Nishikori: “Mi próximo objetivo es hacerlo bien en Roland Garros"

El japonés conquistó su segundo Conde de Godó consecutivo y sueña con hacer un gran papel en París. Su nombre ya se baraja en las apuestas

Con más dificultad de lo que refleja el marcador, Kei Nishikori alcanzó el segundo título de su carrera en tierra batida que, como el primero, también ha sido en Barcelona. Para ello tuvo que inclinar a Pablo Andújar, un rival más que digno para cerrar una semana mágica. “Pablo ha estado muy agresivo y me ha hecho ir de arriba debajo de la pista. Yo he intentado ser agresivo también y creo que esa es la razón de haber ganado los puntos importantes. Diría que ha jugado mejor que yo. Pablo se mueve bien, mueve bien la bola y mis pies hoy no estaban al 100%”, garantizó el japonés.

El partido de hoy ha sido muy duro. No ha sido mi mejor partido pero creo que es importante haber ganado en dos sets. Me gusta mucho como estoy jugando ahora, creo que he jugado partidos buenos y que he estado concentrado. No puedes esperar estar perfecto en cada set y cada partido pero de todas formas siempre se ha de estar concentrado, si no se pueden cometer errores”, reiteró el número cinco del mundo, feliz de haber revalidado título en la Ciudad Condal.

Poco a poco, el de Shimane va cogiendo peso sobre la superficie más lenta del circuito, algo que el vestuario debe tener en cuenta de cara a las próximas semanas. "Creo que el haber jugado un torneo distinto y en una superficie distinta a la que suelo jugar me ha dado más confianza para enfrentarme a las competiciones que vienen, especialmente a Roland Garros. Mi próximo objetivo es hacerlo bien en París. Creo que tengo razones para creer en mi después de los buenos resultados que he tenido aquí. Sin embargo, París será completamente distinto porque jugar 5 sets es muy duro. Definitivamente tengo que mejorar y ser más fuerte pero creo que me estoy acercando”, manifestó el jugador asiático.

Algo de culpa en estos resultados recae sobre Michael Chang, campeón de Roland Garros 1989 y uno de sus entrenadores junto a Dante Botini. “Michael tiene buena experiencia en tierra batida y aunque esta semana no estaba aquí seguíamos hablando. Me da buenos consejos y me va bien. Es un sentimiento alucinante ganar un título y como que no soy especialista en tierra batida estoy muy orgulloso de haberlo hecho tan bien. Espero poder ganar más torneos en arcilla”, declaró el tenista nipón.

Lo demostró en 2014 y, un año después, ha vuelto a quedar claro: España se le da bien a Kei Nishikori. Tanto que su estancia en el Mediterráneo durará algo más de lo habitual. “Estoy a la expectativa de jugar en Madrid y en Roma pero me quedaré dos días más en Barcelona”, concluyó un hombre feliz y tranquilo después de haber hecho sus deberes durante toda la semana. Por segunda temporada consecutiva, un japonés reina en el Godó.

Comentarios recientes