The Dallas Tennis Classic: El mejor Challenger del mundo

El torneo texano, que cuenta con un plantel de lujo, es el mejor evento del ATP Challenger Tour

La localización en el calendario del torneo de Dallas le convierte en el mejor evento Challenger del mundo. Situado entre los Masters 1000 de Indian Wells y Miami, las restricciones que afectan a otros torneos de la misma categoría y que impiden que los top50 se apunten a la lista de participantes, no existen. Un plantel de lujo que para su segunda edición podría contar con jugadores de la talla de Marin Cilic, Tommy Haas o Jerzy Janowicz.

La historia de este evento se inicia en 2004. Surge de la ambiciosa idea de crear un torneo perteneciente al entonces llamado ATP Challenger Series que se dispute entre los Masters Series de Indian Wells y Cayo Vizcaíno. De esta manera, los jugadores importantes que cayesen a las primeras de cambio en el torneo californiano tendrían una posibilidad de jugar más en ese tipo de pistas y coger el necesario rodaje tenístico antes de irse a Miami. De esta manera nace Sunrise, el mejor Challenger del mundo, disputado en Florida y que durante siete ediciones albergó un torneo que nada tenía que envidiar a muchos ATP 250. De hecho, en muchas ocasiones el cuadro era sensiblemente mejor que algunos torneos del circuito.

El primer ganador del evento fue Jurgen Melzer, que ganó la edición inaugural al vencer en la final a un veterano Thomas Enqvist que daba ya sus últimos coletazos como profesional. El año siguiente el gran protagonista fue el eslovaco Karol Beck, que triunfó sobre Davide Sanguinetti y que ya avisaba de que su peligro en la pista no solo estaba acotado a sus participaciones en la Copa Davis. Al año siguiente disfrutamos con el español que más lejos ha llegado, Beto Martín, que alcanzó la final pero no pudo llevar el trofeo a España al sucumbir ante Dmitry Tursunov, un jugador que en esos momentos se encontraba rozando el top20 de la ATP.

Gael Monfils derrotó a Andreas Seppi en la final de 2007 y el relevo del galo lo tomó Robin Haase al vencer a Grosjean al año siguiente. Como se puede observar, todos tenistas de una gran calidad que evidencian la buena salud que tuvo el torneo. 2009 presenció el mejor plantel de la historia de Sunrise. Hasta nueve top50 fueron de la partida y una final de campanillas protagonizada por Tomas Berdych y Robin Soderling, con victoria para el sueco en dos cómodos parciales, supuso el cénit del evento. Como anécdota, decir que este encuentro por el título tendría repetición un año después en las semifinales de Roland Garrós, y que tuvieron que pasar solo catorce meses para que ambos jugadores se encontrasen en el selecto club de los top-ten.

La última edición del torneo en Florida se disputó en 2010, con victoria de Florian Mayer ante el francés Gilles Simon. Patrocinadores como BMW y Pepsi se bajaron del barco y los problemas económicos hicieron que el torneo dejase de celebrarse. Sin embargo, no desapareció del todo, ya que el pasado curso se volvía a retomar, pero en esta ocasión con sede en Dallas. Con un corte por debajo del top100 -el último jugador en entrar directo al cuadro era el 99 del mundo- y con Marin Cilic como primer cabeza de serie, se retomó un evento que si bien no contaba con grandes estrellas salvo el croata sí que gozó de un gran nivel medio.

Frank Dancevic, desde la previa, se hizo con el trofeo tras derrotar en la final a Igor Andreev y en 2013 defenderá su título en Dallas, ya sea desde la fase de calificación o directamente desde el cuadro final ya que tiene muchas papeletas para recibir una Wild Card. El plantel de este año está comandado de nuevo por Cilic, que está ocasión ha reducido a la mitad su ranking. Si la pasada temporada acudió a la ciudad texana en la posición número 24 de la ATP, en este curso se encuentra en la duodécima plaza de la clasificación mundial. Una tempranera derrota en Indian Wells podría hacerle acudir por segundo año consecutivo a este torneo. Otro de los que podría repetir experiencia es Tommy Haas, que hasta que una lesión le obligó a no presentarse a su partido de semifinales del pasado año, no había cedido un solo set en toda la semana.

Jerzy Janowicz podría ser uno de los debutantes y partiría, si no hay bajas, como tercer preclasificado. Jugadores peligrosos como Kevin Anderson o Jarkko Nieminen también están apuntados en la lista de participantes, que cuenta con Marcel Granollers, Feliciano López y Albert Ramos como únicos españoles. El albaceteño Guillermo García López se encuentra en la lista de alternates, esperando bajas ya que se presume que algunos de estos jugadores se darán de baja al seguir vivos en Indian Wells. A pesar de ello, y viendo que el último jugador que entra directo es Lukas Lacko -número 74 del mundo-, por muchos tenistas que se borren, no parece que ningún tenista fuera del top100 pueda jugar el cuadro final sin pasar por la fase previa.

Comentarios recientes