Cinco puntos que cambiaron el destino

Hacemos un pequeño ranking en la historia reciente donde hubo puntos que de haberse ido un centímetro más lejos hubiera cambiado la historia

Son muchos los puntos que han cambiado el destino de los partidos más importantes de la historia del tenis. Puntos importantes donde de haber ido un par de centímetros más lejos habría cambiado el curso del encuentro y quién sabe si de la historia. Algunos de ellos permanecerán siempre en la memoria tanto de los protagonistas como de los espectadores. Entre los más recientes se encuentran los cinco que a continuación hemos seleccionado.

1. Nadal-Djokovic RG 2013; Semifinales; 6-4, 3-6, 6-1, 6-7(3) y 9-7

Uno de los partidos más recordados en la historia reciente del tenis. La rivalidad entre Nadal y Djokovic vivió otro capítulo glorioso. En esta ocasión, en el territorio favorito del balear y donde el serbio estuvo más cerca de ganar que nunca. Un punto fue la clave que decantó la balanza. Tras forzar el quinto set, Djokovic aprovechó su buen momento para romper en los primeros juegos el servicio del español. Llegó a estar 4-3 y servicio, pero con deuce en el marcador ocurrió algo que cambió la historia. Dominaba Nole el punto y una derecha cruzada suya llevó a Nadal a golpear al límite cortado. La bola llegaba alta pero muy mansa a la raqueta de Djokovic. El serbio la empujó hacia el otro lado para cerrar el punto, pero no pudo frenar a tiempo y tocó la red antes de que la pelota diera dos botes. El juez de silla le otorgó el punto a Nadal ante la incredulidad de Djokovic. No por su decisión sino por la forma en perder un punto clave. Salvó la bola de break pero terminó cediendo su saque y el partido unos juegos más tarde. En la final, Nadal derrotaría a Ferrer.

Momento del punto 15.10

2. Nadal-Djokovic Madrid 2009; Semifinales; 3-6, 7-6(5) y 7-6(9)

En la tierra de Madrid, Nadal y Djokovic disputaron uno de los mejores partidos que se recuerdan. La emoción duró hasta el tie break final que pudo decantarse para cualquiera de los dos. Aquí, no solo hubo un punto clave sino tres, ya que el manacorí salvó hasta tres bolas de partido para terminar tumbando al serbio. La primera de ellas con 6-5 para Nole y servicio, acabó con un tremendo ganador de derecha después de resistir las embestidas de Djokovic. La segunda con 7-6 para el balcánico, aunque esta vez al resto, salvada con un contrapié magistral de derecha. Y la tercera, Djokovic restó, por poco, directamente fuera. Nadal se llevaría el choque con un 11-9 en el desempate, pero luego caería en la final frente a Federer. Quién sabe si Djokovic, si hubiera pasado, habría podido vencer al helvético. Eso sí, ni a Nadal ni a Djokovic les fue bien en el Roland Garros de aquel año. El español perdió ante Soderling en octavos, lo que es su única derrota en la tierra parisina, mientras que el serbio cayó en tercera ronda frente a Kohlschreiber.

Primer match point 22.18; Segundo match point 23.40; Tercer match point 24.50

3. Djokovic-Federer US Open 2011; Semifinales; 6-7(7), 4-6, 6-3, 6-2 y 7-5

Difícilmente ni Djokovic ni Federer podrán olvidar este partido. Aquí hubo dos puntos que cambiaron el destino que, en principio parecía claro. En otro gran encuentro entre estos dos tenistas, el suizo servía para pasar a la final con 5-3 en el quinto. Se colocó 40-15 y todo parecía hecho. Sin embargo, en ese 2011, Djokovic estaba tocado por una varita mágica. Un impresionante ganador de resto y después la cinta llevaron el juego al iguales. Ahí el helvético recuperó dos bolas de break pero a la tercera una inoportuna doble falta le llevó a ceder su servicio. El serbio igualaría a cinco, volvería a romper el saque de Federer y no fallaría con el suyo para meterse en una final en la que se impuso a Nadal.

Primer match point 1.07; Segundo match point 1.46

4. Federer-Roddick Wimbledon 2009; Final; 5-7, 7-6(6), 7-6(5), 3-6 y 16-14

Sin duda alguna, en la carrera de Andy Roddick siempre le quedará clavada la espina de no haber podido ganar nunca Wimbledon. Y eso que estuvo cerca en varias ocasiones, sobre todo en una que le acompañará toda la vida. Con Federer, su bestia negra, al otro lado de la red, el americano había comenzado la final del 2009 mejor que nunca. Set arriba y 6-2 de ventaja en el tie break del segundo. El suizo fue remontando poco a poco y salvando bolas de sets, la primera de ellas con un revés magistral, hasta quedarse a un solo punto, pero el servicio era para Roddick. Con su mejor arma debía sellar el parcial y acariciar el trofeo. No pudo hacer un ace, ni forzar el error de Federer al resto, pero aprovechó una devolución corta para subir a la red con la derecha. Roger llegó apurado y logró devolverla paralela, pero la bola iba fácil para que Roddick la volease al otro lado y se colocara dos sets a cero. Sin embargo, todos esos fantasmas de tantas derrotas contra Federer aparecieron en el momento más inoportuno y el americano golpeó de forma horrible y su volea se marchó fuera de la pista, ni siquiera cayó en el pasillo. El helvético no perdonaría y se llevaría el tie break 8-6. Después en la quinta manga y con 8-8 en el marcador, Roddick tuvo un 15-40, pero tampoco pudo aprovecharlo. Terminó cayendo 16-14 y Federer superó a Sampras en el número de Grand Slam ganados.

Primer set point 1.59; Cuarto y clave set point 2.13

5. Federer-Haas Roland Garros 2009; Octavos; 6-7(4), 5-7 6-4, 6-0 y 6-2

En la misma ronda en la que Nadal había sucumbido ante Soderling, octavos de final, Federer también estuvo a punto de hacer las maletas. Para los federistas este partido ante Tommy Haas, y en especial, uno de los puntos marcó un antes y un después para que el suizo ganara este encuentro y terminase levantando la Copa de los mosqueteros, precisamente ante el verdugo de Rafa. Ante el alemán las cosas no pintaban nada bien para Roger. Dos sets a cero abajo, 4-3 en contra y bola de break. El punto del partido. Si lo perdía prácticamente era su sentencia. Sin embargo, en esas ocasiones es cuando los grandes campeones se crecen. Federer se sacó una derecha invertida a la línea que cambió la historia. A partir de ahí, su nivel de tenis se incrementó a la vez que disminuyó el de Haas. Así, el suizo acabaría ganando cómodamente el cuarto y el quinto set y ganando un partido vital para conseguir unos días más tarde su tan ansiado Roland Garros.

Break point 6.44

Una vez vistos los puntos elegidos, ¿estáis de acuerdo con estos cinco seleccionados? ¿Recordáis otros? Cuéntanoslos.

Comentarios recientes