Murray, el hombre que susurraba a los perros

El británico salvó un perrito de ser atropellado en medio de la carretera, parando el tráfico y llevándoselo con él

Andy Murray tuvo su ración de karma antes de comenzar su defensa de la corona en Wimbledon ayer lunes, jornada en la que venció al belga David Goffin por 6-1, 6-4 y 7-5. Mientras el británico iba con su coche camino de las instalaciones del All England Tennis Club, observó a un perrito perdido en medio de la carretera y no dudó en tomar cartas en el asunto.

"Iba camino de las instalaciones para entrenar un poco y vi a un perro paseándose por el medio de la carretera", contó Murray a los micrófonos de la BBC Radio Five. "Aparqué el coche e intenté parar el tráfico porque el perro iba en dirección de los coches. Me puse en medio de la carretera y paré el tráfico y me las ingenié para coger al perro y meterlo conmigo en el coche", comentó.

"Entonces lo llevé a uno de estos sitios donde la gente lleva a sus perros y sorpresivamente, mis dos perritos enseguida se pusieron a jugar con él. Llamé al número que el perro tenía en el collar y conocí a la dueña, que estaba muy feliz de que yo hubiera rescatado al perro", explicó el cabeza de serie número 3 en Wimbledon. "El perro era bastante fuerte, imagino que no deseaba que yo le cogiera por el collar y me lo llevara, pero finalmente, hubo final feliz al reencontrarse con su dueña", concluyó.

Andy consiguió de esta manera su buena dosis de karma para lo que queda de torneo.

Comentarios recientes