José Félix González: “Los efectos negativos de la pista dura se minimizan con buena preparación”

El fisioterapeuta español repasa la preparación de los tenistas, las lesiones, la pista rápida o el dopaje entre otros muchos temas.

En las manos del fisioterapeuta español José Félix González ha recaído la agradable responsabilidad de mimar y cuidar a Leander Paes y Tomas Berdych durante los últimos años para mantenerles físicamente intactos. La vocación profesional adquirida desde tempranas edades dirigió su vida hacia el noble arte de prevenir, recuperar y sanar deportistas de élite hasta llegar a trabajar con jugadores de importante dimensión mundial.

La experiencia adquirida durante este caminar por el circuito le permite analizar el plano físico de los jugadores en esta entrevista exclusiva con Punto de Break.

Pregunta. ¿Por qué fisioterapeuta?

Respuesta. A los nueve años ya quería ser fisioterapeuta. Desde esa edad hasta los 16 años corrí en bicicleta. Veía a algunos corredores que recibían masajes y me interesé en saber qué era aquello. Cuando me acompañaba mi padre a las carreras se encargaba de prepararme y de recuperarme, yo notaba una mejoría increíble y me dije a mí mismo: “¡Esto funciona!”. Y así, con 15 años, ya hice mi primer curso de masaje, luego me diplomé en fisioterapia y después me especialicé en fisioterapia deportiva.

P. ¿Sientes alguna vinculación especial con el deporte de la raqueta o lo entiendes como una simple oportunidad profesional?

R. Profesionalmente el tenis me gusta, porque la relación entre fisioterapeuta y tenista es especial. Hay un trato muy personalizado porque tienes a un paciente único que te permite sacar el mejor rendimiento a tu trabajo. Todos los deportes me gustan, pero en el tenis vi una oportunidad profesional difícil de rechazar.

P. ¿Qué disciplina consideras más difícil de trabajar físicamente? Si valoramos fútbol, baloncesto y tenis, por ejemplo.

R. Sin duda, el tenis. Es un deporte muy complejo que aúna coordinación, fuerza, velocidad, resistencia y mentalidad. El tenista tiene que tener todo esto para poder triunfar y llegar lejos. Además, tenemos que sumar que para ganar dependen de ellos mismos en pista.

P. ¿Cómo llegas hasta Leander Paes?

R. Llegue a él gracias a unos cursos de fisioterapia deportiva de élite en el que los profesores eran los fisioterapeutas de la ATP. Ellos me ofrecieron prácticas en el Masters 1000 de Madrid con Leander Paes, le gustó mi forma de trabajar y me contrató. Fue facilísimo trabajar con él.

P. ¿Qué destacas de la etapa con él?

R. Nunca olvidaré la final en Roland Garros 2010 junto con Lukas Dlouhy. Tampoco cuando ganaron Paes y Black la final de Wimbledon 2010 en la modalidad de dobles mixto. Fue una experiencia única.

P. ¿Y hasta Tomas Berdych?

R. De la misma manera: uno de los fisioterapeutas de la ATP, profesor en los cursos de fisioterapia deportiva de élite, me recomendó a Tomas porque estaba buscando fisioterapeuta, hicimos una prueba y desde diciembre del 2010 hasta enero del 2013 he trabajado para él.

P. ¿Cuál es la valoración de estos dos años con el checo?

R. Han sido dos años muy positivos que me han enriquecido a nivel personal y profesional. Estoy muy satisfecho de haber trabajado para Tomas estos dos años donde ha conseguido tres títulos, dos finales y la Copa Davis. Han sido dos grandes años para él y me alegro de haber sido parte de sus triunfos.

P. ¿Hacia dónde camina ahora tu carrera?

R. Espero seguir vinculado al tenis o saltar a otro deporte, pero ahora mismo, hasta que llegue otra oferta, estaré entre Aranda de Duero, que es mi pueblo, y Madrid trabajando con particulares.

P. ¿Cómo se construye el trabajo físico de un tenista? Detalla el trabajo de pretemporada.

R. Normalmente, la pretemporada son dos semanas. En pretemporada se mete mucha carga de trabajos preventivos: tres o cuatro días por semana y ejercicios aeróbicos para mejorar la resistencia y la forma física. Hablamos de carrera, fútbol, baloncesto, natación, marchas por la montaña o bicicleta. Este tipo de trabajo se hace todos los días de la pretemporada. También se trabaja mucho en el gimnasio para preparar la musculatura, para soportar grandes cargas de trabajo y prevenir lesiones durante el resto de la temporada. La ultima semana de la pretemporada se retoma el tenis, haciendo multitud de variaciones para trabajar resistencia, velocidad, fuerza, coordinación y movilidad.

P. ¿Y durante los torneos?

R. Durante los torneos se suele pisar lo menos posible el gimnasio para evitar sobrecargas innecesarias, se hace trabajo con elásticos para mantener el tono y ejercicios preventivos. El trabajo aeróbico se intenta mantener simplemente con entrenamiento en pista: aproximadamente una hora, más bicicleta o carrera en cinta no más de 15 minutos. Aquí hay que saber leer el momento en el que se deben hacer las cosas ya que en competición el jugador tiene que rendir al máximo.

P. ¿Convertir a un jugador en un portento físico requiere de un nivel alto de sacrificio por parte del mismo?

R. Por supuesto. Cualquier jugador requiere de un gran esfuerzo para llegar a conseguir un alto nivel, pero hay que partir de una base: cualquier persona no puede llegar a ser un top porque se necesitan una serie de cualidades genéticas como punto de partida que no todo el mundo posee.

P. La mayoría de los tenistas dicen que no hay un solo día en el que jueguen sin dolor. ¿Es lo normal en todas las prácticas? ¿Dónde está ese límite? ¿Cuándo decidir parar?

R. Como personas que son hay días de todo y cada jugador es un mundo. Ellos conocen su cuerpo a la perfección, algunos son capaces de seguir con lesiones, incluso graves, y otros pararían a la mínima molestia. También influye mucho qué torneo, en qué ronda y a qué altura de la temporada se encuentren a la hora de tomar la decisión. Como fisioterapeuta debo de decir que más vale prevenir que curar.

P. ¿Cómo afectan las distintas superficies a las articulaciones?

R. El cemento es la más perjudicial ya que no absorbe los impactos del pie contra la superficie, afectando a toda la cadena articular y muscular. La hierba es una superficie rápida en la que las articulaciones prácticamente no sufren, pero sí trabajan mucho más grupos musculares por el estilo diferente de juego. En esta superficie los jugadores sufren mucho de aductores, isquiotibiales, cuádriceps y columna lumbar. Por último, la tierra batida es una superficie blanda que permite deslizamientos en los cuales las articulaciones son llevadas a su límite, pero no sufren gran impacto. Es la más confortable y óptima para aquellos con problemas en tobillos y rodillas.

P. Nadal es el principal abanderado de un grupo de tenistas que se quejan contra la dureza de la pista rápida. Los jugadores compiten un 70% del año en suelo duro. ¿Favorece esto a acortar las carreras deportivas?

R. En esto estoy totalmente de acuerdo con Nadal. Las pistas duras son las más perjudiciales para la salud de las articulaciones y de los músculos ya que el cemento no absorbe los impactos del pie contra el suelo, como comentaba antes. Ahora, también debo de decir que con una buena preparación y prevención todos estos efectos negativos se minimizan.

P. Decía el español: “No me imagino a ningún futbolista jugando en cemento”.

R. Estoy de acuerdo con la afirmación, reiterando lo dicho: las superficies duras recalcan el impacto provocando lesiones musculares, articulares y ligamentosas.

P. ¿Cómo afecta la pista dura a la salud del jugador?

R. La pista dura afecta negativamente especialmente a las articulaciones: tobillo, rodillas, cadera y espalda. Al no absorber los impactos esto provoca en la articulación una degeneración que se va a ver repercutida en la aparición de lesiones como la artrosis, artritis, o condromalacia. A su vez, la musculatura también va a verse afectada por los excesivos movimientos repetitivos, esto derivará en sobrecargas, distensiones, roturas..

P. ¿Y el calendario? Hablamos de uno de los pocos deportes en los que prácticamente se compite durante todo el año.

R. Me parece un calendario demasiado extenso. Por eso los jugadores que pueden permitírselo, los top, deben recortarlo, jugando solo aquellos torneos que consideren oportuno y tomándose alguna semana libre para recuperarse.

P. ¿Es normal que queden secuelas tras la retirada de un jugador? Para ejercer la práctica de otras actividades deportivas, por ejemplo.

R. Por supuesto que quedan secuelas, pero no creo, salvo excepciones, que impida la práctica de otros deportes a nivel recreativo.

P. ¿Hasta qué punto es importante la genética de un jugador para poder tener éxito? ¿Existen barreras insalvables en ese terreno?

P. Como ya he comentado antes, la genética es muy importante como punto de partida. El trabajo y el esfuerzo puede llevar lejos a cualquiera.

P. ¿Hay milagros en la fisioterapia?

R. No hay milagros, sino trabajo bien hecho. Es cierto que en los deportistas asombra la rapidez de sus recuperaciones, pero hay que tener en cuenta su gran potencial físico y todo el equipo de profesionales que tienen detrás.

P. ¿Puede la mente curar los dolores? Un ejemplo: Nadal, después de más de 5 horas de semifinal y un día menos de recuperación, gana a Federer la final de Australia, cuando el suizo tenía un desgaste sensiblemente menor.

R. La mente lo puede todo y más en este deporte. La situación concreta de Australia sería también un cúmulo de circunstancias. A la serenidad mental y el control psicológico de Rafa hay que sumar el gran trabajo de su equipo, fisioterapia y recuperación, para enfrentarse en pocas horas a otro gran encuentro.

P. ¿Te llama especialmente la atención la recuperación de algún jugador del circuito?

R. Por supuesto, los jugadores del top10 están en un escalón superior, lo que repercute en sus recuperaciones que son más rápidas que en el resto y cuentan con un gran equipo detrás entre los que se encuentra un fisioterapeuta encargado su recuperación.

P. Djokovic juega un partido eterno ante Wawrinka en Australia y 24 horas después está fresco para tumbar a Berdych, precisamente. ¿Trabajo, genética o de qué hablamos en ese caso?

R. Preparación, resistencia, esfuerzo, ganas, ilusión y una mentalidad capaz de aguantar los altibajos de un partido.

P. ¿Puede influir tanto suprimir el gluten de la dieta para evolucionar de esa forma? Fue uno de los puntos claves sobre los que Djokovic cimentó su evolución deportiva. O eso contaron desde su entorno.

R. No creo que todo su éxito se base en la dieta libre de gluten. Puede que a nivel personal se encuentre mejor, el gluten en una persona intolerante afecta negativamente a la buena absorción de los nutrientes necesarios y esto hace que haya deficiencias en minerales y vitaminas. La dieta es importante para rendir al máximo, pero no solo es la dieta, sino entrenamiento, preparación, recuperación, psicología y experiencia. Djokovic es un jugador muy completo.

P. ¿Por qué Federer jamás se ha retirado de un partido -y lleva más de 1000 disputados- y su físico apenas le ha dado problemas durante su carrera?

R. En este caso, diría que es genética y por esto no ha sufrido muchas lesiones. Por su estilo de juego y preparación es menos propenso a sufrir lesiones.

P. ¿Qué es lo peor para un deportista de élite? Quizás pasar por el quirófano...

R. Lo peor son aquellas lesiones irreversibles o enfermedades duraderas. Pasar por el quirófano puede suponer un parón en su carrera, pero puede tener una pronta recuperación con ayuda de los profesionales adecuados.

P. Nombres, dudas y acontecimientos: Lance Armstrong, Operación Puerto, tenistas top que reclaman más controles... ¿Es el tenis un deporte limpio?

R. Hasta lo que yo conozco, limpísimo diría. Pero no me parece mal que reclamen más controles, puesto que no tienen nada que ocultar y así callan bocas.

P. ¿Cómo aceptar que Armstrong es una mentira? Para el aficionado es algo realmente duro.

R. Es inaceptable. Como gran aficionado al ciclismo me supone una decepción y por supuesto desprestigia un deporte tan bonito como este, pues ya pone en duda a todos los que luchan por sus metas de forma limpia.

P. ¿Por qué se realizan tan pocos test fuera de la competición?

R. Creo que el principal problema es el aspecto económico. Mandar a los médicos antidoping a realizar los controles a los diferentes puntos del mundo donde se encuentren los jugadores es muy costoso. Pero por la experiencia personal que he vivido junto a Tomas, no creo que sean pocos los controles fuera del circuito, puesto que le han realizado más test fuera de la competición que en ella, mientras yo he estado trabajando con él.

P. Nos decía Allistair McCaw: "Sospecho de jugadores top30-50 que, de repente, pelean por Grand Slams". ¿Coincides con él?

R. No coincido con él. No me parece tan extraño que un jugador top30 esté luchando por un Grand Slam y por supuesto es normal que vayan apareciendo nuevos nombres en el panorama del tenis. No todo es doping, sino trabajo de base, disciplina, esfuerzo y sacrificio por alcanzar un sueño.

Comentarios recientes