Djokovic, indeciso sobre Montecarlo

El número 1 del mundo debe guardar reposo antes de decidir si juega en el Principado

Novak Djokovic se ha sometido a una resonancia magnética para determinar el alcance de la lesión de tobillo producida durante la eliminatoria de cuartos de final de Copa Davis que enfrentaba a Serbia y Estados Unidos. Las pruebas, según ha informado el equipo del balcánico a través de un comunicado oficial, no han mostrado daños de consideración en los ligamentos de la articulación. Se le recomienda reposo y su participación en Montecarlo queda supeditada a la recuperación.

De esa manera, quedaba descartada la posibilidad de una erosión física de dimensiones importantes que hubiera obligado al serbio a mantenerse al margen de la competición durante un período de tiempo amplio. "El número 1 del mundo pasó una resonancia magnética esta mañana que no reveló daños estructurales en la cápsula articular ni en los ligamentos" indica la nota antes de advertir que pese a la menor gravedad del asunto un período de sosiego físico es necesario para recuperar la zona.


"Un estiramiento extremo de la estructura articular requiere terapia y estricto reposo durante los próximos días". Aún en territorio estadounidense, el balcánico mostró su voluntad de no regresar a Europa hasta tener conocimiento preciso del mal padecido. Una vez concretado el alcance del incidente, el serbio deberá mantener en cuarentena su organismo para tratar de acelerar la vuelta a la normalidad.

La próxima cita en el calendario de Novak Djokovic, el Masters 1000 de Montecarlo, se encuentra a la vuelta de la esquina. Los principales cabezas de serie comienzan a competir a partir del 17 de abril, de modo que el balcánico tendría un horizonte de ocho días para decidir si comienza en las inmediaciones del Principado su temporada de tierra batida. Una participación supeditada a su evolución física. "En función de la recuperación, se tomará una decisión sobre la participación de Novak en el inminente torneo de Montecarlo"

Comentarios recientes