Historias de Wimbledon | El novato que hizo reír a Manolo Santana y al público asistente

Manolo Santana no olvidó nunca aquel partido de primera ronda en Wimbledon del año 1959 donde un novato sufrió los estragos de jugar sobre hierba

Historias de Wimbledon - Comentamos una anécdota que aun recuerdan muchos de los que tuvieron la oportunidad de vivir aquel partido entre el novato Alain Bresson y el español Manolo Santana en Londres hace casi 60 años. Las risas de lo que pasó aquel día, aun resuenan en el All England Club. Esto, aunque parezca mentira, ocurrió de verdad.

Junio de 1959, primera ronda. Se enfrentaban Manolo Santana, de 21 años, contra el francés de 18 años y debutante en el torneo, Alain Bresson. El jovencito estaba bastante nervioso siendo esa su primera aparición en el famoso torneo inglés y sus compañeros franceses decidieron gastarle una novatada. Le comentaron a Bresson que debía aparecer elegantemente vestido a la llamada del árbitro, de lo contrario sería expulsado de por vida del torneo. Así hizo, vestido de traje blanco y corbata se presentó en pista un Alain que no sabía donde meterse al escuchar las risas del público al verle vestido así en pista. Lamentablemente para él, las burlas del público no iban a acabar ahí.

El árbitro llama a las jugadores para que comiencen a jugar. Bresson comenzaría sacando y ahí, el principio de sus problemas con la pista. El chico jamás había jugado en hierba por lo que el calzado con el que se presentó a jugar no era el adecuado. Eso, acompañado de lo mojada que estaba la pista, hicieron el resto. Primer saque, Alain golpea la pelota y cuando sus pies aterrizan en el suelo, resbala y cae de culo sobre la línea blanca del fondo. Risas del público y 0-15 para Santana.

Viendo que la línea estaba muy resbaladiza, Bresson decide sacar y acercarse a la red. Así lo hace. Saca y se dirige raudo y veloz hacia la red, pero al intentar frenar, sus pies vuelven a resbalar y no puede frenar. Se está acercando peligrosamente hacia la red por lo que decide intentar saltarla con la mala suerte de que golpea el filo con el pie y cae al campo de Santana que no podía creer lo que estaba viendo. 0-30 para el español.

En el siguiente punto, Santana devuelve el saque de Alain que no puede hacer lo mismo y vuelve a resbalar, cayendo esta vez de rodillas sobre el césped. 0-40. Para el siguiente punto, vuelve a subir a la red y aunque lo hace de manera más comedida que antes, no puede evitar volver a resbalar y caer de pecho sobre el pasto. El público ya no puede aguantar más y estalla entre risas. Bresson se levanta del suelo, con su camiseta y pantalón todo manchado de verde y habiendo pasado a la historia del torneo en tan sólo cuatro puntos.

El primer set fue un paseo para un Santana que ganaba los puntos metiendo la bola dentro y poco más. El francés siguió cayéndose una y otra vez para goce del público. Hasta los recogepelotas y el árbitro intentaban sin éxito aguantarse la risa al ver el espectáculo que estaba ofreciendo ese joven novato sobre la hierba londinense. 6-0 para Manolo en el primer parcial.

En el descanso antes de comenzar el segundo set, Toto Brugnon, uno de los famosos cuatro mosqueteros franceses que se encontraba entre el público le grita a Bresson: "Alain, quítate los zapatos y juega en calcetines. ¡Te irá mejor!". El francés oyó eso y no dudó en probar suerte jugando sin zapatillas a sabiendas de que apenas podía mantenerse en pie. Cuando saltó a pista sin zapatos, el público comenzó a reír de nuevo mientras Alain aparecía rojo de la vergüenza.

No es que le fuera mejor sin zapatillas. Ya desde el primer juego, Bresson volvía a caer al suelo mientras el público no podía parar de reír. El rumor se extendió por todo el club de tenis y la gente se agolpaba en las gradas y las esquinas dispuestas a ver el espectáculo. Con 0-3 en contra se vuelve a poner los zapatos, pero todo sigue igual, Alain pasa más tiempo en el suelo que en pie.

Con el segundo set perdido por 0-6 y yendo 0-3 en contra, el pobre Bresson no puede aguantar más el ridículo que está sufriendo y se le puede ver con los ojos llenos de lágrimas. Santana tuvo piedad del pobre Alain, que consigue en este punto el primer juego del partido que le daría una calma momentánea entre la tormenta que le estaba cayendo.

Lamentablemente, esto fue sólo un espejismo ya que en los siguientes juegos, las caídas volverían a hacer acto de presencia mientras el público seguía riendo a más no poder. Poco después, Manolo cerraría el partido rápidamente, 6-0, 6-0 y 6-1. Él y Bresson se despidieron en la red mientras en la cabeza del francés sólo pasaba el irse cuanto antes de la pista.

Se dirigió raudo y veloz hacia su banquillo, cogió su raquetero, su toalla y sus bolsas e intentó salir al trote de la pista, con la mala suerte de que tropezó y cayó de nuevo al suelo, desperdigando las raquetas y sus cosas por toda la pista mientras el público reía a carcajadas. Preso de la vergüenza, Bresson no se molestó en recoger nada y escapó por la puerta.

Cuentan que se llevó cuatro horas encerrado en el vestuario llorando sin consuelo y que acabó abandonando el All England Tennis Club por una puerta trasera, intentando escapar de un mal sueño que quedaría grabado en la historia de este torneo.

Comentarios recientes