Nadal no esperaba el resultado de Indian Wells

El balear hizo balance de lo conseguido antes de afrontar la final de California

Rafael Nadal se ha clasificado para la final del primer Masters 1000 de la temporada sobre el cemento de Indian Wells. Su primer torneo en la superficie tras casi un año alejado de las canchas duras en competición que vuelven a colocar al mallorquín bajo el radar de la élite del deporte. Tras someter a Tomas Berdych en semifinales, el español atendía a los medios para hacer balance.

Un torneo encarado con comprensible cautela pero donde se ha alcanzado el último peldaño entregando apenas un parcial, habiendo tumbado a dos oponentes top10 por el camino. El manacorense volvió a mostrarse sorprendido por lo obrado. "Esto parecía algo imposible. Era muy difícil imaginar algo así, pero aquí estamos hoy".

Con la mirada puesta en el partido por el título ante Del Potro, el actual cinco del mundo se quitó presión de los hombros apuntando que la altura de lo conseguido es superior a lo imaginado. "No tengo nada que perder. Ya he hecho más de lo que esperaba, así que cualquier resultado será fantástico. Voy a disfrutar, a dar lo mejor y a tratar de ganar, pero sabiendo que estar ya en la final es un regalo" analizó Rafa.

Montado en una racha de trece triunfos consecutivos fue requerido para trazar sus pensamientos a medio plazo. "Nunca se sabe qué va a pasar en el futuro, pero esto no parecía posible. Estoy muy contento por cómo han salido las cosas este último mes, especialmente las tres últimas semanas. Sin duda, es uno de mis mejores torneos en mucho tiempo. No es fácil volver tras siete meses fuera. Esto es totalmente inesperado" insistió el mallorquín.

Consciente del progreso armado pero con detalles por pulir, ell balear no deja escapar la oportunidad para concienciarse sobre la necesidad de continua mejora. Para acelerar el ritmo de pensamientos acercando sus acciones al automatismo. "Necesito seguir jugando para conseguir esa rapidez, recuperar la visión de los puntos, la reacción en cada momento... Ahora mismo todo es nuevo para mí. Hoy estaba nervioso por cerrar el partido. Son cosas que hay que ajustar. Pero todo esto ayudar a recuperar la confianza y saber lo que debo hacer en cada momento" reflexionó Nadal.

Su rival en la final californiaina será el argentino Juan Martín del Potro. El tandilense, tras infligir a Djokovic la primera derrota del año, llegará a la final con menos margen de descanso y más tiempo acumulado en las piernas. Habiendo empleado cerca de seis horas en tumbar a los últimos dos finalistas de Grand Slam, el argentino valoró sus opciones ante Nadal en busca de su primer Masters 1000.

"Se está moviendo muy rápido en la línea de fondo, así que trataré de ser agresivo, subir a la red, servir bien y cometer pocos errores. Debo hacer todo perfecto mañana e intentar jugar un poco mejor cada día. Es una final, así que es un partido especial. Siempre lo es cuando juegas contra los favoritos, pero trataré de hacer mi juego y ver si Rafa me deja algún resquicio (...) Los resultados demuestran mi nivel, pero sé que debo mejorar y subir más a la red. Estoy trabajando en ello y creo que estoy rindiendo a buen nivel" analizó Del Potro.

Comentarios recientes