¿Es Nadal el favorito para ganar el US Open?

Debatimos sobre si el mallorquín, campeón en Montreal y Cincinnati, es el principal candidato en Nueva York

Invulnerable sobre cemento en 2013. Dos títulos conquistados en Montreal y Cincinnati como inédita preparación para el último grande del curso. Un dedo levantado hacia el cielo indicando el camino que conduce al número uno del mundo, posible según los resultados a desarollar sobre el cemento azul cobalto del Grand Slam americano. Así llega Rafael Nadal a Nueva York para lanzarse a la conquista del Abierto de los Estados Unidos (desde el próximo 26 de agosto). ¿Es el principal candidato a levantar el último gran pedazo de gloria del año? Gran parte de la prensa especializada responde en este debate planteado por Punto de Break días antes de que la pelota eche a volar sobre Flushing Meadows.

"Su nivel actual le hace ser candidato absoluto", Alejandro Arroyo (Punto de Break)

No menos que nadie. Rafa siempre será máximo favorito en Roland Garros, y en el resto de majors, si juega al máximo nivel, tiene tantas posibilidades como el que más. En Flushing Meadows Nadal ha ganado menos y perdido más partidos que en ningún otro Grand Slam, pero su nivel actual y la manera de afrontar la superficie le hacen ser candidato absoluto. Ya no pregunta con tres derechas previas para ordenarse en pista, sino que dispara sin contemplaciones, desde el saque, desde el resto y desde el primer golpe. Un Nadal en plenitud que corre menos y hace correr más, a cinco sets, es sinónimo de rozar la victoria.

"Llega en un estado de confianza inmejorable", Albert Bassas (RAC 1)

Ahora mismo, Rafa Nadal es favorito para ganar cualquier torneo tal y cómo lo era justo antes de su lesión. El manacorí ha recuperado su mejor versión y llega a la cita en una estado de confianza inmejorable. Cierto es que no se trata de su superficie preferida, pero en Montreal y Cincinnati ha demostrado de lo que es capaz. Y si a ello le sumamos que sus principales rivales (se llamen Djokovic, Murray o incluso Federer) no están compitiendo ni con tanta sobriedad ni con tanta regularidad, Nadal se convierte seguramente en el principal favorito para ganar el US Open.

"No hay un claro favorito", Álvaro Rama (Eurosport y Punto de Break)

Nadal va al US Open con una realidad ante los ojos: títulos en Montreal y Cincinnati. Hacía casi dos años que era incapaz de completar dos semanas consecutivas en pista dura. Se probaba. Y respondió haciendo algo que ningún tenista en activo había logrado. Nadie en la última década ha llegado a Nueva York con esa inercia. ¿Le convierte esto en favorito número 1? Es una afirmación fuerte. Ha reforzado su posición, sin duda. Está invicto en la superficie este año y en el camino ha torcido el brazo de hipotéticos aspirantes al título. En Flushing Meadows tiene una de las últimas barreras a afrontar en su regreso deportivo: los cinco sets de cemento. En Montreal probó que puede competir en pista dura. En Cincinnati, que puede mantener la competitividad en pista dura. En Nueva York, es la exposición al fondo en cemento. Un terreno que Nadal no toca desde hace casi dos temporadas (final de Australia 2012 entregada ante Djokovic tras casi seis horas). Un formato/superficie donde Novak, que hace suyos los últimos 3 precedentes con Federer, últimos 2 con Nadal, Del Potro y Berdych y el más reciente ante Murray, es casi intocable desde hace tres años. Puestos a poner galones creo que Djokovic, mirando un cuadro más amplio, merece el beneficio de la duda. Que se incluya esta última palabra, tras lo vivido, habla muy bien en favor de Rafa. Para mí, no hay un claro favorito. Y eso era impensable hace apenas unos días.

"No es candidato casi único como en Roland Garros", Ángel García (Cadena COPE)

Favorito, por supuesto. Candidato casi único, como en Roland Garros, no. Pero hay tres datos que invitan al optimismo aún más de lo que invitaban en 2010, cuando completó su Grand Slam. Primero, aterriza invicto. No se puede llegar mejor al US Open que con un 15-0 en pista dura y 3 Masters 1000 mordidos. Segundo, el saque. Vuelve a aparecer cuando más se le necesita, con velocidades superiores a los 200 kilómetros por horas y con aces salvadores. Por último, los rivales. Cuesta recordar un Federer tan decaído, un Murray tan satisfecho (por fin Wimbledon) y un Djokovic tan irregular.

"¿No sería más justo atribuir el favoritismo a Djokovic?", Antonio Arenas (Radio Marca)

Teniendo en cuenta que en las últimas tres campañas Djokovic ha acumulado cuatro torneos del Grand Slam sobre cemento y que Nadal no cosecha una victoria sobre esta superficie en un Major desde 2010, ¿No sería más justo atribuirle el favoritismo al número 1 del mundo? Tan solo un jugador en toda la historia del tenis ha conseguido vencer de manera concatenada en Canadá, Cincinatti y US Open (Roddick 2003), y ahora se le exige a Rafa que logre una empresa en la que tropezaron decenas de leyendas de la raqueta. Discrimino de esta postura. Es cierto que para él no hay retos imposibles. Pero Djokovic aguarda sereno, impaciente, deseoso de venganza. Que nadie se olvide del serbio.

"Está viviendo su mejor momento", Arseni Pérez (TVE)

Asombrado. Así se mostraba Toni Nadal cuando le preguntamos -en dos entrevistas que le hicimos en TVE el pasado fin de semana- por cómo estaba jugando su sobrino en los últimos Masters 1000 de Montreal y Cincinnati. Un más que indicativo termómetro: el entrenador de Rafa siempre ha pasado por ser el más autocrítico de su entorno. Pero, esta vez, Toni no se pudo resistir a los halagos. Nadal está viviendo su mejor momento de tenis.

No hay que ser un talibán o muy fan del fenómeno de Manacor para apreciar que en estos dos últimos torneos ha ido más allá de lo habitual. Antes, Rafa rebuscaba entre sus variantes tácticas para definir la solución de los partidos. Pero en los recientes torneos norteamericanos -gracias a su gran momento de forma y confianza- se ha permitido el lujo de revolverse ante los retos que le lanzaban sus grandes rivales… y ganarles la partida en su propio terreno. Pudo con la velocidad de bola de Djokovic en Montreal y Federer -el mejor Federer desde el año pasado- en Cincinnati. Dos grandes espectáculos. Y contra Isner, que se crece cuando juega en Estados Unidos -¡aún más allá de sus 208 centímetros!- no tuvo problema en adaptarse a su territorio natural, los desempates.

Si Djokovic, Murray o Federer jugaran ahora como lo está haciendo Nadal, seguro que diríamos que son favoritos para el US Open. Por supuesto, el balear lo es, posiblemente más que nunca, jugando a un nivel por encima de sus contrincantes más directos. Otra cosa son los imponderables: que su cuerpo haga un click después de la intensidad con la que ha jugado los torneos anteriores… Pero apuesten por Rafa.

"Djokovic es el único capacitado para derrotarle a cinco sets", Enrique Yunta (ABC)

Favorito, muy favorito. Con los números en la mano, nadie puede cuestionar a Rafa Nadal, tan fiable este año en tierra como en cemento. Pero es que, además, no hay ninguna raqueta a su nivel en estos momentos, pletórico en esta gira americana. En Montreal bordó el tenis, mucho más agresivo y directo que otras veces, y le dio continuidad a su juego en Cincinnati. Son dos Masters 1.000 que llenan su mochila de optimismo y con victorias muy meritorias como las que obtuvo ante Novak Djokovic en Canadá o la que firmó contra Federer en Ohio. El saque es correcto, la toca muy bien con el drive y el revés funciona. Y los planteamientos son impecables. El premio en Nueva York es muy goloso, con la posibilidad más que real de recuperar el número uno, y precisamente es Djokovic el único al que veo capacitado para derrotarle en una batalla a cinco sets.

"No hablaría de Nadal como favorito indiscutible", Fernando Gómez (Eurosport)

Después de la gira que está realizando es evidente que las posibilidades de Rafa Nadal para conquistar por segunda vez el US Open han subido. Tanto como para colocarlo entre los tres primeros candidatos e incluso el más adelantado en la lista que comparte junto a Novak Djokovic y Andy Murray, los otros dos campeones de torneos de Grand Slam durante el curso.

No obstante, yo no hablaría de él como favorito indiscutible. Los dos rivales mencionados cuentan con un amplio margen de mejora y motivación con respecto a Montreal y Cincinnati. Además llegan más frescos, aunque con menos confianza, pero tienen espacio para recuperarla.

Serán dos semanas, con tres lunes (esta vez ya determinado así), apasionantes en las que los tres son los rivales a batir: Nadal por estar en mejor forma que ninguno, Murray por ser el campeón vigente y Djokovic por defender el liderato mundial.

"Es candidato por encima de Djokovic", Fernando Vergara (FueBuena y ESPN)

Nadal es el gran candidato para ganar el US Open, creo que un escalón por encima de Djokovic. Lo avala no sólo su mentalidad ganadora, sino los nueve títulos en 2013 (entre ellos, cinco Masters 1000 y Roland Garros), los 15 partidos ganados en cemento este año sin derrotas, el hecho de ganar dos Masters 1000 consecutivos en canchas duras. Nadal, inclusive, está por encima del nivel de 2005. Este año va a quebrar su marca récord de 11 títulos de ese año y si se lo propone, superará los 62 trofeos de Vilas y los 63 de Borg. En FueBuena pensamos que este año va a recuperar el número 1 del mundo; si no es en la recta final de 2013, seguramente se concrete en Australia.

"No me inclino por Nadal, Djokovic o Murray", Jacobo Díaz (Digital Plus)

Para mí, los favoritos para ganar el US Open están entre estos tres jugadores: Nadal, Djokovic y Murray. No me inclino por uno claramente, porque les veo a un nivel muy parecido y alejados del resto de jugadores top 10.

Si que es verdad que, de entre estos tres, Rafa Nadal llega en mejor estado de forma y completando un año perfecto hasta el momento en pista dura, ganando todos sus partidos. Entiendo que es el ańo en el que mejor preparado llega, con mayor confianza y claramente seńalado por todos como favorito al título. Esperemos que siga la racha y nos haga disfrutar de su segundo título en el US Open. Rafa Nadal no tiene límites.

"El contexto de un Grand Slam invita a ser prudentes con el pronóstico", Javier Martínez (El Mundo)

Queda por ver cómo responde físicamente Rafael Nadal, cuyos dos títulos consecutivos en la gira norteamericana de pista dura le sitúan como favorito para ganar por segunda vez en Nueva York. El contexto de un Grand Slam, no obstante, invita a ser prudentes con el pronóstico. Una vez con el hoy número dos del mundo en plena efervescencia, y reordenadas las jerarquías, estoy convencido de que tanto Djokovic como Murray van a dar su mejor nivel. Me gustaría pensar que también Federer, pero creo que al suizo le pesan ya demasiado las distancias largas de los grandes. A falta de una alternativa convincente entre la generación que quiere llegar, y escéptico ante las posibilidades de Isner, sin pedigrí en las rondas finales de los majors, creo que Del Potro puede ser el outsider, a poco que su convincente pegada en pista dura se complemente con la memoria no tan lejana de su gran victoria en Nueva York.

"Se ha mostrado muy fiable al saque, una de las claves para ganar en 2010", Javier Méndez (TENISWORLD)

Es la mejor raqueta de 2013. Nueve títulos y dos finales más en doce torneos disputados avalan una de las mejores temporadas de Rafa Nadal. El español llega al US Open, después de ganar en Montreal y Cincinnati, y su gran momento de forma, juego y confianza lo elevan como el gran favorito. Durante este mes de agosto se ha mostrado muy fiable con su servicio, una de las claves que en 2010 le ayudó a levantar el último Grand Slam del año.

"Sólo le ha faltado medirse con Murray", Jose Antonio Mielgo (Digital Plus)

Sí. Claro que Nadal es el máximo favorito para el Us Open. Él llega invicto en pista dura, como la de Flushing Meadows, esta temporada. Además, lo ha demostrado ante los que, potencialmente, serán sus mayores rivales en el cuarto Grand Slam de 2013. Sólo le ha faltado medirse con Murray.

Ahora, decir que es el máximo favorito, no asegura que ganará el torneo. Para hacerlo, a su favor, llega con la confianza de jugar como exige la superficie y con éxito; en su contra, solo puede reaparecer el dolor en la rodilla si los partidos necesarios se endurecen.

"Es el tenista a batir", Juan López (Cadena SER)

Nadal llega con mejores credenciales que nunca al US Open, ha ganado tres de los cuatro Masters 1000 que se han jugado en pista dura. Además ha cambiado aspectos de su juego para ser más efectivo, está siendo más agresivo que nunca y tiene la derecha en un momento muy dulce. Queda la duda de ver cómo resistirá la rodilla los envites al mejor de cinco sets, pero a Rafa siempre le ha ido mejor conforme los partidos se alargan. Es favorito, ahora mismo es el tenista a batir.

"Está jugando el mejor tenis de su vida sobre cemento", Nacho Mühlenberg (Planeta Tenis y Vavel)

Nadal es el máximo favorito para ganar el US Open porque está jugando el mejor tenis de su vida sobre cemento. Lo avala su inhumano 2013 y su racha de victorias (15-0) sobre esta superficie a lo largo del año. Los tres Masters 1000 que disputó en cemento y al aire libre los ganó, y los tres fueron en Norteamérica (Indian Wells, Montreal y Cincinnati). Pero Nadal no solo es favorito por sus números, sino por su juego: más agresivo, más recto, con más fuerza y metiéndose más adentro de la pista. Con la confianza por las nubes y con la posibilidad de acabar el US Open en lo más alto de la clasificación de la ATP, Rafa Nadal es el candidato número uno a reinar en Nueva York.

"Habría apostado dinero a que se operaba de la rodilla tras Wimbledon", Óscar Burrieza (Federación Madrileña de Tenis)

Si me hacen esta pregunta al terminar Wimbledon, mi respuesta habría sido contundente: no. Además, hubiese apostado dinero a que se operaba de la rodilla. Cada día me sorprende más su capacidad de superación, su ambición y su rapidez para ponerse en forma después de los parones.

La gira americana está siendo perfecta y, sin duda, a día de hoy es el claro favorito. Ha conseguido ser el rival a batir y ya vuelve a ganar algunos partidos incluso antes de jugarlos porque sus rivales han vuelto a sentir que el mejor Nadal ha regresado. Pero esto no significa que será fácil ya que los partidos a cinco sets y la rapidez de las pistas de Nueva York obligarán a Rafa a sacar lo mejor de su tenis. Seguro que lo conseguirá.

"Parece haber quebrado la barrera psicológica con Djokovic", Sebastián Torok (La Nación y Revista GRIP)

Rafa Nadal agota los elogios. Cuando parece golpeado y débil, se reinventa. Tiene una capacidad fabulosa para adaptarse a sus limitaciones físicas ya conocidas. Y durante Montreal y Cincinnati demostró que su voracidad deportiva está intacta. Además, parece haber quebrado aquella barrera psicológica que lo distanció de Novak Djokovic durante 2011, cuando el serbio lo batió en siete finales. Rafa es, sin dudas, el gran favorito para ganar el US Open. Llega a Nueva York en un momento ideal, con la confianza por las nubes y con un tenis agresivo y muy preciso, que fue creciendo partido tras partido durante la gira norteamericana en cemento.

"Un Grand Slam es diferente a cualquier torneo", Tati Rascón (Federación Madrileña de Tenis y Digital Plus)

Después del tropiezo que Nadal tuvo en Wimbledon y los problemas que volvió a sufrir de nuevo con sus rodillas, todos estábamos expectantes después de tanto tiempo sin competir como sería su reencuentro con la competición. Una vez más a vuelto dejar claro en los Masters 1000 de Montreal y Cincinnati que es un deportista único y diferente, un deportista que nunca deja de sorprender y que tiene una capacidad para reinventarse como nadie la tiene.

Por la ambición que demuestra cada semana, por seguir mejorando, por los números que lleva y el nivel de juego que ha demostrado durante este año y por haber ganado 3 de los 4 Masters 1000 que se han jugando en cemento, pista idéntica a la que se jugará en el próximo US Open, Nadal es el principal favorito al triunfo. Pero no hay que olvidar que un Grand Slam es diferente a cualquier torneo, porque se juega a cinco sets, porque hay que estar muy bien tanto físicamente como mentalmente durante las dos semanas y porque es donde los Djokovic, Murray y Federer planifican sus temporadas para poder estar al 100% de su nivel. Normalmente, en las grandes citas como esta, es donde alcanzan su mayor rendimiento de juego y sin duda donde es mas difícil vencerlos.

Comentarios recientes