Gigantes sobre albero

Moyà, Bruguera, Costa y Corretja, historia de Roland Garros, analizan las semifinales del segundo grande de la temporada

París - Sucede a la misma hora. Mientras Nadal trabaja bajo el sol de la pista 11, Ferrer quema sus piernas en la arcilla de la cancha número 4. Son los últimos detalles antes de afrontar las semifinales de Roland Garros, la preparación de dos aventureros en busca de la final en el templo de la tierra batida. Antes de saltar al albero para medir fuerzas frente Djokovic y Tsonga, antes de que Francia sueñe con un jugador local en la final por primera vez desde 1998, antes de que el número uno del mundo intente acercarse a la eternidad llegando a la última ronda del Grand Slam que le falta por conquistar, cuatro hombres criados en la arcilla, campeones y finalistas de Roland Garros, analizan las semifinales masculinas en las entrañas del torneo parisino.

¿Quién es el favorito en el partido entre Djokovic y Nadal?

Albert Costa, campeón en 2002

Rafa es favorito. Es evidente que Novak quiere ganar este torneo por primera vez y es el número uno del mundo, pero Nadal en Roland Garros tiene mucho más bagaje, su sistema de juego se adapta mejor a la superficie y es superior a Djokovic.

Àlex Corretja, finalista en 1998 y 2001

No tiene por qué haber un favorito. Ser favorito no te hace ganar. Lo que te lleva a la victoria es jugar bien, encontrar el ritmo, las sensaciones y jugar lo mejor posible. Y, sobre todo, plantear un partido difícil para el rival. Rafa ha llegado en el mejor momento del torneo a semifinales, especialmente tras el partido de ayer, y eso es lo que le da tranquilidad a él.

Carlos Moyà, campeón en 1998

Es un partido muy abierto, muy igualado. Si tuviera que apostar, me decantaría por Rafa porque estamos en Roland Garros, se juega al mejor de cinco sets y esto es como el jardín de su casa, pero si hay un jugador que le puede hacer daño es Djokovic. Ya le ganado en tierra, nunca a cinco mangas, pero es un rival muy duro. Dependerá de si Rafa es capaz de imponer su juego.

Sergi Bruguera, campeón en 1993 y 1994

Es una semifinal más abierta de lo habitual, pero el favorito sigue siendo Rafa. Es cierto que Djokovic es posiblemente el único jugador que realmente le puede ganar en tierra batida.

¿Cuáles son las claves tácticas?

Albert Costa: Nadal lo tiene que mover, intentar que Djokovic no juegue parado, evitar que no tire en estático y con los pies en el suelo. También debe jugar profundo, con altura y entrar dentro de la pista para cerrar jugadas en la red. Tener un buen porcentaje de primeros servicios le ayudará. Hablar de táctica con Rafa es muy difícil, porque él lo tiene más claro que nadie, pero con su sistema de juego, si juega valiente y agresivo, ganará.

Àlex Corretja: Los dos llegan muy bien. En un partido así, los dos están preparados. Todo lo que ha pasado durante el torneo no cuenta demasiado porque ahora hay otras condiciones, ha salido el sol y la pelota bota un poco más alta, lo que favorece al juego de Rafa. Será un partido muy intenso para los dos. Nadal debe centrarse en su juego e intentar tomar la iniciativa. Esto no es fácil, porque a Djokovic también le gusta llevar la iniciativa. Jugar con intensidad en las piernas y en sus golpes. Y con bastante altura hacia los lados para que Novak no se encuentre cómodo atacando la pelota.

Carlos Moyà: Djokovic le tenía tomada la medida en 2011. Luego, Rafa reaccionó muy bien porque en 2012 le ganó las tres veces que jugaron. El partido de este en Monte Carlo no creo que sea referencia. Nadal no jugó muy buen tenis, era la primera vez que se enfrentaba a él después de la lesión y quizás le vino un poco pronto. La progresión de Rafa después ha sido muy buena, sobe todo en Roma. Tiene que intentar que Djokovic no se acomode con su revés, que no tire tres reveses desde el mismo sitio. Es el arma que desmonta y hace daño a Nadal. Por eso, contra él, debe variar un poco su esquema de juego: abrir la derecha del rival, sacar al cuerpo o a la derecha, porque con el revés le viene la bola encima y no tiene tiempo de apartarse, y jugar más metido, más encima de la línea.

Nadal dijo ayer en rueda de prensa que los enfrentamientos entre ambos no influyen demasiado porque se han ganado el uno al otro en muchas ocasiones y en distintos lugares.

Àlex Corretja: Estoy de acuerdo. Cuando te han ganado muchas veces, influye. Ahí sí puedes tener un poco menos de fe. Pero ellos están muy equilibrados. También pasaría si nunca le hubiese ganado en tierra batida, pero esto ya lo ha logrado. Esto, no obstante, es diferente porque es Roland Garros y se juega al mejor de cinco mangas. En estas circunstancias, Djokovic nunca le ha ganado.

Carlos Moyà: Está claro que es mucho mejor tener un 20-10, como Nadal tiene contra Federer que un 19-15. Están muy igualados porque se han enfrentando en muchas circunstancias distintas. Rafa abrió una ventaja muy importante durante los primeros años que se enfrentaron. Desde entonces, se ha igualado todo bastante. La referencia son los dos últimos años. El cara a cara es una referencia de lo igualado que va a estar el partido.

Sergi Bruguera: Si lo dice él, seguro. Yo nunca he jugado tantas veces con alguien y no tengo esa experiencia, pero si lo ha comentado Rafa es así seguro. Siempre es muy honesto en todas sus respuestas y eso es lo que realmente piensa.

¿Por qué Djokovic es la única antítesis deportiva de Nadal? Ni Federer.

Carlos Moyà: Sin ser mejor que el mejor Federer, o estando cerca, tiene un juego muy distinto al del suizo. Si está fino, se siente muy cómodo. A Djokovic le va bien que le levanten la bola al revés porque se apoya muy bien y a Federer todo lo contrario, obviamente. A Roger le molesta mucho que le tiren alto al revés. Djokovic se siente cómodo y ahí tiene que variar Rafa, jugar más metido y abrirle por la derecha. Eso lo tiene muy claro.

¿Quién es el favorito en el partido entre Ferrer y Tsonga?

Albert Costa: David es favorito. Es un tenista más completo que Tsonga en tierra batida y le va a poner un ritmo brutal al partido. Si sale a la pista convencido, es mejor jugador que el francés en esta superficie.

Carlos Moyà: Ligeramente favorito David. Por momento de forma y por la trayectoria que lleva en estos torneos de tierra, donde ha sido la única alternativa real a Rafa. Hablamos de una semifinal a cinco mangas en arcilla, por lo que es favorito. En contra puede tener el público, que puede ser muy peligroso si Tsonga lo maneja bien. Es un partido muy interesante, entre dos estilos opuestos, con muchos contrastes.

Sergi Bruguera: Como el partido entre Djokovic y Nadal, esta semifinal también es muy abierta. Es una oportunidad única para los dos y en la apertura del partido se verán muchas cosas y será clave. Sobre todo, cómo afrontan los dos el encuentro a nivel mental. Luego hay que ver si Tsonga es capaz de imponer su juego agresivo o si David logra contrarrestar ese tenis tan potente.

¿Es la mejor oportunidad que ha tenido Ferrer para clasificar a la final de un grande?

Àlex Corretja: David ha llegado en uno de los mejores momentos de su carrera. Ha evolucionado mucho y físicamente está al máximo. También está con más tranquilidad que nunca a nivel mental. Debe estar muy tranquilo sabiendo que ha llegado al momento importante del torneo en las mejores condiciones. Eso debería hacerle sentir muy optimista. Con la derecha está dominando mucho a los rivales, cambiando muy bien las alturas. Con el revés también está tirando muy bien, con mucha intensidad y jugando largo. Defiende y resta de forma excepcional y mete un ritmo altísimo que a los contrarios les cuesta seguir.

Carlos Moyà: No tiene nada que ver para David enfrentarse a Federer a hacerlo con Tsonga. Cuando vas 14-0, la cabeza sufre. Jugar contra el francés, ante el que tiene favorable el cara a cara, y que no es tan jugador de tierra como de rápida, hace que la oportunidad sea histórica. Por trayectoria y merecimientos, ojalá puede ganar el partido Ferrer.

¿Qué esperar de Tsonga? Fue sorprendente su victoria ante Federer en cuartos de final.

Àlex Corretja: No me esperaba que Tsonga le ganase a Federer en tres mangas de forma tan rápida. Lo que debe hacer David, sin importar el rival, es buscar el ritmo de piernas, la intensidad e intentar no dejar que el rival dicte el partido. Que Tsonga sienta que le cuesta mucho ganarle los puntos. Será un partido difícil para los dos, pero veo a David muy convencido de lo que quiere y está preparado para meterse en la final.

Carlos Moyà: Sorprendió la forma de ganar a Federer el otro día. También que fuera en tres mangas. Tsonga no es el típico jugador de tierra, aunque ahora mismo esté con mucha confianza. Es un tenista de pista rápida, pero juega en casa y es más constante de lo que era antes. Quizás Federer baja un poco más los brazos que antes, pero no me cansó de decir que no le descartó para ganar ningún torneo grande. A veces, la diferencia entre caer en cuartos de final y ganar el torneo es mínima.

¿Le debe el tenis una final de Grand Slam a Ferrer?

Albert Costa: Sí, totalmente. El tenis le debe una final de Grand Slam a David.

Àlex Corretja: Mentalmente, ha encontrado su máxima madurez en estos años de su carrera. Ha ganado buenos torneos, pero le sigue faltando esa final. También Tsonga pensará que merece una final de Grand Slam, aunque ya ha estado en una, pero Ferrer está preparado. Ojalá lo haga aquí.

Carlos Moyà: En deporte, deber o no… es difícil. ¿Lo merece? Sin ninguna duda. ¿Que debería tener no solo una? Sin ninguna duda. Pero las oportunidades, o las aprovechas en el momento, o no vuelven. David persevera e insiste: parecía que no iba a ganar nunca un Masters 1000 y ganó París-Bercy el año pasado. Por eso, es el ejemplo perfecto de la constancia. Estoy seguro de que terminará haciendo final en Grand Slam.

Sergi Bruguera: Debe no creo que nadie deba nada. ¿Que lo merece? Es indudable porque es un jugador que siempre da el máximo en cada partido, siempre está ahí, siempre lucha y aprovecha cada mínima oportunidad que tiene. Y ahora creo que tiene la mejor oportunidad de su vida para meterse en la final de un Grand Slam. Está jugando muy bien, llega fresco y en buenas condiciones. Es mucho mejor para él jugar contra Tsonga que ante Federer, pero si el francés ganó a Roger, y de esa forma, es porque está mejor que Federer.

¿Qué supondría una final entre españoles en París?

Àlex Corretja: Ojalá sea así. Eso es lo mejor que nos podría pasar a todos: demostrar que están ahí. Sería muy gratificante para todos nosotros.

Carlos Moyà: Algo impresionante. La última fue entre Ferrero y Costa. Yo jugué una final española y también lo hizo Bruguera. Es algo que últimamente no ha sucedido tanto y sería un premio a la constancia y tenacidad de Ferrer.

Sergi Bruguera: Sería un orgullo como siempre tener dos jugadores en lo más alto del tenis en un Grand Slam. Son cosas que muy pocos países han conseguido.

Comentarios recientes