Nadal le pidió a su tío Toni que le trajeran una ambulancia

Al finalizar el encuentro, Rafa se acercó a su entrenador y le pidió que le trajeran un médico y una ambulancia porque tenía muchos calambres

Puede parecer una broma, pero no lo es. Nadal, segundos después de haberse proclamado campeón de Roland Garros por novena vez, saltó la valla del palco de la Philippe Chatrier y le comentó algo a su tío Toni al oído. Una frase tan personal como rotunda: "Llama a una ambulancia, Toni. Tengo muchos calambres, que me traigan suero. Estoy muy, muy cansado".

Cuando Rafa se encontraba en el vestuario, su médico Ángel Ruíz Cotorro le tuvo que poner suero porque el tenista había acabado muy cansado el partido. "He tenido que llamar al médico porque tenía muchos calambres y estaba muy cansado", comentó su tío Toni una vez acabado el partido. Todos se asustaron por el estado físico del balear, mostrando un agotamiento físico sorprendente después de haber jugado "sólo" tres horas y media cuando él está acostumbrado a batallar por mucho tiempo más.

Ya durante el tercer set se le pudo ver a Nadal bastante cansado, pero fue en el cuarto donde le vimos sorprendentemente vaciado para las alturas de partido en las que estábamos. Si hubieran llegado a un quinto no sabemos lo que hubiera pasado. La mayor muestra de que Rafa estaba al límite físicamente se produjo mientras celebraba un punto, su pierna derecha se giró de mala manera, fruto del cansancio y el mallorquín llegó incluso a estar cerca de caer al suelo.

Pero esto no fue ajeno ni al propio Djokovic, otro toro físicamente y acostumbrado, como Rafa, a deleitarnos con auténticas batallas físicas en una pista de tenis. Al serbio se le podía ver más apagado de lo normal, con calambres en las piernas y con un pequeño vómito como podemos ver aquí:

Sorprende que en un partido no excesivamente largo, ambos tenistas estuvieran tan cansados y agotados físicamente. Los dos dieron un bajón en lo físico a partir del tercer set. Creo que la tensión tan alta que se estaba viviendo en un partido como este, con tantas cosas en juego, hicieron mella en los dos.

"Ha sido la final de Roland Garros donde más he sufrido físicamente. Con muchos nervios, tensiones y dolores", comentó el español acerca de una final que ayer nos deparó de todo.

La nota curiosa - Como anécdota, para acabar, quisiera recoger un momento que captaron ayer las cámaras mientras el box de Nadal celebraba un punto. La madre de Nadal le comentó algo al oído a María Isabel Nadal, hermana de Rafa, que reaccionó de esta manera, pegándole un par de cachetes a su madre. ¿Qué le diría para que reaccionara así?

Comentarios recientes