Final ATP Marsella Open 13: Gulbis-Tsonga

Tsonga y Gulbis decidirán el título en Marsella, tras vencer a Struff y Gasquet en semifinales. Tsonga busca revalidar título y Gulbis seguir con su pleno de finales<

La final del ATP Marsella contará con la presencia de Jo Wilfried Tsonga, vigente campeón en 2013, asegurando una vez más la presencia francesa en territorio local. Tras deshacerse 7-6 7-5 de Jan Lennard Struff, el galo enfrentará a Ernests Gulbis, en plena renovación competitiva desde 2013, y que horas antes se deshacía de Richard Gasquet por un cómodo 6-3 6-2, anulando la posibilidad de final entre compatriotas. Tsonga y Gulbis, cabezas de serie 2 y 3 en el evento marsellés, lucharán por su primer título del año. Dos de los mejores pegadores de la segunda línea de la élite mundial dieron buena cuenta durante todo el torneo de su buen nivel en 2013.

El letón, en pleno ascenso competitivo desde que trabaja con Gunther Bresnik, con el que comparte camino desde principios de 2013, sigue demostrando el mayor punto de estabilidad y madurez de toda su carrera deportiva. Siempre peligrosísimo en pista cubierta, llega a su primera final del año, tras alcanzar las semifinales en Rotterdam. Con un juego incisivo y profundo dejó a Gasquet sin apenas respuesta en todo el partido. El francés, con Bruguera observándole desde la grada, no pudo alumbrar la pista con su mejor tenis. Apagado y alicaído, Richard se abandonó sobre la pista, en la que Gulbis no cedió ni un centímetro para conectar reveses de toda índole, penetrando con sus planazos sobre la defensa, alejada, del de Beziers.

Gulbis construye su victoria al saque, con 30/32 puntos ganados con primer servicio, y con su arma demoledora: su revés en parado, con el que cruza y abre con facilidad. Quizás, el revés más incisivo y dañino en pista cubierta desde la retirada de Nalbandián. Solamente en una ocasión pudo Gasquet tirar el suyo de manera ganadora. La posición en pista sentenciaba de antemano el encuentro, con Ernests dentro de la pista, ordenando tiros precisos y fulminantes.

No es Gulbis un jugador prolífico en finales ATP. A sus 25 años, su talento parecía albergar más domingos decisivos que los que su palmarés atestigua, pero el dato es interesante: entre singles (4) y dobles (2), el tenista letón ha jugado seis finales en el circuito. Ganó todas. A pesar de defender corona en Delray Beach, con el que empezó su ascensión en 2013, ganando el torneo desde la fase previa, Gulbis decide abordar los torneos bajo techo europeos. Tras ganar en San Petersburgo a finales de la temporada pasada, el de Jurmala acude a Holanda y Francia para potenciar su gama de tiros indigestos y poderosos. Semifinal y final para un Gulbis renovado.

Enfrente tendrá a un Tsonga que encontró diálogos de altura en el alemán Struff. A sus 23 años, la heterodoxia del germano dejó detalles de su buena semana. Cruzando el circuito Challenger, pudo en Marsella alcanzar su mejor resultado ATP, en el que tuvo 5-4 y servicio en la segunda manga. Tras un primer set decidido en la muerte súbita, con ambos jugadores solventando turnos al saque no sin roturas –Struff tuvo 6 oportunidades en todo el encuentro, Tsonga 7-, la experiencia del galo desequilibró el primer parcial. En la segunda, un break tempranero puso al joven teutón con la posibilidad de cerrar al saque el segundo parcial. Tsonga rompió, puso el 6-5 y cerró el partido tras colocarse 0-40, con tres errores evidentes de su rival, tenso sobre el alambre.

A pesar del gran momento de Gulbis, el cara a cara dicta un 3-1 para el francés, con una retirada de Jo en Wimbledon 2013, en el único enfrentamiento que Gulbis cuenta en su haber. Una final de altura para el torneo francés, que tendrá, una vez más en Tsonga, una nueva oportunidad de perpetuar la victoria local en el Marsella Open 13.

Comentarios recientes