Djokovic sobrevive a Federer en París-Bercy

El serbio superó el test al que le sometió el de Basilea para acceder a la final del último Masters 1000 del año

Novak Djokovic sobrevive. No jugó su mejor tenis, pero lo cierto es que no le hizo falta. Su desarrollado instinto de supervivencia le mantuvo en el partido cuando Roger Federer más apretaba y acabó dándole la vuelta a la primera semifinal del día en París-Bercy. Dieciséis partidos consecutivos ganados: la racha continúa. En el último Masters 1000 del año y apurando sus opciones de acabar el curso en el número uno, el serbio demuestra que va a ser muy complicado batirle.

El trigésimo episodio de una rivalidad enconada, quizá no tan glamourosa como la que mantienen Federer y Nadal y no tan agónica como la que suelen ofecernos el balear y Djokovic. Desde el año 2006, Novak y Roger nos han deleitado con una gran cantidad de enfrentamientos. Muchos de ellos, como hoy en París-Bercy, en semifinales. El serbio, obligado a ganar para seguir manteniendo intactas sus opciones de acabar como número uno el año. El suizo, volviendo bajo la bóveda de la capital gala a sentirse un tenista competitiva tras sumar unas horas antes ante Del Potro su primera victoria ante un top5 en toda la temporada. El duelo estaba servido.

Desde el inicio de la batalla, Federer afina. Afina mucho, y Djokovic sufre. En el techo de Palais Omnisport de París el serbio sufre las acometidas del suizo, que le arrincona en la línea de fondo y no le deja golpear en zonas cómodas de la cancha. El revés cortado de Roger, como ya probó Del Potro el viernes, es un arma a tener muy en cuenta para el genio de Basilea, que saca de la pista a Novak para subir a la red con las garantías necesarias para ganar el punto en la media pista.

A pesar de que hace tiempo que Federer no cuenta con ese servicio asesino que le entregaba muchos puntos directos con su saque, el suizo aún confía mucho en el primer tiro de su repertorio. Sus problemas en la espalda le han ocasionado una bajada pronunciada en la velocidad de tal golpeo, pero aúna el talento necesario para que siga siendo un arma efectiva debido a su buena colocación. Así, hasta el décimo juego del primer parcial Djokovic no disfruta de bolas de break para quebrar a su oponente. Restando para mantenerse en la primera manga, Nole tiene hasta cuatro oportunidades. No aprovecha ninguna. Roger aprieta el puño.

El segundo set comienza como el primero. Federer enchufado, aprovecha los problemas de Djokovic con su servicio y consigue una rápida ventaja. Desde ese momento, se activa en la mente y el cuerpo del serbio un instinto de supervivencia que no tiene parangón en el circuito. A partir del segundo juego, el número dos del mundo se convierte en un ser indestructible. Ha tenido que verse en una situación complicada para tener que recurrir a lo mejor de sí mismo. En los siguientes puntos, se ve a un Nole mucho más activo, que lucha cada bola y exige a Roger más de lo que venía ofreciendo en la pista parisina.

Ya lo pudimos ver ante Del Potro ayer, pero hoy se ha corroborado: a Federer le falta constancia aunque esté jugando a gran nivel. En algún saque de cada set tiene una laguna. Comete un par de errores y da facilidades a su oponente. Carece cada vez más de ese instinto asesino propio de los ganadores. Djokovic huele la sangre, y pasa de estar break abajo a abrir brecha en el marcador tras romper de nuevo al suizo en el sexto juego del segundo acto.

En el último parcial, Federer y el público asistente de París-Bercy se tuvieron que rendir ante el empuje y la constancia de Djokovic. En el cuerpo a cuerpo, liberadas las emociones sobre la pista, el serbio demostró tener una marcha más y quebró hasta en dos ocasiones al suizo para acceder a la segunda final de su carrera en el último Masters 1000 del año. Nole se agarra a sus escasas opciones de acabar como primer clasificado en el ranking ATP. Y es que aunque ahora misma sea la segunda raqueta del ranking, su ambición es la de un número uno. Djokovic sobrevivió a Federer, y ya espera rival en la final de Bercy.

Comentarios recientes