Roland Garros: Los españoles, a por el título de dobles

Analizamos el torneo de parejas de Roland Garros, modalidad en la que dos tándems españoles optan a llegar más lejos que nunca.

En Roland Garros también disfruta con los partidos de dobles. Saques potentes, reflejos felinos, voleas imposibles, restos inverosímiles, los mejores especialistas de la modalidad dispuestos a minimizar la lentitud de una superficie como la tierra batida para hacer valer sus mejores armas. Max Mirnyi y Daniel Nestor -campeones de las dos últimas ediciones- no jugarán juntos por lo que el favoritismo absoluto es para los hermanos Bryan, la mejor pareja de la historia, que busca ganar su decimocuarto Grand Slam en la arcilla parisina tras triunfar en Madrid y Roma. Parejas como Benneteau/Zimonjic o Peya/Soares amenazan al dúo estadounidense pero los tándems más peligrosos son dos compuestos íntegramente por jugadores españoles.

Marcel Granollers y Marc López. David Marrero y Fernando Verdasco. Singlistas reconvertidos en doblistas, jugadores de individuales que juegan ocasionalmente el doble. Da igual su origen, lo cierto es que estas dos parejas españoles están, tras casi cinco meses de competición, entre las cinco mejores parejas del año. Por mérito propio se han metido dentro de la élite del doble, una élite a la que es muy difícil entrar si no eres regular y lo haces bien en los torneos más importantes del mundo.

De los inicios de Granollers y López está ya casi todo dicho. Reunidos casi por casualidad tras formar pareja en la eliminatoria de la Copa Davis que enfrentó a España contra Kazajistán hace quince meses en Oviedo, se han ido consolidando poco a poco a base de hacerlo bien en torneos grandes. En el 2012 ganaron en Gstaad, y en el Masters 1000 de Roma antes de sorprender a todos deshaciéndose de las mejores parejas en las ATP World Tour Finals disputadas en Londres. Batieron a parejas como los Bryan, Marray/Nielsen -campeones de Wimbledon- o Bhupathi/Bopanna para hacerse con el título de maestros de la modalidad.

Su temporada de momento, a pesar de situarse en el top3 de la Carrera de Campeones, es bastante discreto sabiendo sobre todo el rendimiento que pueden llegar a dar. Comenzaron bien el año con unas semifinales en el Open de Australia pero han ido transcurriendo los meses y los títulos no han llegado. De hecho, acumulan hasta cinco antepenúltimas rondas, pero aún no han sido capaces de lograr llegar a una final. Perdieron en la antesala del título tanto en Sidney, como en Melbourne, Rotterdam, Miami y Barcelona. Por tanto, mucho por mejorar. Disputarán por primera vez como pareja el Abierto de Francia, y está claro que su principal objetivo es el título de Roland Garrós.

El caso de Fernando Verdasco y David Marrero es bien distinto. Verdasco, un jugador dedicado mayoritariamente al circuito de individuales, ha ido disminuyendo su número de triunfos en el single, pero a poco a poco ha ido encontrando los buenos registros en la modalidad de dobles, sobre todo con David Marrero, tenista con el que hace pareja desde hace año y medio. En 2012 ganaron los títulos en Buenos Aires, Acapulco, Hamburgo y Umag, y solo un mal final de temporada les privó de estar en Londres entre las ocho mejores parejas del año.

En este inicio de curso, a pesar de la ausencia de títulos, han encontrado la regularidad necesaria para competir de tú a tú ante las mejores parejas del ranking ATP. De esta manera han conseguido llegar a las semifinales de Montecarlo, Barcelona y Madrid y a los cuartos de final del Open de Australia, situándose como el quinto mejor dueto del año en la Carrera de Campeones. Su mayor ventaja, que dominan 5-0 los enfrentamientos ante Granollers y López, que a priori son los mejores doblistas españoles del circuito. Su mayor hándicap, que ante los Bryan sufren demasiado, ya que una de las claves del tándem formado por el canario y el madrileño es el resto, que es mucho más difícil de devolver cuando los estadounidenses están al servicio.

Precisamente los hermanos Bryan son la pareja a batir. Dominadores de la modalidad un año más, comenzaron el año como un tiro, ganando su sexto cetro sobre el cemento de Melbourne Park y triunfando por primera vez en su carrera en Indian Wells, el último Masters 1000 que les quedaba por conquistar. Una tempranera derrota en Miami y una dolorosa derrota en Montecarlo tras despediciar varias bolas de partido parecían emborronar un gran inicio de curso, pero nada más lejos de la realidad. Victorias con suficiencia en Madrid y Roma no han dejado dudas, y son los máximos favoritos a lograr su segundo título en Roland Garrós, el que fue su primer Grand Slam y el cual no ganan desde el 2003.

Otros doblistas que pueden estar entre los favoritos son Mirnyi/Tecau y Benneteau/Zimonjic. Estos últimos, apenas han jugado tres torneos juntos, pero ya han dejado muestra de su potencial tras triunfar en el Principado de Mónaco. En la final de Montecarlo, salvaron varias bolas de partido ante los hermanos Bryan y constataron que aúnan el talento de un singlista con la veteranía y el saber estar de un veterano doblista. Si avanzan un par de rondas pueden ser muy peligrosos. Por su parte, la pareja formada por el sempiterno bielorruso y el joven rumano destaca por sus últimos resultados. Una lesión de Tecau les impidió formar tándem en los M1000 del mes de Marzo pero el título logrado en Bucarest y las semifinales en Roma les ponen en la órbita de los favoritos.

Comentarios recientes