Comparativa Novak Djokovic-Rafa Nadal: ¿en qué es mejor uno que otro?

Analizamos los distintos aspectos del juego de ambos y vemos en que se diferencian principalmente

Rafa Nadal y Novak Djokovic son las dos grandes alternativas para ganar Roland Garros. Analizamos y repasamos en qué es mejor uno y en qué es mejor otro.

A apenas tres días para que comience el cuadro principal del segundo Grand Slam de la temporada, Novak Djokovic y Rafa Nadal velan armas de cara a la gran batalla de Roland Garros. Los dos principales favoritos del torneo (con permiso de Roger Federer, al que siempre hay que tener en cuenta) acuden de maneras muy distinta a la cita parisina. El español lo hace con la moral a tope que le da el haber ganado los últimos tres torneos que ha disputado. El serbio, con las dudas propias de un número 1 que no ha sido capaz de llegar a semifinales en sus dos últimas competiciones. Mejores o peores sensaciones por parte de uno u otro, comparamos y analizamos la trayectoria y recorrido de ambos jugadores en una cita que podría marcar el destino de ambos: para el español porque lograría vencer un mismo Grand Slam en ocho ocasiones, algo que nadie ha logrado todavía, y para el balcánico, porque de triunfar lograría sumarse al exclusivo grupo de tenistas que poseen las cuatro grandes coronas del tenis:

Djokovic y Nadal son los grandes aspirantes a ganar Roland Garros.

Títulos: con 26 años y un día, Novak Djokovic posee en su palmarés 37 títulos individuales, de ellos 6 Grand Slams, 14 Masters 1000 y 2 copas de maestros. 82 semanas como número 1, ha acabado el curso en dos ocasiones en lo más alto del ranking y tiene en su poder la curiosa marca de haber ganado todos los Masters menos el de Cincinnati, donde ha sido cuatro veces finalista. Campeón de la Copa Davis en una ocasión y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín, aspira esta temporada a levantar su segunda Ensaladera.

Por su parte, Rafa Nadal se encuentra a tan sólo diez días de cumplir los 27 años. Campeón de 11 majors, es el líder indiscutible de Masters 1000 con 24, si bien le falta por triunfar en Miami, Cincinnati, Shanghái (aunque sí que ganó Madrid cuando era en cubierto), París-Bercy y sobre todo, la Copa Masters, donde tan únicamente ha llegado a una final (2010). Campeón olímpico, en sus vitrinas puede presumir de tener 56 títulos, 4 Copa Davis y por supuesto, junto a Andre Agassi el Golden Slam en categoría masculina. Ha acabado dos años como número 1 y su reinado en la ATP ha ocupado un total de 102 semanas.

Tierra batida: no hay comparación que se resista al balear en la superficie ocre. Nadal es el segundo tenista con más títulos en tierra batida de la historia, 41, sólo superado por el gran Guillermo Vilas. Campeón ocho veces en Montecarlo y Barcelona, siete en Roma y París y dos en Madrid sobre tierra, su efectividad sobre polvo de ladrillo supera el 93% (285-21). En este sentido, Djokovic queda lejos, pese a que sus prestaciones en arcilla para nada son despreciables. Ocho títulos, entre ellos, los tres Masters 1000 (único tenista junto a Nadal, Kuerten, Ríos y Vilas en tenerlos) figuran en una trayectoria que le reconoce 160 partidos disputados en tierra con 123 victorias (76,9%).

Hierba: para ambos la superficie menos agradable por las características de sus juegos. Nadal ha triunfado en tres torneos sobre pasto, sobresaliendo dos Wimbledon y otras tres finales más en la Catedral. Su bagaje supera el 80% de victorias (50-12). Djokovic también ha salido vencedor en Wimbledon (2011), en lo que hasta el momento es su único triunfo sobre césped. Acumula un 47-14 en la rápida superficie (77%).

Pista dura: El balcánico es el rey de este tipo de pistas en los últimos años. La ATP le calcula un promedio del 81,5% de partidos ganados (317-72), que le han valido para conquistar 22 torneos al aire libre y 6 bajo techo. Cifras ligeramente superiores a las de Rafa Nadal que atesora 10 títulos al aire libre y otros dos más en indoor. Su porcentaje de victorias pese a ser bueno, no llega a al 77% (282-85).

Resistencia física: son dos jugadores de enorme recorrido en los partidos largos. Grandísimos defensores, posiblemente los mejores, jugar encuentros que se extienden más de la cuenta no es ningún problema para ambos. La defensa de Nadal quizás se ciña más en la potencia de sus piernas que le permite llegar a bolas casi imposibles, mientras que Djokovic basa más su capacidad de recuperar bolas en la elasticidad de su cuerpo y una posiblemente mayor envergadura. A cinco sets, Nadal ha jugado 20 partidos con 15 victorias (derrotas frente a Djokovic, Rosol, dos Federer y una Hewitt), mientras que Djokovic 24, con 18 triunfos y 6 caídas.

Presión: ambos son tenistas con la suficiente experiencia como para controlar momentos de tensión. Ello se refleja en los tiebreaks disputados. Nadal ha ganado el 62,6% de los disputados (152-91), mientras que Djokovic el 63,6% (145-83). El español posee un 70,9% de efectividad en finales ganadas (56-23), y el de Belgrado un 66,1 (37,19%).

Emparejamientos entre ambos: el cara a cara lo domina Rafa Nadal 19-15. En tierra se han visto las caras 15 veces con 12 victorias de Rafa y 3 de Novak. En hierba domina el español 2-1, pero en pista rápida al aire libre el dato es concluyente: 9-3 para el serbio. En canchas cubiertas, están empatados a dos triunfos.

Saque: se habla mucho del saque del español como su punto débil. El balear en 2013 suele ganar el 73% de los primero saques que sirve, mientras que el serbio el 75%. Algo similar ocurre con el segundo servicio donde Djokovic se lleva el 58% de los puntos disputados en esas condiciones y Nadal el 55%. Sin embargo, y a pesar de ello, Nadal es el segundo tenista que mejor defiende su saque (el 88 % de las ocasiones, sólo superado por el 92% de Raonic), mientras que Djokovic es quinto con un 87% de éxito.

Nadal y Djokovic son los dos grandes favoritos en cada torneo que participan.

Resto: sin duda, una de las claves de la creciente rivalidad entre ambos es el poderoso resto del balcánico, especialmente con su demoledor revés. Pero aquí, las estadísticas de la ATP dicen una cosa curiosa: Nadal es el jugador que más juegos al resto gana esta temporada con el 38% de efectividad, por delante de Ferrer (37%) y Djokovic (36%). Eso sí, no hay que olvidar una cosa tanto en este apartado como en el del saque. No es lo mismo restar en tierra que en rápida, donde la devolución suele ser más complicada, pues hay menos tiempo de reacción, y en ese sentido, mientras que el serbio ha disputado la mayor parte de encuentros en ese tipo de suelo, el español lo ha hecho en arcilla, lo cual favorece notablemente sus opciones al resto. Técnicamente, Nadal prefiere restar más lejos de la línea de fondo para tener un mayor tiempo de reacción. Djokovic apura más su presencia sobre la línea basándolo todo en un gran instinto y unos excelentes reflejos. Dos maneras diferentes de restar, cada uno con sus armas, pero perfectamente valiosas y como se ve efectivas.

Mejor uno en unas cosas, mejor otros en otras facetas, lo que está claro es que en las dos próximas semanas, Roland Garros vivirá un tremendo duelo entre ellos por ver quién se corona campeón. Todo ello con el permiso claro está de otros 126 tenistas más, entre ellos un tal Roger Federer, que a buen seguro tendrá cosas que decir.

Comentarios recientes