Ernest Gulbis, semifinalista de Roland Garros

El letón se planta en semifinales de un Grand Slam por primera vez en su carrera después de ganar en tres sets a Berdych

Espectacular partido de Ernest Gulbis que ha sacado de la pista al checo Tomas Berdych después de vencerle por un marcador de 6-3, 6-2 y 6-4. El letón no dio opciones a un Berdych desdibujado que no dio muestras de su tenis en todo el partido. Gulbis se planta en semifinales de un Grand Slam por primera vez en su carrera y deberá enfrentarse a Novak Djokovic, con el que peleará por un puesto en la final de París.

"Le pido disculpas a Berdych por golpear todas las bolas a las líneas. Este juego es así", comentaba entre risas Ernest Gulbis nada más acabar el partido. Son las palabras de un hombre que hoy se siente capaz de vencer a cualquiera que se le ponga por delante ya que alcanza unas semifinales de Grand Slam después de deshacerse de todo un Roger Federer y de batir con una rotundidad increíble al 6 del mundo.

Porque Gulbis es un tío especial. Capaz de pegar aces a 230 km/h, derechas a las líneas y al siguiente punto tirar una raqueta o matar con la mirada a alguien del público cuando tiene match point a favor. Y eso es lo que lo hace realmente peligroso ya que se sabe que tiene poco que perder y no hay nadie más peligroso que aquel que no siente miedo ni presión ante nada.

Hoy se merendó a Berdych en tres sets en un visto y no visto. "Me ha salido todo hoy. He jugado uno de mis mejores partidos", comentaba el letón y no le faltaba razón. Acabó la primavera de Berdych a base de bombazos desde su lado de la pista. Para el checo, Gulbis fue como su particular otoño, arrasando con toda flor que se encontró por el camino.

Gulbis se tendrá que ver las caras con Djokovic sobre la arcilla parisina seis años después de aquella vez que se enfrentaron en cuartos de final. En aquella ocasión, Djokovic venció en tres sets pero Ernest le puso las cosas muy complicadas al serbio. No se han vuelto a enfrentar desde hace tres años dos tenistas que hace años se consideraban amigos, pero que de un tiempo a esta parte, el letón se ha encargado de decir que no le gustaba "la gente como Djokovic" o decir de él que era "un coñazo". Será un partido para no perderse, sin duda.

Comentarios recientes