El triple objetivo de Novak Djokovic en Roma

Ganar el torneo, conseguir su victoria 500 y demostrar su superioridad en tierra sobre Nadal son algunos de sus propósitos en Roma

Novak Djokovic busca en Roma un triple objetivo: ganar por tercera vez el Masters 1000 italiano, lograr su victoria 500 y demostrar que lo ocurrido en Madrid fue tan sólo un accidente. ¿Lo conseguirá?

Vive la ATP tiempos de curiosas celebraciones. Si ayer era el retirado Andy Murray quien cumplía 26 años, hoy lo hace Grigor Dimitrov, quien se queda en 22 primaveras. Más celebraciones porque este mismo mes Tomas Berdych y el propio Andy Murray han logrado sobrepasar las 400 victorias en el circuito. En plena vorágine de coincidencias estadísticas, otro hombre que curiosamente cumple 26 años el día 22 de mayo aspira, un poco antes, el próximo domingo, a superar otro listón importante: el de los 500 triunfos. Se trata ni más ni menos que del número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic.

Djokovic busca el tercer título en Roma.

Derrotado por sorpresa en Madrid, donde cayó en su primer partido por segunda vez en las últimas tres temporadas (la otra ocasión fue ante Sam Querrey en París-Bercy), está el serbio en Roma con la intención de alzar un título que tendría importantes connotaciones de cara al futuro. Y es que vencedor del torneo en 2008 y en su excepcional 2011, de conquistarlo una tercera vez se sumaría al austriaco Thomas Muster como el segundo hombre con más títulos en la Ciudad Eterna con tres coronas, aunque todavía lejos, eso sí, de las seis de Rafa Nadal.

Precisamente, casi más importante que ganar el torneo, será volver a verse las caras en unas hipotéticas semifinales con el español, al que ya venció dos veces en tierra en 2011 y al que recientemente le batió en la final de Montecarlo. Una nueva victoria ante el manacorí sería poner tierra de por medio en la Race de 2013 de la que sólo les separan 130 puntos y sobre todo, una fuerte inyección de moral de cara a su gran reto Roland Garros, donde aún debe demostrar que es capaz de batir al heptacampeón parisino a cinco sets.

Claro que ganar el que sería su 15º Masters 1000 le traería entrar en el selecto grupo de los tenistas con 500 o más victorias en la ATP. Con 496 en la actualidad, de conseguir llevarse el cetro romano se convertiría en el cuadrigésimo hombre en lograr semejante hazaña, de las que 126 serían en tierra batida. Y es que a pesar de ser estar considerado un verdadero experto de las pistas rápidas no es Djokovic un tenista que tenga alergia ni mucho menos a la tierra arcilla (su porcentaje supera el 77%, más que en hierba o pista cubierta).

Ocho de sus 37 títulos se han producido en polvo de ladrillo, entre ellos los tres Masters 1000, lo que le hacen tener el honor de ser junto a Nadal, Marcelo Ríos y Gustavo Kuerten uno de los cuatro tenistas capaz de tener en su poder la triple corona de la tierra batida, corona que por supuesto no incluye el deseado Grand Slam francés, torneo que curiosamente tampoco nunca pudo caer en las manos del antiguo número 1 chileno.

Djokovic lleva 81 semanas como número 1 del mundo.

Largo reinado en la clasificación

Una de las preguntas que más se hacen los aficionados al tenis es saber hasta cuándo seguirá siendo número 1 el serbio. 81 semanas al frente de la clasificación, se encuentra ya el balcánico entre los 10 hombres que más tiempo han liderado el ranking. Tiempo que aún podría prolongarse mucho más, pues de largo parece ser el tenista más regular de los últimos tiempos. Seis presencias en las últimas siete finales de Grand Slam, parece tener el serbio la consistencia perdida de Federer o la regularidad nunca adquirida de Murray. Sólo Rafa Nadal puede ser considerada una amenaza a su liderato. Y ello, con el matiz de que el balear se encuentra todavía algo lejos en la clasificación y con dudas sobre el estado de su rodilla, quizás su gran hándicap en la lucha por el número 1.

Comentarios recientes