Nadal valora el trabajo por encima del logro

El manacorí expresa su filosofía de trabajo, basado fundamentalmente en la superación personal

Rafael Nadal, campeón del Masters 1000 de Indian Wells 2013 y la mentalidad trabajadora desde el principio de los tiempos. El mallorquín alzó el título en el primer torneo disputado sobre cemento en prácticamente un año. El mismo suelo que mordisquea el origen de sus miedos, el firme que más condiciona la salud de las articulaciones, le vio desplomarse de gozo al cerrar el torneo.

Dudas incluso sobre su participación, pero un evento sellado con tres triunfos sobre tenistas ubicados entre los diez primeros. Dudas sobre su futuro en la superficie, pero puñetazo sobre la mesa en el primer combate. Una capacidad para convertir en hechos lo que se antojan utópicos sueños. Una demostración de superación definida por el mallorquín en California. Dudas sobre su forma física, pero el mejor arranque de su carrera. "Al final uno no puede pensar en los demás. Nunca lo hago. Puede ser que haya rivales mejores que tú, sin duda alguna, o que no puedas alcanzar cierto nivel, pero sí puedes hacer todo lo que esté en tus manos para ser mejor y superarte a ti mismo".

Haciendo suya la filosofía de que el éxito es una camino sino un destino, el balear puso en perspectiva la fórmula para subir al último peldaño de una escalera a la días atrás parecía no podría subirse. Horas y horas de entrenamiento en la sombra. La victoria podrá llegar o no, pero la base debe de ser sólida para levantar la pirámide. "Depende de ti hacer las cosas lo suficientemente bien para intentar ser mejor. Si uno se supera, eso es lo que te da la satisfacción personal. Desde mi punto de vista, lo que te da la satisfacción no es tener el trofeo aquí a mi lado, sino el camino, todo lo que has hecho para llegar a esta situación. Si no, todo sería fácil y tendría poco valor. Ahora me acuerdo de todas esas horas de trabajo. Son las que te dan esa emoción al ganar un trofeo o ganar un partido" sentenció el balear.

El actual número 4 del mundo no acudirá al segundo Masters 1000 de la temporada -lo cual le relegará de nuevo a la quinta plaza masculina- que desde el próximo jueves se disputará en Crandon Park. Así lo reconocía en los micrófonos de Teledeporte nada más terminar el partido ante Juan Martín del Potro. "Desafortunadamente no voy a jugar en Miami. Desde mi regreso he disputado el máximo número de partidos posible. Los médicos recomiendan reposo para la rodilla. Es hora de descansar para llegar al 100% a Montecarlo".

El torneo monegasco pondrá el punto de partida a la gira de tierra batida el próximo 13 de abril.

Comentarios recientes