Almagro, un bisonte ambicioso

El murciano despachó a Tommy Robredo, segundo cabeza de serie en el Brasil Open, en dos sets, se metió en cuartos de final y volvió a dar síntomas de su mejor nivel.

Nacho Mühlenberg | 12 Feb 2015 | 09.27
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

Nicolás Almagro está de vuelta en el circuito. Así lo hace saber a base de tenis, gritos y su característica fuerza en cada impacto que propicia. Por primera vez en diez meses, logró encadenar dos victorias seguidas al deshacerse de Tommy Robredo por 6-4, 7-6(1), en una 1 hora y 25 minutos de juego en la pista central del ATP 250 de Sao Paulo.

“Creo que tanto en el primer set como en el segundo tenía que jugar con mucha intensidad porque Tommy es un grandísimo jugador en este tipo se superficie. Estoy feliz porque vuelvo a conseguir dos victorias seguidas. Llevaba mucho tiempo sin lograrlo. Estoy muy contento por la victoria”, señaló al término del partido tal y como se recoge en la web oficial del torneo.

El murciano, que pasó por quirófano en el 2014 para solucionar su problema de fascitis plantar en su pie izquierdo, vuelve a dar síntomas del mejor tenis venciendo a un especialista en tierra batida y número 17º del mundo, Tommy Robredo. "Creo que jugué muy bien, que estuve muy acertado en todos los puntos", agregó el murciano en referencia al buen nivel de tenis que mostró siempre intentando llevar la iniciativa de los puntos y el control de los mismos.

En la próxima ronda, chocará con el uruguayo Pablo Cuevas, que fue su verdugo en la primera ronda de Sydney 2015. Este era el primer partido que Almagro disputaba tras 8 meses fuera de competición. El viernes, tiene la opción de revancha. "Será un partido muy duro. Mi primer encuentro al volver de mi lesión fue contra él, en Sídney. Fue un partido intenso, que se me escapó por detalles. Voy a intentar que no vuelva a suceder aquí", comentó Almagro.

Pero delante tendrá a otro especialista en tierra batida, que juega como en casa y que viene de hacer el mejor año de su carrera en 2014. "Está claro que Pablo (Cuevas) es un grandísimo jugador. Ahora está haciendo un tenis realmente increíble y voy a tener que estar muy bien físicamente para poder sacar ese partido adelante”.

El bisonte no se conforma con estos cuartos de final y va a por más. El hambre de un animal herido está más vivo que nunca.