Mini-tenis en Montecarlo

Las dos primeras raquetas del mundo disfrutaron antes del comienzo del torneo

Novak Djokovic y Andy Murray se encuentran en Montecarlo para competir en el primer Masters 1000 de arcilla de la temporada. Los dos hombres que encabezan el escalafón masculino generan expectación allá por donde pasan, y la cita monegasca no resultó una excepción para serbio y escocés.

Aprovechando su presencia conjunta en el evento, la organización dispuso una exhibición de mini-tenis en la Place du Casino poco antes de la celebración del sorteo del cuadro individual. Momentos antes de que el azar dejase configurados los cruces potenciales de la semana a orillas del mediterráneo, Andy y Novak se prestaron a protagonizar una amena sesión de mini-tenis a ojos de los curiosos que se arremolinaron en torno a tal evento.

Después de pelotear durante unos minutos en un entorno emblemático, con construcciones de belleza arquitectónica y cubiertos por un clima primaveral, los campeones de los últimos dos Grand Slams del circuito masculino atendieron preguntas sobre el inminente torneo de arcilla.

"Es bonito estar de nuevo aquí. Vivo en Mónaco, estoy muchos días por aquí" comentó un Novak Djokovic cuya participación en el torneo, en virtud a la lesión de tobillo sufrida en Copa Davis, aún se encuentra en entredicho. "Realmente espero con ganas el torneo y ojalá pueda estar suficientemente preparado a nivel físico para competir aquí durante la próxima semana" concluyó.

Por su parte, Andy Murray se mostró confiado en sus opciones para romper a rendir sobre tierra batida, rememorando sus tiempos de formación en tal firme. "He crecido en esta superficie. Siendo apenas un quiceañero estuve dos-tres años en Barcelona entrenando sobre tierra batida" argumentó el de Dunblane. "Es un suelo que me gusta. Simplemente no siempre he sido capaz de mostrar mi mejor versión en ella. Éste es un gran torneo, espero que todos disfrutemos de una buena semana"

Comentarios recientes