El rarísimo juego de Djokovic en Shanghái

El de Belgrado, de manera sorprendente, sufrió para mantener la vertical

Novak Djokovic protagonizó uno de los episodios más sorprendentes de la semana en el Masters 1000 de Shanghái, perdiendo por completo la coordinación de sus movimientos hasta sufrir para mantenerse en pie. En el evento chino que terminó gobernando, durante la final competida ante el argentino Juan Martín del Potro, el balcánico levantó los murmullos de la grada al disputar uno de los juegos más extraños de su carrera deportiva.

En el segundo juego del segundo set, el primero al servicio tras gobernar con solvencia la manga inaugural, Novak pareció perder por completo el control de su cuerpo. En numerosas ocasiones, después de impactar la pelota sufría para ajustar los apoyos, dando lugar a llamativos desequilibrios que a punto estuvieron de mandarle al suelo en más de una ocasión.

Tropezones, malos aterrizajes, movimientos extraños, raqueta despedida por los aires,... una serie de circunstacias que fueron enervando al serbio hasta lanzar preguntas hacia su banquillo buscando explicaciones.

Con semejante debe, Novak entregó por primera vez su servicio en el partido. Renta suficiente para que Del Potro hiciera suya la segunda manga llevando el pulso a un parcial decisivo.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el serbio fue cuestionado por el incidente. "En ocasiones sucede" se limitó a responder el número 2 del mundo.

Comentarios recientes