Una enfermería francesa en Roland Garros

Las lesiones y el estado de forma de los mejores tenistas franceses hacen que esta edición de Roland Garros se antoje especialmente difícil para los anfitriones

A una semana del comienzo de Roland Garros, varias de las mejores raquetas francesas luchan por llegar a su torneo más deseado con ciertas garantías. Richard Gasquet, Gael Monfils y Benoit Paire son los más castigados por las lesiones, mientras otros como Jo-Wilfried Tsonga, Gilles Simon y Julien Benneteau intentan recuperar su mejor nivel tras unos meses difíciles.

Desde que Yannick Noah levantara la ‘Copa de los Mosqueteros’ en 1983, Francia busca a un héroe nacional al que venerar como triunfador de Roland Garros. Jugadores como Henri Leconte, Sebastien Grosjean, Cedric Pioline, Gael Monfils y Jo-Wilfried Tsonga han atisbado esta posibilidad desde entonces, pero ninguno de ellos pudo dar este gran paso hacia la eternidad. El Grand Slam parisino es algo más que un torneo de tenis. Es un emblema de Francia, un motivo de orgullo cuya gloria ha sido ajena a sus hombres en los últimos 30 años.

Roland Garros 2014 se presenta como una edición especialmente incierta por la falta de jerarquía en los torneos previos sobre tierra batida. Sin embargo, los problemas físicos y el momento actual de los mejores tenistas galos hacen que la Revolución Francesa en París sea tan poco probable como en años anteriores.

gasquet.

Richard Gasquet no compite desde el Masters 1000 de Miami por una lesión de espalda. El número uno francés declaró recientemente que su participación en Roland Garros sería “una agradable sorpresa". Su inclusión en el sorteo del cuadro principal tampoco implicaría su presencia, ya que Gasquet ha anunciado su decisión definitiva para el sábado. De este modo, la ausencia del cabeza de serie número 12 podría abrir una ventana a jugadores de perfil más bajo hasta la cuarta ronda.

Gael Monfils es otro de los motivos de preocupación para los franceses. Una lesión de tobillo en las semifinales de Bucarest causó su retirada y su baja en los Masters 1000 de Madrid y Roma. El excéntrico jugador francés apura su puesta a punto esta semana en Niza, un torneo de menor exigencia donde probará su cuerpo antes de París. En 2008, cuando alcanzó las semifinales, Monfils declaró que había sido concebido para ganar Roland Garros. Ahora, con 28 años, las oportunidades de lograr su objetivo vital se agotan.

Por su parte, Benoit Paire arrastra una lesión en el tendón rotuliano de su rodilla izquierda desde el Open de Australia. Su ausencia de las pistas durante tres meses fue insuficiente. Su último partido completo tuvo lugar en la primera ronda del Masters 1000 de Montecarlo, donde perdió contra Albert Montañés. Posteriormente, se retiró antes de finalizar sus partidos en Barcelona y Madrid, y ha renunciado al cuadro individual del torneo de Niza que se disputa esta semana.

Probablemente, Jo-Wilfried Tsonga sea la mayor baza francesa en el cuadro masculino de Roland Garros. Semifinalista hace un año, ha evolucionado en la tierra batida gracias a una mejora en su condición atlética y su revés, menos vulnerable que antaño. Su nivel de juego decayó en el comienzo de temporada, pero Tsonga ha ofrecido algunos síntomas de mejoría en esta gira europea de tierra batida.

tsonga.

El veterano Gilles Simon dejó buenas sensaciones en su enfrentamiento en Roma ante Rafael Nadal. Sin embargo, su discreto rendimiento en los primeros meses del año crea dudas sobre la mejoría de su nivel más allá de un partido ante el número uno. Su condición de cabeza de serie favorece sus opciones de alcanzar la segunda semana, pero Simon nunca ha disputado los cuartos de final en Roland Garros.

La victoria en Roma ante Roger Federer ha reforzado a Jeremy Chardy. Pero como sucede en el caso de Simon, sus malos resultados en los torneos anteriores generan desconfianza sobre su continuidad. El veterano Julien Benneteau, un habitual en el equipo francés de Copa Davis, ha encontrado en el circuito Challenger un lugar de refugio para olvidar los resultados negativos de las últimas semanas. Su título menor logrado en Burdeos supone, cuando menos, un refuerzo anímico.

Nicolas Mahut, Edouard Roger-Vasselin, Kenny de Schepper, Stephane Robert, Paul-Henri Mathieu y Adrian Mannarino son los otros jugadores franceses que competirán en el cuadro principal de Roland Garros por derecho propio. Además, como es habitual, los organizadores han querido que otros tenistas como Michael Llodra, Paul-Henri Mathieu, Pierre-Hugues Herbert, Axel Michon, Lucas Pouille y Albano Olivetti tiñan el cuadro principal con la bandera tricolor francesa.

Un año más, el tenis francés masculino destaca por una extensa cartelera de jugadores, pero sigue sin encontrar a su héroe, al hombre que haga sonar el himno de Francia en el día grande de Roland Garros.

Comentarios recientes