Del Potro: "Quiero hacer historia y quedar por siempre en los libros"

El argentino, número 5 del mundo, presenta gran ambición a la espera de un 2014 muy apetecible

Juan Martín del Potro espera con ilusión la apertura de la temporada 2014. De vuelta en el top5, en la campaña en que cumplirá 26 años, la figura del argentino se proyecta como una de las mayores amenazas al orden establecido en la cumbre del tenis masculino. El de Tandil, que abrirá su temporada oficial en Sidney durante la semana inmediatamente anterior al Australian Open, afronta una temporada que se antoja clave en su trayectoria profesional.

En palabras concedidas al diario australiano Herald Sun el argentino refleja los duros momentos vividos tras la lesión de muñeca que forzó el paso por el quirófano a inicios de 2010. Un episodio que cortó de raíz el impulso generado en 2009, año en que logró en Nueva York su primer y hasta ahora único Grand Slam.

Una quincena en la que hizo historia, batiendo a Rafael Nadal y Roger Federer, entonces pareja dominadora del circuito, convirtiéndose en el primer tenista capaz de alzar un Grand Slam batiendo al 1 y 2 del mundo. "Salí de Nueva York siendo la persona más popular de mi país, y quizá del circuito. Meses más tarde, nadie hablaba de mí" recuerda Juan Martín, primer hombre argentino capaz de ganar el US Open desde Guillermo Vilas en 1977.

"Estaba triste, frustrado en casa. Nadie sabía qué estaba sucediendo con mi muñeca. No sabía si volvería a jugar al tenis de nuevo. Fue el peor momento de mi carrera". Desde entonces, tras un destierro inesperado, pasos adelante con cada temporada. Desde 2011 hasta 2013, un proceso de paciencia y recuperación del terreno perdido.

"Casi terminé en el top10 esa temporada viniendo del puesto 500" afirma Del Potro sobre un 2011 de reinserción. "Al siguiente curso gané unos pocos torneos, hice semifinales en Londres y este año ya gané tres grandes torneos y alcancé otra semifinal de Grand Slam tras cuatro o cinco años. Quiero seguir con esta dinámica" indica al ir viendo plasmado ese crecimiento en pista. "Creo en mí mismo. Me gusta ser peligroso para los grandes favoritos" comenta el único hombre capaz de batir a todos los miembros del big4 en 2013.

"El año que estuve alejado del tenis, mi vida cambió. Estoy contento por tener la oportunidad de jugar al tenis de nuevo. Le estoy agradecido a Dios. Intento disfrutar el momento, porque en este deporte todo sucede realmente rápido. Tenemos torneos cada semanas. Puedes ganar un torneo una semana atrás, pero si hoy pierdes todo queda olvidado".

"El US Open fue el mejor momento de mi vida, y unos meses después no sabía si podría volver a jugar. Por eso trato de disfrutar estos momentos. Me encanta jugar. Adoro estar en pistas centrales delante de enormes gradas. Me gustaría construir una gran historia en este deporte, como hice en el US Open, y estar en los libros durante el resto de mi vida".

Comentarios recientes