Petra Kvitova se luce en Dubai

Sola durante toda la semana, sin miradas cómplices, manda un mensaje de alarma hacia el top4, que está por confirmar

Qué limpio le pega Petra Kvitova, ¡qué limpio!, como si la raqueta fuera auténticamente una mera extensión de su brazo, como si sintiera cada poro de su piel contraerse antes del golpe para soltar todo el poderío que incuba dentro de sí contra aquella pelota amarilla que se atreve a acercarse. Petra se ha lucido en Dubai. Y grita ante cada poderoso golpeo que lanza contra una mentalidad italiana indestructible que hay que martillear una y otra vez, se retuerce hacia el top3 de la WTA que se le escapa y se revuelve sobre su puño en alto mientras su trenza se marea. Esto último, lo hace para sí misma, se revuelve y se grita, es consciente de lo que ocurre.

Campeona del WTA Premier de Dubai, primer título -descontando la Fed Cup- desde el pasado mes de agosto. “Un partido con muchas subidas y bajadas, pero he tratado de mantenerme concentrada, pues Sara es de las jugadoras que si te despistas te gana sin problema”, confesaba después de ganar a pie de pista. ¿Cuál ha sido tu mayor fortaleza en este partido? le cuestionaban... “ningún golpe en especial, yo hoy me quedo con que he sabido estar concentrada y tranquila. Necesito seguir así, sin dejarme despistar”, confesaba la checa más mandándose un mensaje a sí misma que respondiendo la pregunta.

Estaba sola en Dubai, curiosamente su entrenador se había tomado esta semana de vacaciones. “A veces es bueno estar sola en la pista, no buscar miradas cómplices sino buscar soluciones; pensar por ti misma, no te queda otra”, relatan que confesó en rueda de prensa. Quizás pueda sacar conclusiones interesantes Petra tras lo comentado. Quizás su excesiva dependencia de otros sea una de las causas que le había parado su progresión. Quizás no se acuerde la tenista checa que en el último WTA Premier de esta categoría que conquistó, el de Montreal 2012 -que le acabó sirviendo junto a New Haven para coronarse campeona de las US Open Series-, también estaba sola. Digo yo que quizás, sólo quizás, esto realmente signifique algo. Los 48 winners conseguidos por 38 errores no forzados, durante los 22 juegos disputados hoy, ofrecen una media de más de dos golpes ganadores por game. La efectividad de su tenis representada en números y su capacidad para salirse ella solita de la tela de araña que Errani le había preparado, en la que había caído durante todo el segundo set, sin un gesto de apoyo, sin una búsqueda de aire ante el agobio, son las grandes conclusiones de este partido. Petra sabe respirar sola... y Petra se luce sola.

Nos cuestionábamos hace apenas una semana si Kvitova estaría en serio de vuelta de nuevo o si seguíamos ante la Kvitova que una semana brilla y a la siguiente se ensombrece; si la excelente forma mostrada en Doha ante Serena Williams, la nueva número 1 de la WTA, tendría continuidad; si, en definitiva, nos podíamos alegrar de tener de vuelta a la checa que tantas veces hemos echado de menos. De momento en Dubai ha mantenido el nivel mostrado en Doha, y ello le sirve para subir un peldaño más en su clasificación y pasar a ser la #7 del mundo, desbancando precisamente a Errani, su rival esta noche. Mas poco importan los lugares en el ranking, el objetivo es volver ante las grandes. Y para lograr eso aún queda mucho.

Una gran y ambiciosa meta aparece en su horizonte: romper la dinámica de Serena, Azarenka y Sharapova, que han eclipsado la WTA durante el último curso, con la colaboración de Radwanska y Kerber. ¿Dónde ha estado Kvitova? Poco importa. ¿Dónde va a estar? Ni ella lo sabe, pero las pistas hay que seguirlas, por muy difícil de interpretar que sea su caso. Lo fundamental es que la checa había empezado el 2013 igual de desaparecida, de hecho había recurrido a la estrategia de volver tras sus pasos y retornar al WTA de Paris, donde en 2011 empezó a construir su gran año, para caer en una desilusionante segunda ronda. Tres días después de que Azarenka y Li jugaran la final del Open de Australia, ella estaba a más de 14 horas de diferencia horaria jugando un partido WTA. Había hecho un esfuerzo y de poco había servido. Las diferencias entre el escalón del top3 y el del resto de top10 son muy grandes, y en los Grand Slam donde todo goza de más repercusión más aún, y es ahí donde más duele. En Melbourne era el segundo Grand Slam consecutivo en que Petra, la destinada a liderar la WTA, no alcanzaba la segunda semana de competición. Por eso acudía a París, y por eso necesitaba replantearse cosas. Menos mal que como siempre apareció la Fed Cup, para retornar a las buenas sensaciones.

Pero, ¿a ésta qué le pasa?”, se preguntaban dos comentaristas al día siguiente de su eliminación en la radio del Open de Australia. Robson, la verdugo, es una grandísima promesa, pero debía haber sucumbido ante la poderosa Petra. ¿Por qué no se impone la checa? ¿por qué abre puertas que debería aprender a cerrar? No hemos de olvidar que sólo tiene 22 años, pero como dijimos hace unos días, Petra debe empezar a replantearse su futuro, y si está destinada a ser una grande, como puede ser, debe empezar a revertir errores tontos rápidamente.

Lo mostrado en Dubai no está mal, es más: está muy bien; pero la lucha de Petra está en otras pistas y en otras rivales. Lleva sin ganar a ninguna de las top4 actuales -de las que le separan 2525 puntos- desde que derrotara a Radwanska y Azarenka en el WTA Championships de 2011, y eso que ha gozado de hasta 6 ocasiones para hacerlo. Sin victorias ante el top4 será difícil que aspire a ganar Grand Slams, y a cualquier triunfo dado el ritmo de regularidad y consistencia mostrado por las grandes líderes. Por eso necesita revolverse, como hizo ante Serena hace unos días, y cerrar el puño después ganado el partido. Se acercan Indian Wells y Miami, torneos que históricamente no se le dan bien por motivos de asma; eso mismo le ocurría con las US Open Series donde fue la mejor el año pasado. En los tapetes de California y Florida, tendrá su oportunidad de demostrar que está preparada para cosechas mayores. A lo mejor no le vendría mal acudir sola. Su tenis listo está, su cabeza ¿también?

por @Pep_Guti en @PuntoDBreak

También te puede interesar:

Petra Kvitova: el eterno retorno

La solidez de la élite WTA

Comentarios recientes