Épica japonesa en Madrid

Kei Nishikori accede a la final después de derrotar a David Ferrer en tres ajustados y apasionantes sets. Se medirá a Rafael Nadal

Kei Nishikori será el rival del manacorí Rafael Nadal en la final del Premier Mandatory de Madrid 2014. El japonés se ha llevado un encuentro marcado por la igualdad y la épica tanto en el marcador como en los intercambios a lo largo de las más de dos horas y cincuentaicinco minutos que ha durado.

Partidazo. Así se define el encuentro que esta noche han disputado en la Caja Mágica el español David Ferrer y el japonés Kei Nishikori. Un duelo épico. Una batalla que no parecía tener final. Un duelo que los aficionados han disfrutado de inicio a fin. El partido arrancaba bajo el calor de Madrid y ha acabado bajo los focos de la pista Manolo Santana del Mutua Madrid Open. El público madrileño se ha rendido a los dos jugadores.

Un final de traca. Hasta nueve bolas de partido ha logrado salvar el tenista de Jávea. A la décima, ha sucumbido ante la magia de Kei Nishikori. Los aficionados han podido disfrutar de un apasionante partido que no ha dejado a nadie indiferente. Tremendo.

Desde el inicio los destellos de calidad no han dejado de aparecer. La igualdad se mantenía con el servicio de cada uno hasta el sexto juego. Allí David Ferrer lograba dar en el clavo y con un magnífico passing de revés ponía tierra de por medio y se situaba con 4-2 en el marcador.

Cerrar el set es un hándicap. Y más en una semifinal de un Masters 1.000. Ferrer se descentraba y muchos errores no forzados permitían a Nishikori ponerse con 5-5. El viento, además, añadía dificultad al encuentro. En un tie break apasiónate, Nishikori, más sólido, no daba el brazo a torcer y cerraba el set por 7-6.

En el segundo set, los intercambios largos seguían entre los dos jugadores. Revés contra revés de forma prolongada. Tiros muy profundos, y de golpe, cambio de lado. La fatiga física pesaba a Nishikori, que pedía la atención del fisioterapeuta del torneo en el 3-2.

Mediado segundo set, reacción de Ferrer. Break del alicantino para ponerse con 4-3 Ferrer. Poco le ha durado la alegría al español, ya que inmediatamente después, Kei Nishikori le hacía el contra break. “En momentos de partido me ha costado llevar la iniciativa. Él estaba muy fino” decía Ferrer.

El genio de Shimane ponía contra las cuerdas a David, llegándole a disputar una pelota de partido. Pero en el undécimo juego, David le rompía el servicio a Nishikori. El alicantino lo salvaba con garra y seguía en la lucha por pasar a la final llevándose el segundo set por 7-5.

El tercer set iba a ser una lucha cuerpo a cuerpo por un lugar en la final. El lugar para la gloria lo tendrían, ambos, tras acabar el tercer set. El cansancio hacía mella en los dos semifinalistas. Los puntos se hacían eternos y el público disfrutaba de un tremendo duelo sobre la arcilla madrileña. “Estoy tratando de cambiar mi tenis y ser más agresivo. Gano muchos puntos gracias mi saque, que estoy mejorando mucho y eso aumenta mi confianza. Todo va más fluido” decía Nishikori al acabar el partido.

En el final del segundo set, Nishikori pedía tratamiento médico, por tercera vez en el partido, como permite la reglamentación. “Antes del partido no estaba al 100%. Es duro volver a la pista cuando no estás a tope para luchar y tratar de ganar”. Rozando las dos horas y media, el partido se convertía en uno de los mejores del año. Si no el mejor. La igualdad se ha mantenido hasta que Nishikori ha roto el servicio de Ferrer. “El tercer set han sido pequeños detalles. Además, en el juego de mi saque me he despistado un poco y lo he pagado caro. El partido también podría haber caído de mi lado” decía el de Jávea.

El momento cumbre ha llegado en el noveno juego, que ha durado cerca de quince minutos. Con 5-3 en el marcador, todo parecía indicar que Nishikori, al servicio, cerraría el partido. Así ha sido. Pero le ha costado. “Trataba de no pensar demasiado en el último juego. Estaba 40-0 y en mi cabeza había mucha confusión pero estaba intentando tranquilizarme” decía Kei. Ferrer ha salvado nueve bolas de partido, ocho en ese último juego. A la décima, el alicantino ha sucumbido en uno de los mejores encuentros del año. “Estoy contento por haber conseguido la victoria” decía Nishikori en rueda de prensa.

El partido ha sido épico. El público ha empujado a un Ferrer que en sala de prensa se mostraba abatido y dolido por la derrota. Ha ganado el espectáculo. “No sé si ha sido el mejor partido del año, pero quizás sí el más intenso. Partidos así te posibilitan seguir con ambición jugar al tenis decía el alicantino”.

Veremos cómo se encuentra Nishikori para la final que tiene que disputar contra Rafa Nadal este domingo a partir de las 19:15 de la tarde. “No sé como estaré de mi espalda mañana. Estos dos días no han sido muy buenos. No puedo decir más”. Eso sí, el japonés tiene claro que debe “dar un paso al frente y jugar mejor al tenis para no perder como perdí con él de forma estrepitosa en Roland Garros 2013”. Sobre Kei, Ferrer ha dicho que “ha dado un salto de calidad y ha ganado a jugadores muy buenos”.

En rueda de prensa, David afirmaba estar dolido. “Ha sido un partido muy duro, he tenido mis oportunidades, sobre todo en el primer set. Pero he hecho tres juegos malos” Aún así, el alicantino veía la parte positiva. “He hecho semifinales, y mañana lo veré de forma más positiva. Pero me duele no poder estar en la final”.

Nishikori, que se mostraba sorprendido de llegar a la final, se convierte así en el primer tenista asiático en llegar a una final de un Masters 1.000 y encadena un total de 10 victorias consecutivas sobre tierra. “No sé que puede significar para los japoneses. No sé si todo el mundo sabe lo importante que esto es”. Lo que sí será para él es una gran oportunidad para subir en el ranking.

Comentarios recientes