperaban de él en la Ciudad Condal. El número cinco del mundo partía con la etiqueta de primer cabeza de serie –incluso por delante de Rafa Nadal- y así lo ha demostrado, llegando de nuevo a una final en la que, como el curso pasado, solo Roberto Bautista ha sido capaz de arañarle un set. En ocasiones no hizo falta sacar toda su brillantez, véase la semifinal ante Klizan, con lo que el japonés llega descansado a la gran cita y soñando con firmar de nuevo la arcilla de Barcelona con su nombre.

El objetivo de parar al de Shimane recae directamente en la raqueta de Pablo Andújar. Un español vuelve al partido por el título en el Conde de Godó y no, no es Rafa Nadal- Tampoco es David Ferrer. Es el hombre que ha fulminado al segundo y, antes, al verdugo del primero. Un tenista cargado de talento que cuando las conexiones encajan es capaz de lograr el mejor resultado de su carrera deportiva: una final en un ATP500. El conquense arrastraba cuatro meses en los que no había logrado encadenar dos victorias consecutivas. En Barcelona ya suma cinco y está a una de hacer historia.

Entre ellos ya se conocen, ya que éste será el cuarto enfrentamiento entre ambos dentro del circuito ATP. Nishikori domina la rivalidad por 2-1, ganando su último convite en el pasado Us Open por la retirada de Pablo. Sin embargo, su único duelo sobre tierra batida fue a parar a las arcas del español. Fue hace dos temporadas, en los cuartos de final del Masters de Madrid, en otra de esas semanas en las que Andújar muestra realmente el potencial que puede llegar a alcanzar.

Con solo un título sobre tierra batida en su haber, Nishikori ha demostrado ser un auténtico especialista sobre la superficie más lenta del planeta. Esta tarde buscará el segundo, en la misma plaza y ante el mismo público, sabiendo que de reojo ya le señalan desde París como aspirante a conquistar Roland Garros (siempre por detrás de Novak Djokovic y Rafa Nadal). Andújar, al contrario, no quiere oír hablar de números, aunque se encuentre a dos sets de lograr su cuarta corona como profesional, lo que le pueda devolver al top-40 de la clasificación. Recompensa muy jugosa para no pensar en ella.

Llegados a este momento podríamos decir que no hay favoritos. Mentiríamos. Cada uno sabe el papel que juega en esta final, aunque no sería la primera vez que los protagonistas deciden saltar el guión. “Si pienso lo que estoy haciendo corro el riesgo de creérmelo”, confesaba Andújar en rueda de prensa. Lo mejor será evadirse de esa presión y concentrarse en que solo es un partido ante un rival al que se puede parar. La confianza es lo último que se pierde, un valor que, después de su enorme semana, puede hacer saltar por los aires cualquier quiniela.

Comentarios recientes