Del Potro: "Tras la semifinal de Wimbledon quería matar a Djokovic"

El argentino rememora la colosal batalla librada en Londres horas antes de abrir la gira norteamericana de cemento

Juan Martín del Potro se encuentra en Washington en vísperas de arrancar la gira norteamericana de cemento que desembocará en el US Open a finales de agosto. El tandilense es el primer top10 que se embarca sobre las pistas duras de las mencionadas latitudes, con la confianza centrada en poder trazar un potente tramo de temporada. La tierra que le vio eclosionar en 2009 alcanzando su primera final de Masters 1000 y coronando su único Slam hasta la fecha, cuenta las horas para verle debutar en Washington, un torneo que ha ganado en sus dos últimas visitas.

La última vez que Juan Martín pisó una cancha en dinámica de competición abandonó la pista tras haber quedado apenas a un set de una final de Grand Slam. No volaba a tal altura desde la temporada 2009, su curso de destape profesional. Sucedió en Wimbledon, sobre la misma hierba que un año atrás lo cubrió de bronce olímpico y donde se mostró a sí mismo capaz de llevar al límite al hombre referencia.

"Fue una muy buena experiencia para mí, incluso en la derrota" comentó a la prensa presente en Washington el argentino. "Jugué un gran partido contra el número 1 del mundo en las semifinales de Wimbledon. De manera que hay muchas lecturas positivas a extraer".

El tandilense, que debutará el miércoles sobre el cemento norteamericano tiene fresco en la memoria ese último precedente y recuerda tanto el desgaste a que se vio sometido como los daños colaterales generados de semejante pulso. "Fue una pelea realmente larga. Jugamos un encuentro increíble durante unas cinco horas con gran intensidad. Después de eso necesité una semana para recuperarme. Y Novak estaba realmente cansado en la final. Todo el mundo vio eso".

Juan Martín, que cuenta por victoria o pulso estirado hasta el parcial definitivo el precedente más cercano ante cada miembro del Big4, es consciente de la brecha de nivel existente con el grupo de cabeza. El único tenista ajeno al grupo capaz de alzar un major desde 2005 se encomienda a ganar regularidad para poder estrechar el cerco. Algo trazado en mente para ejecutar en 2014.

"Ése es mi desafío más grande de cara al próximo año. Los jugadores top son tan buenos. El top4 tiene una gran diferencia respecto al resto de jugadores. Tengo que hacerlo bien en los torneos grandes para acercarme, pero eso no resulta sencillo. Son mucho mejores que los demás jugadores. En mi caso y en el del resto de tenistas, jugamos tres o cuatro buenos torneos y nos lesionamos o empezamos a hacer malos resultados. Sé la manera de batir a los jugadores top, pero no es sencillo. Creo en mi juego, pero en ocasiones eso no es suficiente" confesó el argentino.

En una semana de declaraciones controvertidas con referencias a miembros de la élite, el argentino fue replicado por el hecho de que las rivalidades actuales sean menos viscerales que las contempladas en décadas anteriores. El argentino replicó con la sensación que recorría sus entrañas tras ceder el penúltimo choque en Londres. "Por supuesto, al final del partido (semifinal de Wimbledon) quería matar a Novak por haberme batido. Pero no podría hacerlo. Novak es un amigo mío. El partido lució como una guerra pero somos gente normal. Creo que es la manera en las rivalidades son en estos momentos, más amistosas entre nosotros".

¿Cuál es el estado físico de un Del Potro que terminó Wimbledon con vendajes prominentes en la pierna izquierda a causa de un percance articular? "Me encuentro bien, estoy sano. Me torcí la rodilla pero no fue algo peligroso. Me sometí a una resonancia magnética y me hice exploraciones en Argentina. Los médicos dijeron que todo estaba en buenas condiciones".

Confiado en la resistencia de su cuerpo, el sudamericano espera comenzar con buen pie la andadura en Washington e ir cultivando bienestar interior para el resto de la gira. "Me siento sano, y cuando estoy sano disfruto jugando. Debería ser capaz de ejecutar mi mejor tenis. Me gustaría llegar lejos. Mi desafío más grande es el US Open pero si lo haces bien aquí, puedes acudir a Montreal y Cincinnati relajado y manejar la presión en el US Open".

Nueva York, el cielo deportivo de Juan Martín, asoma a finales de agosto. Pero para Del Potro el US Open comienza dentro de unas horas.

También te puede interesar:

Semifinal de Wimbledon: Djokovic v Del Potro

¿Puede Del Potro repetir el verano de 2009?

El resbalón y la rodilla de Del Potro

Del Potro sufre un leve esguince de rodilla

Comentarios recientes