¿Cuál es la pista más atractiva del circuito?

Comentaba Carlos Moyà que jamás jugó en una pista como el Royal Albert Hall. ¿Cuál es para ti el escenario más fascinante de la temporada?

Las mejores pistas del tenis. Mucho donde elegir en un deporte itinerante con temporadas de hasta once meses de actividad. Repasamos algunos de los enclaves más espectaculares.

Esta semana tiene lugar en Londres la celebración del Statoil Masters Tennis o, lo que es lo mismo, el torneo broche de temporada del circuito senior ATP. En un marco espectacular, la actividad se desarrolla en el majestuoso Royal Albert Hall. Un teatro decimonónico situado junto a Hyde Park. Sede de multitud de actos, acoge desde espectáculos culturales hasta eventos deportivos. Asistiendo por primera vez al cobijo de su cúpula, el español Carlos Moyá declaró con entusiasmo su experiencia: “Es, con diferencia, la mejor pista en la que he jugado nunca”. Palabra de un ex número 1 del mundo, bajo cuyas piernas yace experiencia deportiva en alguna que otra pista alrededor del mundo. Animados por su reflexión viajamos por todo el globo en busca de la mejor pista del circuito. ¿Cuál es para ti la más atractiva?

Centralito. Torneo de Estoril. La segunda pista en importancia del torneo portugués. Capacidad para 2.000 personas. Cercanía de la grada. Atmósfera de intimidad entre los arcos de medio punto que arropan la arcilla. Estilo arquitectónico que nos transporta mentalmente a otra época. Un enclave mimado para la contemplación del deporte de la raqueta.

Estadio Qi Zhong. Torneo de Shanghái: Sede de la Copa Masters durante cuatro temporadas (2005-2008). Capacidad para 15.000 personas. Una de las pistas más grandes del mundo. Techo retráctil a imagen de la magnolia. Ocho pétalos de acero permiten la disputa de partidos bajo lluvia. Impronta futurista. Joya de ingeniería moderna.

Estadio Gerry Weber. Torneo de Halle. Probablemente el mejor estadio de categoría ATP 250. Capacidad para 12.300 espectadores. Meticuloso cuidado de la hierba en la Sajonia alemana. Techo retráctil que cubre la pista en apenas 90 segundos. Buena entrada de forma habitual. Por momentos, sensación de estar en una grada de fútbol.

‘Plaza de toros’. Roland Garros. Tercera pista en importancia del Grand Slam parisino. Capacidad para 3.800 espectadores. Grada completamente circular. Fuerte conexión entre aficionados y jugadores. Cercanía con la intensidad de la competición.

Centre Court. Wimbledon. Templo del deporte. Capacidad para 15.000 espectadores. Historia en el ambiente. Hierba mimada hasta grado sumo. Silencio sepulcral entre un público de honorable respeto. Veneración hacia el jugador. Techo retráctil.

Ariake Coliseum. Torneo de Tokio. Pabellón multiusos –desde conciertos hasta combates de boxeo. Sede del único evento nipón del calendario masculino. Capacidad para 10.000 espectadores. Sector de interés creciente. Enclave destacado en gira asiática. Techo retráctil.

Rod Laver Arena. Abierto de Australia. Pista central del primer Grand Slam de la temporada. Capacidad para 14.800 espectadores. Techo retráctil para proteger de lluvia o intenso calor del verano australiano. Pasión por el deporte en las gradas.

Diamond Court. Torneo de Pekín. Pista central del evento celebrado en la capital china. Guiño arquitectónico a imagen de una piedra preciosa. Capacidad para 15.000 espectadores. Uno de los grandes enclaves del periplo asiático. Inaugurado en 2007, exponente de las espectacularidad imperante en las construcciones del tenis moderno.

Pista Pietrangeli. Torneo de Roma. Escenario secundario en el Masters italiano. Hundida en pleno corazón del Foro Itálico. Rodeada de zonas ajardinadas y vigilada bajo la atenta mirada de un grupo escultural que nos retrotrae a la época imperial. Historia respirada por los cuatros costados. Uno de los grandes templos de arcilla.

Indian Wells Tennis Garden. Torneo de Indian Wells. Una de las pistas centrales más espectaculares del circuito. Su capacidad (16.000 espectadores) supera al de tres de los cuatro Grand Slams. Grada octogonal que permite multitud de perspectivas al espectador. Sede del primer gran torneo ATP del año. Evento en constante crecimiento.

Arthur Ashe. US Open. Pista más grande del planeta. Capacidad para más de 23.000 espectadores. Auténtica caldera en las sesiones nocturnas del septiembre neoyorquino. Casa del deporte-espectáculo. Dimensiones imponentes.

Ágora. Torneo de Valencia. Una de las pistas centrales más íntimas del circuito. Espacio para apenas 6.500 espectadores. Cierta sensación de claustrofobia. Construcción muy vertical con gran presencia de luz reflejada. Cercanía extrema al jugador.

O2 Arena. ATP World Tour Finals. A Orillas del Támesis, sede actual del torneo broche de temporada ATP. Pabellón cubierto multiusos con una capacidad para 20.000 espectadores que la convierten en el segundo recinto tenístico más grande del mundo. Gran respuesta de público. Atmósfera aséptica.

¿Cuál es para ti la pista más atractiva del circuito? Déjanos tus impresiones en la sección de comentarios.

Comentarios recientes