Federer recupera la raqueta de 90 pulgadas en Cincinnati

El suizo asegura que seguirá realizando pruebas una vez concluya el US Open

Roger Federer confirmó que disputará el US Open con su antigua raqueta después de comenzar su defensa del título en Cincinnati con una victoria (6-3 7-6) sobre el alemán Philipp Kohlschreiber.

El pentacampeón volvió a sus hábitos tradicionales en Ohio al volver a manejar la cabeza de 90 pulgadas, dejando atrás el aro 98 testado durante los torneos disputados en tierra tras Wimbledon. No obstante, el suizo indicó su voluntad por continuar experimentando con una raqueta más grande posteriormente en la temporada.

Federer aterrizó en Cincinnati con la necesidad de recuperar sensaciones tras una derrota en la segunda ronda de Wimbledon, entregar partidos de manera consecutiva en Hamburgo y Gstaad y verse oblifado a renunciar al Masters 1000 de Montreal, aunque no hubo declaración explícita, por problemas de espalda.

Tras las pruebas realizadas sobre tierra durante el pasado mes con un prototipo Wilson de mayores dimensiones a la empleada por el helvético desde 2002, Federer volvió a su antigua herramienta. Y se mostró satisfecho por haber podido competir libre de dolor en la primera ronda de Cincinnati.

"Creo que fue un partido en el que simplemente tenía que pelear para salir adelante y alcanzar la línea de meta. Estuve jugando realmente bien por momentos, aunque a veces quizá tuve un poco de altibajos".

El suizo saldó un primer parcial de altos vuelos, pero entregó su servicio al comienzo de la segunda manga hasta conceder a su rival una renta de 4-2. No obstante, fue capaz de remendar el error antes de suturar el encuentro en el tiebreak.

"Pero evaluando la actuación de manera global, estoy muy contento. Es bueno estar de vuelta jugando sin dolores. Mi mente está bien. Me encontré cómodo mientras jugaba, de modo que me sentí bien con la victoria al final".

Abordando temas de materiales, el suizo confirmó que seguirá realizando experimentos buscando ajustes en la raqueta después de la inminente cita neoyorquina. "Voy a hacer más test de raquetas cuando tenga más tiempo después del US Open. Estuve jugando durante un mes con la negra, pero es un prototipo. Al final, sentí que ahora mismo necesito simplificar todo y simplemente jugar con lo que conozco mejor".

También te puede interesar:

El cambio de raqueta de Roger Federer

Comentarios recientes