"A lo mejor, el domingo es el último día que tenemos tenis en Valencia"

Así lo afirma el ex-director del Valencia Open, Antonio Martínez Cascales, al que entrevistamos para hablar sobre el estado actual del Valencia Open 500.

El pasado lunes, publicábamos las palabras de Juan Carlos Ferrero en las que aseguraba que peligraba el Valencia Open 500 el año que viene por problemas de viabilidad económica. En este 2014 parece que se ha perdido bastante apoyo institucional y eso habría hecho que se perdiera mucho dinero haciendo inviable su organización otro año más en la capital del Turia. Por este motivo, nos entrevistamos con Antonio Martínez Cascales, el ex-director del Valencia Open para que nos cuente qué ha sucedido para llegar a este punto.

P:¿En qué estado financiero se encuentra el Valencia Open?

R: Este año el torneo va a tener un déficit bastante importante ya que las instituciones que colaboraban con el torneo han ido cayendo conforme pasaban los años. El primer año se necesitaba mucho apoyo y pactamos uno a lo largo de los años que fuera en descenso. De tener un 40% de sponsorización institucional pasamos a tener un 30% el siguiente año. En este 2014, por ejemplo, sólo hemos podido recibir un 12 o un 13% lo que se traduce en una pérdida de apoyo muy grande. Y cuando digo que las instituciones nos van a dar un 12 o un 13% no es del todo cierto porque no hay contratos firmados. Es decir, hay una palabra dada que no se acaba de llevar al papel. No digo que no se cumpla, solo que no se lleva a un papel.

P: ¿Cuánto dinero hace falta para organizar un torneo como éste?

R: Unos 8 millones de euros. Este año hemos conseguido reunir 7 millones de euros apretando mucho, mucho a los sponsors. Por esto, hemos tenido que hacer recortes.

P: ¿En qué se notan esos recortes?

R: Los espectadores y los jugadores no lo notan por el entorno que es muy espectacular pero ha habido varios recortes que suponen una pérdida de calidad. Por poner un ejemplo, este año sólo hay una pequeña pantalla en el Ágora, antes había dos y bastante grandes. El Open Club ha cambiado también...

P: Está mal la cosa...

R: Sí. Se va a perder bastante dinero este año y es inviable seguir con el torneo en las circunstancias actuales. Banco de Valencia, la CAM... esas instituciones bancarias de la Comunidad Bancaria también se han ido así que no puedes tirar de ellos. El torneo se encuentra cogido de unos hilos tan finos que se rompen.

P: Entonces, ¿dices que el torneo está perdiendo dinero?

R: Seguro. ¡Pero más de un millón de euros!

P: Y ese dinero, ¿quién lo pierde?

R: Los propietarios. David Ferrer, Conchita Martínez que tiene un 10%, Juan Carlos Ferrero, incluso yo que tengo un 1%, al final son 10.000 euros que también pierdo.

P: ¿Y no se pueden plantear decidir no organizarlo si se pierde dinero?

R: Claro, eso es lo que se están planteando este año. Si la semana pasada hubiéramos decidido no organizar el torneo habríamos perdido gran parte de los derechos de hacer el torneo.

P: ¿Qué derechos son esos?

R: Si quieres vender tus derechos, la ATP te cobra un 10% de la venta, pero si no cumples con tus obligaciones te cobran un 25% por lo que pierdes un activo muy importante de la propiedad. Así que este año habrá que sacarlo a trancas y barrancas.

P: ¿Hasta cuándo más tienen ellos los derechos de este torneo?

R: Lo tienen por cinco más.

P: Entonces, ¿se podría decir que no habrá torneo en Valencia el año que viene?

R: Casi seguro que no.

P: ¿Qué debería pasar para que esto cambie?

R: Pues que las instituciones en Valencia no fueran tan miedosas. Mientras otras en Madrid o Barcelona apoyan sin miedo a eventos como la Fórmula 1, el Godó, el Masters 1000, aquí no. ¿Cuánto vale una campaña en la que salga Valencia en televisiones para 150 países? Yo he visto a doble página en un periódico en Shanghai a Murray levantando el título en el Ágora con las letras en grande de Valencia. ¿Cuánto vale eso?

P: ¿Valencia está compitiendo entonces en unos niveles que no debería?

R: Estamos en una liga junto a Washington, Tokyo, Dubai... Oye, pues quizás no tenemos que estar ahí.

P: Con esta situación tan delicada, el torneo no habrá podido pagar a las figuras para que vengan.

R: Este año no hemos pagado a nadie. Otros años sí que hemos pagado. El año pasado ya se pago muy poquito pero este año nada. Si ya estás perdiendo un millón de euros lo que no vas a hacer es perder más. Lo que pasa que nos hemos favorecido por lo apretado del ranking y varios grandes tenistas han decidido venir gratis.

P: ¿Cuánto se ha llegado a pagar de máximo para traer a un jugador aquí en Valencia?

R: En torno a los 200.000 dólares por jugador.

P: Se dice que Nadal puede cobrar hasta un millón de euros por aparición en Basilea. ¿Crees que esa es la razón por la que Rafa nunca vino a Valencia?

R: Claro. Es la única.

P: ¿No te da pena la situación que vive el torneo?

R: Como persona que le aconsejó a Juan Carlos Ferrero en 2003 que comprara los derechos de esta semana, me siento bastante triste por la situación por la que estamos atravesando. A lo mejor, el domingo es el último día que tenemos tenis de alto nivel en Valencia.

P: ¿Hay ya conversaciones para llevarlo a otro lugar?

R: Sí, hay conversaciones bastante serias, además. Sin querer decir que ésto sea irreversible, pero conforme pasa el tiempo, nos encontramos más convencidos de que así será.

P: ¿Las conversaciones son con alguna ciudad de España o de fuera?

R: De fuera, en España es díficil organizar un torneo como este. Yo, lamentablemente, creo que dentro de siete u ocho años en España va a quedar solo un torneo y ese será el Godó.

Comentarios recientes