Goran Ivanisevic

Éxito dispar el conseguido en su faceta de entrenador por este genio croata nacido en 1971. Al mando de la carrera de su compatriota Marin Cilic desde 2010, no ha sido capaz de llevar a su jugador donde todos pensábamos que podría llegar. Es más, diría que ni siquiera ha sido capaz de transmitirle una pizca de su carácter.

Ivanisevic es recordado por su talento, por su juego agresivo y su excelente saque, que le llevaron a conquistar Wimbledon en 2001 y a disputar la final posteriormente hasta en tres ocasiones más. Pero también lo es por su carácter: se peleaba con todo bicho viviente que estuviese cerca de él y destrozaba raquetas un partido sí y otro también. Suya es la frase “El problema conmigo es que cada partido lo juego ante 5 rivales: el juez de silla, el público, los recogepelotas, la cancha y yo mismo

Poco o nada de esa mala leche la podemos ver en Cilic, un jugador dotado de un físico y una movilidad excelentes pero que carece del hambre necesaria para codearse con los grandes. Sus mayores éxitos los ha alcanzado en torneos de categoría ATP 500 (dos veces campeón en Pekín) y la semifinal del Open de Australia en 2010 es su mejor logro en un Grand Slam. Su último título data de mayo de 2012, en Munich, aunque se perdió media temporada 2013 debido a una sanción por dopaje.

Comentarios recientes