Puntazo de Feliciano en París-Bercy

El español sobrevivió a una intensa brega ante el australiano

Feliciano López protagonizó una de las acciones más destacadas de la primera jornada de competición en Bercy. En el último Masters 1000 de la temporada bajo la parisina, un escenario propicio para jugadores con querencia en las acciones de red, el toledano encontró un entorno propicio para dar rienda suelta a su talento.

En un encuentro duramente discutido (6-4 6-7 7-6) ante el australiano Bernard Tomic, una de las figuras jóvenes más destacadas del circuito masculino, el manchego debió ingeniárselas para desarbolar a un oponente de trazo impredecible. Bernard emplea un abanico de recursos en su propuesta, concediendo una suerte de trayectorias y efectos difíciles de anticipar.

Apenas en el tercer juego del segundo set, tras haber anudado el español el primer acto, Bernard trataba de aguantar desde el fondo de pista, exigiendo siempre esa pelota extra buscando la frustración en un hombre de planteamiento más orientado a la finalización como el de López. Tras un intercambio de numerosos impactos, López decide cortar la temperatura del rally y subir a la red con un approach.

Tomic, atento a las intenciones del español, traza un globo preciso. Pese a su escultural vertical, Feliciano no llega a rematar una bola que describe una parábola con cenit de vuelo altísimo. Se ve obligado a rectificar, corriendo contra el muro hasta devolver la pelota de espaldas a la red.

Con toda la iniciativa ganada, ahora es Tomic quien opta por subir a la red aprovechando la posición retrasada de Feliciano para ganar pista. Emplea un approach de revés cortado. Se aproxima a la cinta y trata de negar la mayor cantidad de ángulos posible.

La subida a la red no se completa, Bernard no se ubica en el centro de pista para terminar de bloquear el ángulo, quedando algo parado observando el armado de brazo de Feliciano. El toledano, bien clavado sobre la línea de fondo, traza un revés cruzado con tintes de passing shot, buscando el único hueco no cubierto por el australiano. Con una precisión de cirujano la pelota surca el aire hasta sobrevolar la cinta ante la mirada de Tomic. Índice al cielo y ovación de la grada. Tremenda ejecución de Feliciano.

Comentarios recientes