Federer: "Si llego al 100% a Australia, todo es posible"

El suizo, semifinalista en 2013, confía en poder llegar en plenas condiciones a Melbourne. Sin ponerse límites

Roger Federer mantiene la firme esperanza de lograr el decimoctavo Grand Slam de su carrera en el Australia Open 2014. El helvético, que se encuentra en Dubai preparando la nueva temporada, ha mostrado sus sensaciones conforme acerca el primer gran desafío de la próxima temporada. En palabras recogidas por Australian Associated Press el de Basilea se presenta convencido de poder llegar a Melbourne a tope de prestaciones tanto físicas como mentales para abordar el reto.

El territorio de Grand Slam configura la historia. Es uno de los principales baremos para medir la grandeza atemporal del competidor. Y ahí Roger, con 17 cetros a la espalda, figura en la cima del escalafón masculino. No obstante, fruto de un desgaste temporal inevitable y la madurez de la generación posterior, el suizo ha encontrado una aridez en este desempeño. Roger hizo suyo uno de los últimos 15 majors, lejos de su período de dominación. No obstante, el suizo sigue viéndose capacitado para romper puntualmente esas cadenas.

"Siempre he pensado que he mejorado durante los últimos diez años, sin sufrir retrocesos" subraya antes de colocar la mirada en Melbourne Park, escenario de su segundo grande allá por 2004. "Fui capaz de ganarlo hace 10 años, de manera que siempre he sentido que, conforme avanzo, soy un tenistas más completo. Un mejor jugador".

"Por esto es por lo que siempre pienso que puedo ganar si mi cuerpo aguanta en buena forma y si a nivel mental estoy realmente hambriento para recorrer el mundo y jugar partidos. Todo eso sucede en estos momentos" afirma un Federer lastrado por problemas de espaldas en el tramo central del curso 2013.

Roger se encuentra en Dubai acumulando horas en pista bajo el sol, en condiciones similares a las que encontrará bajo el implacable verano aussie a mediados de enero. Sin exhibiciones de pretemporada, la mente colocada plenamente en competición. El suizo, que por primera vez desde que es campeón de Grand Slam competirá oficialmente en Australia (Brisbane) ante de llegar a Melbourne, busca dar continuidad al rush final de 2013. "Estoy francamente sano. He entrenado con extrema dureza durante las últimas seis semanas y he tenido cierto éxito en el tramo final de temporada" indica teniendo fresca en la memoria la final de Basilea, semifinal de Bercy y Copa de Maestros como aval reciente.

Un tramo del año donde labró tres de las cuatro victorias logradas en 2013 ante el top10, otorgando cierta inercia de juego y sensaciones al refugiarse en la pretemporada. "Eso es bastante importante para mí y para mi confianza, porque me encontraba en una circunstancia realmente complicada desde Wimbledon hasta el torneo de Basilea. Diría que estaba tratando de recuperar mi confianza".

"Al dirigirme a Melbourne realmente espero estar jugar a mi mejor nivel, lo cual considero realmente posible. En ese caso, cualquier cosa es posible para mí. Creo en esto. Es importante para mí jugar mejor ante los grandes jugadores. No he estado mal este año, simplemente no conseguí las suficientes victorias, y eso es algo que quiero mejorar este año".

Federer caminará bajo el sol de Melbourne con 32 años en las piernas. Un hombre que ha roto la historia jugará contra ella. Solamente un tenista en las últimas cuatro décadas logró levantar un Grand Slam habiendo superado esa barrera de edad. Andre Agassi lo logró. Precisamente en Australia. Siendo la sexta raqueta del mundo, Roger puede necesitar superar hasta a tres hombres de auténtica élite bajo el sol oceánico. Una tarea de titanes.

También te puede interesar:

Calendarios: rumbo a Australian Open 2014

Australian Open 2014: récords por batir del Big4

Roger Federer: "2013 no fue un año perdido"

Rafael Nadal: "El objetivo es llegar al 100% a Australia"

Comentarios recientes