Escañuela cambiaría el formato de la Davis

El Presidente de la federación española clama por la modificación del sistema

El presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), José Luis Escañuela, ha expresado la necesidad de cambiar el formato de la Copa Davis. Momentos después de que La Armada perdiera la serie de Vancouver ante Canadá, el máximo dirigente del ente federativo cargaba contra el actual esquema de la competición por equipos.

Hoy en día el Grupo Mundial, la máxima categoría del centenario evento, se compone de 16 naciones que luchan directamente por la ensaladera. Esto obliga al potencial campeón a colocarse en la línea de salida en calidad de octavofinalista. Es decir, para alzar el trofeo debe superar hasta cuatro eliminatorias dentro de una misma temporada. Esto es, cuatro semanas del curso deben quedar reservadas para la primera categoría de la competición de la Federación Internacional.

Tal cantidad de series, con la posibilidad de quedar repartidas por medio mundo, encuentran difícil engranaje dentro de un calendario que de por sí goza de una naturaleza puramente itinerante. De igual manera, el hecho de ubicar las eliminatorias de forma inmediatamente posterior a grandes eventos (octavos de final tras el Open de Australia, cuartos de final tras la gira Indian Wells-Miami, semifinales tras el US Open, final tras la Copa de Maestros) contribuye a que la presencia de grandes figuras se vea mermada de forma notable.

Para muestra la primera serie de 2013. El equipo español enviado a Vancouver -fruto de una mezcolanza de lesiones y renuncias- no refleja el potencial real del panorama ibérico. Quienes fueron bastante tuvieron con defender dignamente los colores nacionales. Poniendo la mirada en tono internacional, salvo Djokovic ningún integrante del top5 (conocida la renuncia de Murray para la venidera eliminatoria zonal) va a prestar servicio en el primer asalto de 2013. Una competición que no representa para el jugador un estímulo económico poderoso debiera resultar algo más que un estorbo. "Tenemos que cambiar el formato y el calendario de la Davis, aunque no lo espero de un organismo muerto como la ITF (Federación Internacional de Tenis). Los jugadores son la prioridad para este deporte" expresaba Escañuela tras el cuarto y definitivo punto.


El problema, sin embargo, parece claro. Si desde los entes federativos -a fin de cuentas quienes tienen poder para al menos proponer ideas nuevas- lo más que se proyectan son quejas y las alternativas no tienen un esquema claro, la cuestión se antoja estancada. El momento, con el calor de la derrota templando las manos -en lugar de aprovechar la voz ganada tras, digamos, ganar una Ensaledera- tampoco parece el más elegante para solicitar la revisión.

Algo de inmovilismo hay por parte del organismo rector del evento. Hablamos de un evento centenario en un deporte de tradiciones. Pensar en una revolución a nivel de concepto se antoja arriesgado. No obstante, el hecho de que desde 1972 el campeón perdiera su lugar reservado en la final y deba luchar por defender su corona desde primera ronda, o la configuración del Grupo Mundial en 1981 demuestra la posibilidad de adoptar variaciones en la estructura. También demuestra otra cosa, y en eso no le falta razón el Presidente español: a grandes rasgos, la competición lleva inalterada más de tres décadas.

¿Les interesa a las federaciones nacionales una variación que reduzca el número de series? Se entiende que cuantas menos eliminatorias se celebren, menos dinero generará la competición. ¿Cuáles son las alternativas que podrían ver la luz? ¿Optar por el modelo presente en Copa Federación y limitar el Grupo Mundial a ocho equipos? ¿Concentrar toda la actividad en un par de semanas bajo los confines de una misma sede adoptando el modelo, digamos, del Mundial de Fútbol? ¿Convertir la competición en un evento bienal? Por ahora, a tenor de lo escuchado, poco de esto se conoce. Se reclama cambio, pero por ahora no se sabe firmemente qué cambio se reclama. Mal camino, entonces.

También te puede interesar:

¿Necesita la Copa Davis un cambio de formato?

Comentarios recientes