Marrero y Verdasco ceden en la final de Shanghái

En una final inédita los españoles cayeron ante la dupla formada por Dodig y Melo

La pareja española formada por el madrileño Fernando Verdasco y el canario David Marrero no pudieron alzarse con el título en el Masters 1000 de Shanghái tras caer en la final ante el tándem formado por Ivan Dodig y Marcelo Melo. El marcador final, que refleja un marcador de 7-6, 6-7 y 10-2, es indicativo de un encuentro en el que dominaron los servicios y en el que los pocos errores en situaciones puntuales acabaron decantando el partido por el bando foráneo. En una final inédita en el circuito, las dos parejas dieron lo mejor de sí mismos, demostrando ambas ser merecedoras de un puesto en la Copa Masters de Londres.

La generación dorada del tenis españoles tampoco tiene complejos en la modalidad de dobles. Algunos aficionados ya veteranos recuerdan a la dupla formada por Sergio Casal y Emilio Sánchez, que luchó en su día por los grandes torneos, alzándose incluso con eventos de Grand Slams, pero en general la corriente de pensamiento era aquella que sostenía que esto del doble no era un buen terreno para los españoles. La victoria en la Copa Masters de Londres de Marcel Granollers y Marc López hace once meses consiguió abrir los ojos a muchos y esta infravalorada modalidad empezó a ser más tenida en cuenta en los medios.

La irrupción de Marrero y Verdasco en la élite del circuito de dobles, otorga a nuestro país una situación envidiable para casi cualquier otra nación. Si ya parecía increíble tener a una pareja en el torneo de fin de año que reúne a las ocho mejores duplas del curso, conseguir clasificar a dos para el evento que cierra la temporada es muy meritorio. El combinado formado por el canario y el madrileño se destapó hace un par de años ganando ATP 500 como los de Acapulco o Hamburgo, pero no ha sido hasta este año cuando han cuajado buenos resultados en torneos de mayor enjundia.

Cuartos de final en Melbourne y París, semifinales en Madrid y Montecarlo, y la reciente final en Shanghái, demuestran que Marrero-Verdasco no solo juegan bien en polvo de ladrillo. En el torneo más rápido del circuito, la combinación de especialista en dobles y singlista peligroso desde el fondo de la pista los han convertido en una dupla letal. De hecho, Dodig-Melo les han batido pero no pudieron romperles el servicio en todo el encuentro. A pesar de la derrota, los españoles se sitúan como quintos en la Carrera de Campeones, virtualmente clasificados para Londres ya que tienen una renta de más de setecientos puntos con respecto a la novena pareja del año, que es la primera en no clasificarse para las ATP World Tour Finals.

Ivan Dodig y Marcelo Melo, finalistas de Wimbledon y terceros en la Carrera de Campeones tras coronarse en Shanghái, se encuentran también virtualmente clasificados para Londres. Una situación parecida viven Granollers-López, los actuales maestros, que ocupan la cuarta plaza en la Race. Liderando con mano de hierro el ranking de esta temporada tenemos a los hermanos Bryan, ganadores de tres Grand Slams y cuatro Masters 1000. Les siguen a mucha distancia el austriaco Alexander Peya y el brasileño Bruno Soares, ganadores en Montreal y finalistas en el US Open.

Campeones en Nueva York y sextos clasificados en la Carrera de Campeones, tenemos a la veterana dupla formada por el checo Stepanek y el indio Paes, que han jugado con cuentagotas durante este año pero cuando lo han hecho los resultados no han podido ser mejores. A partir de la séptima plaza de la Race, la lucha por estar en Londres se estrecha mucho. El pakistaní Qureshi y el holandés Rojer están en posición de clasificarse con 2,785 puntos, al igual que los polacos Fyrstenberg-Matkowski que se encuentran a solo 135 unidades de ellos.

Situándose fuera de puestos de Copa Masters están los campeones en Pekín, el bielorruso Mirnyi y el rumano Tecau, que deberán hacer bien en la temporada de piesta cubierta para tener opciones de estar en Londres, al igual que Murray-Peers, campeones en Tokio, y los galos Mahut-Llodra, finalistas en Roland Garros y que seguramente tendrán mucho que decir en el Masters 1000 de París-Bercy. En definitiva, dura pugna por estar en el torneo de fin de año y España que a buen seguro tendrán dos parejas entre las ocho mejores. España es élite también en dobles.

Comentarios recientes