Rosset: "El tenis actual necesita más variedad"

El suizo afirma ver preocupante una homogeneidad en los patrones de juego

Marc Rosset descarga su malestar con el estado actual de cosas en el tenis. En palabras vertidas a la revista suiza Tennis Magazine, establece que el tenis ha perdido la competitividad que tuvo en tiempos anteriores. El helvétivo considera que el circuito masculino se ha convertido en un coto privado para un grupo muy reducido de jugadores que acumulan todos los grandes méritos.

Apunta directamente a las condiciones de juego como uno de los factores de mayor incidencia para haber quitado del mapa toda suerte de alternativas de segunda línea que puedan contribuir a ciertos desafíos entre la élite. Lamenta la inexistencia de figuras que puntualmente puedan romper las cadenas del dominio impuesto en las altas esferas de la disciplina y atribuye una consecuencia a la deceleración en las superficies: unos patrones de juego cada vez más similares entre las principales raquetas, eliminando la variedad estilística propia de otros tiempos.

Gran sacador, su período de actividad tuvo lugar en la década de los 90 estando entre sus logros más destacables la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 o las semifinales de Roland Garros firmadas en 1996.

"El tenis se ha visto reducido a tres o cuatro jugadores: Nadal, Federer, Djokovic y, en menor medida, Murray. Ellos son los que atraen el dinero y la audiencia. El resto no importa. Por ejemplo, Wawrinka durante 2013 en Basilea. Ganó su partido de primera ronda y había muy pocos aficionados durante los últimos 10 años. Federer hace sombra a todo".

El suizo, de 43 años, indica que en sus tiempos había muchos más jugadores con opciones de levantar Grand Slam, lo que en su opinión convertía el deporte en algo más interesante. En la última década, apenas 7 jugadores fueron capaces de ganar un major, por los 21 campeones distintos en los diez años precedentes. Una alternativa, con la heterogeneidad de superficies bajo las zapatillas, tres veces superior.

"Era mucho más emocionante. El hecho es que los jugadores cada vez son más parecidos. En términos generales, me asusta en lo que se ha convertido el tenis masculino. Necesita más variedad".

Comentarios recientes