Andy Murray: “Las cosas que decía en la pista eran vergonzosas”

Murray analiza su comportamiento en la pista, sus reacciones, sus sentimientos tras la final del Open de Australia y los motivos por los que eligió a Mauresmo

En declaraciones recogidas por el diario ‘Daily Mail’, Andy Murray abre su mente. Analiza su comportamiento en la pista, sus reacciones y las cualidades de su entrenadora, Amelie Mauresmo.

El tenista escocés recuerda sus pensamientos tras perder la final del Open de Australia ante Novak Djokovic: “Pensaba ‘Oh Dios mío, podría ser tuyo. Si alguien está acalambrado en la final de un Grand Slam, el partido es tuyo’. Me vine abajo. No quiero que eso suceda. No es que salga de la pista y esté orgulloso de mí mismo y diga ‘Bien hecho Andy, acabas de tirar el Open de Australia’. A veces, las críticas a posteriori pueden ser difíciles. No quiero comportarme de ese modo”.

Murray y Djokovic.

“Habiendo aprendido un poco sobre cómo funciona la mente, entiendo que puede suceder. Sólo me lo puedo reprochar a mí mismo. Es algo en lo que estoy trabajando constantemente para mejorar. No lo desprecio y digo que no ha sido nada”, reconoce Andy.



“En el pasado, las cosas que decía en la pista eran vergonzosas. Nunca hablaría así a alguien. Si escuchas muchas de las cosas que digo en la pista, soy increíblemente autocrítico, pero he aprendido cómo la parte emocional de nuestro cerebro nos domina, de modo que ponemos excusas, echamos la culpa a otros y decimos que no es responsabilidad nuestra”, comenta.

Murray explica así sus reacciones: “Sé perfectamente que cuando salgo de la pista después de un partido, la primera persona a la que critico es a mí mismo. Cuando alguien empieza a cuestionarte y estás en una situación de presión, lo normal es empezar a poner excusas de por qué estás haciendo algo mal”.

Murray y Mauresmo.

Por otra parte, Murray analiza los motivos por los que eligió a Amelie Mauresmo como entrenadora: “La razón por la que empecé a trabajar con ella fue que cuando nos sentamos y hablamos, vi que era muy tranquila. Escuchaba todo lo que yo decía. Una de las cosas que hizo muy bien como jugadora (y pensaba que podía ayudarme) fue utilizar su variedad en la pista, los efectos cortados, distintos efectos. Subía mucho a la red. Hacía saque y volea con cada primer servicio en Wimbledon”.

“Ahora, después de los dos últimos meses con Amelie, estoy seguro de que puedo mejorar mi juego significativamente. A menos que gane un Grand Slam con Amelie, la gente dirá que no fue un éxito o que no es una buena entrenadora. Yo sé cuál es la realidad”, asegura Andy.

Además, Murray valora así su etapa junto a Lendl: “Tuve grandes éxitos con Ivan Lendl. ¿Era un entrenador perfecto? No. ¿Era un muy buen entrenador? Sí. Tenía grandes cualidades y algunas cosas que no eran tan buenas. Amelie también tiene grandes cualidades”.

Comentarios recientes