Serena Williams gana la batalla de las generaciones

La número 1 del mundo tuvo en Madison Keys a una gran rival en semifinales pero apoyada en un gran saque, se cuela en la final del Open de Australia.

Jose Morón | 29 Jan 2015 | 06.55
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

La número 1 del mundo, la estadounidense Serena Williams, ha derrotado a su compatriota Madison Keys, que ofreció mucha resistencia en el primer set, por un marcador de 7-6 y 6-2. y se cita con Maria Sharapova en la final del Open de Australia. Serena se asegura así el primer puesto del ranking, pase lo que pase en la final. Gran papel de Keys, que compitió a un muy buen nivel en su primera semifinal de Grand Slam.

La batalla de las generaciones. Serena Williams, de 33 años, buscando colarse en otra final de Grand Slam para luchar por su 19º título y Madison Keys en el otro lado, 19 años y novata en este tipo de rondas en un torneo como este. La maltrecha pierna izquierda de Keys amenazaba el que el partido llegase a ser disputado o no pero lo cierto es que la número 35 del mundo sorprendió a Serena ya que salió del vestuario como un auténtico huracán, rompiendo el saque a su rival y consolidando a continuación con su saque, moviéndose muy bien por la pista haciendo ver que el estado de su pierna parecía ser el óptimo.

Serena había salido a pista un poco nublada, como el día en Melbourne. Con ciertas dificultades, sacaba sus siguientes servicios adelante mientas que Madison jugaba su tenis, golpeando la pelota violentamente y sacando de manera genial, con velocidades superiores incluso a las de la número 1 del mundo. Pero después de 15 minutos de partido, en el sexto juego, Madison cometía una doble falta y se quejaba de su pierna con gestos ostensibles de dolor por primera vez en el encuentro. Serena lograría romper en ese juego y pondría la igualdad en el marcador.

Pero esas molestias parece que fueron solo puntuales, ya que en los siguientes juegos Keys se movió bien por la pista. Ambas jugadoras se mostraron sólidas con su saque en los siguientes juegos y de esta forma caminamos al tiebreak. Con las dos sacando tan bien, quien hiciera el primer minibreak tenía todas las papeletas de llevarse el desempate y esa no fue otra que la número 1, que consiguió esa pequeña ventaja en el tercer punto y no fallaría ningún saque para cerrar el primer set con un ace después de 45 minutos de juego.

Aunque Madison comenzara el segundo set con un break en contra, ella seguía fiel a su estilo de golpear la pelota muy duro intentando encontrar el winner y no se arrugaba a pesar de ser su primera semifinal de Grand Slam y de tener enfrente a la número 1 del mundo. Serena tuvo que esforzarse y ofrecer su mejor versión al servicio para salvar dos bolas de rotura. Y es que la menor de las Williams conseguía más del 70% de puntos con su saque, incluyendo primero y segundo.

En el quinto juego del segundo set, Serena pondría la puntilla casi al partido con otro break y es que Keys, aunque con una actitud envidiable, empezó a notar los minutos en su maltrecha pierna y con peores apoyos, comenzó a fallar más. Aún así, no se rindió fácilmente ya que llegó a salvar hasta siete pelotas de partido con su saque y una al resto después, para caer derrotada con todos los honores.

Serena Williams chocará en la final de Melbourne contra Maria Sharapova, que derrotó de manera clara a Makarova ofreciendo posiblemente el mejor partido que podemos ver hoy día en el circuito femenino. Número 1 contra número 2. La rusa querácortar la racha de 15 derrotas consecutivas ante la estadounidense mientras Serena querrá lograr su 19º Grand Slam y acercarse más a Stefi Graff.