Puntazo en Indian Wells: Raonic vs Tsonga

Canadiense y francés disputaron una acción espectacular cerca de la cinta

Milos Raonic y Jo-Wilfried Tsonga se enfrentaron sobre el cemento de Indian Wells buscando los cuartos de final del primer Masters 1000 de la temporada. Su último enfrentamiento, un choque histórico en los Juegos Olímpicos de Londres estirado hasta los 48 juegos en la última manga, anticipaba un cruce de altos vuelos. Por ejemplo, la sucesión de voleas producidas al comienzo del tercer acto.

El tenista canadiense atravesa una de las fases más críticas del encuentro para un competidor de su perfil: rendir tras haber visto quebrado el servicio. Para más inri la entrega del saque implicó la pérdida del segundo set, llevando la pelea al parcial decisivo. Tsonga acumulaba tres juegos consecutivos y amenazaba en el arranque de la tercera manga. Raonic con margen de error justo.

Un primer servicio sobre la T en el cuadro del deuce a 210km/h le otorga la iniciativa del intercambio. Tsonga apenas puede poner la raqueta con el revés, devolviendo una bola corta. Milos juega su primer tiro de fondo metido un metro en pista. Una derecha inside-out sin excesiva dirección nuevamente sobre el flanco de revés del galo.

Tsonga, más forzado al golpear en carrera, devuelve un globo muy bombeado y profundo, obligando a Raonic a retroceder para rematar en posición cómoda. Su smash vuelve a cargar el backhand de Jo-Wilfried, que se defiende con golpes cortados. Una derecha paralela permite a Raonic volver a ganar pista y venirse decidido a la red. Tsonga busca un pasante de revés cruzado, pero tan centrada es su trayectoria que Milos llega a volear con cierta facilidad.

Se producen acciones de red: un área con terreno por explorar por Milos y una variable donde Jo-Wilfried intimida más que gestiona con autoridad. En cualquier caso, la iniciativa es de Raonic, que varía tiros paralelos y cruzados, llegando a cambiar de flanco de golpeo. Tsonga se defiende como puede hasta que Milos le coge a contrapié con una volea de revés con dirección paralela.

En total, cinco voleas sucesivas que levantaron al público de los asientos. De poco le serviría la acción a un Raonic que entregaría el duelo con doble falta encarando bola de partido. "No sabía que era match point" confesaría con posterioridad al duelo. El canadiense hincó la rodilla en su tope a nivel ATP: los cuartos de final de Masters 1000.

Comentarios recientes