David Ferrer se despide de la posibilidad de ingresar en el Top 4

David Ferrer puede pasar de aspirar a ser número 4 a ver comprometido su quinto puesto en el ranking

La retirada de David Ferrer del torneo de Pekín y la ausencia confirmada en el Masters 1000 de Shanghái le hacen despedirse de la posibilidad de llegar al número 4 del mundo, una circunstancia que había ganado enteros en las últimas semanas gracias a la gran temporada hecha y la ausencia de Nadal.

El tenista alicantino llegó a ser el cuarto mejor jugador del planeta en 2008 y a sus 30 años se le planteaba de nuevo este bonito reto. Con Nadal presumiblemente fuera de combate hasta la próxima campaña, Ferrer estaba a sólo 1.425 puntos del mallorquín en el ranking, lo que le hacía albergar la esperanza, pequeña pero al fin y al cabo, posible, de volver a entrar al Top 4.

Sin embargo, un virus estomacal le ha privado de esa posibilidad, y no sólo eso, sino que incluso le ha hecho empezar a ver peligrar su quinta posición en el ranking. La gira asiática era imprescindible para Ferrer. Semifinalista el curso pasado en el torneo de Tokyo y finalista en el Masters Rolex de Shanghái, defendía la friolera de 780 puntos en estos dos torneos, que van a verse ahora descontados de su puntuación en la clasificación.

Ferrer se ha dado de baja en Shanghái. Foto:vavel.com

Con ello, la diferencia con Nadal volverá a agrandarse hasta casi los 2000 puntos, puesto que el balear si bien llegó a la final de Tokyo el año pasado, no realizó un buen torneo en Shanghái y apenas perderá poco más de 300 puntos.

Todo esto, unido a que en la parte final de temporada también tiene la defensa de las semifinales de la Copa Masters de Londres (400 puntos) y el ATP 500 de Valencia (180) y los cuartos de París-Bercy (180) no sólo le hacen despedirse de esta posibilidad, sino que ve amenazada la quinta plaza por Tomas Berdych.

El checo está actualmente a casi 1000 puntos de Ferrer, pero teniendo en cuenta que el español descontará de su ranking la final de Shanghái y Berdych afronta el torneo con sólo 90 puntos que defender, todo es posible. Si bien, a favor del español juega que el centroeuropeo ganó Pekín el curso pasado y por tanto habrá de defender 500 de la cita en la capital china.

Sin embargo, el hecho de que Berdych acuda al octavo Masters 1000 de la temporada como cuarto cabeza de serie, por consiguiente evitando al Top 3 hasta las semifinales, y que lo haga en un tipo de superficie muy adecuada a sus características como tenista no hacen descartar para nada la idea de que supere al tenista de Jávea.

Ferrer y el exceso del calendario

Si bien la baja de Ferrer en la gira asiática se ha debido a problemas estomacales puntuales que le han privado de hacer realidad esta posibilidad, lo cierto es que David Ferrer ha tenido una sobrecarga de partidos este año que le pueden hacer llegar muy castigado al tramo final de temporada.

No en vano, el actual número 5 del mundo es el tenista que más partidos ha disputado este año con 75 encuentros, 85 si se cuentan los dobles. Ello le ha servido para ganar más títulos que nunca, pero a costa de llevar un calendario saturado y que incluso puede pasarle factura en esta época del año. En ese sentido, Ferrer ha seguido una ruta muy distinta al resto del Top 4.

Ferrer ha disputado más partidos que nadie. Foto: lainformacion.com

Mientras por ejemplo, los cuatro mejores descansaban en el periodo que comprende desde la finalización del Open de Australia y Dubai (con la excepción de Federer), el tenista de Jávea acudía a Buenos Aires, además de Acapulco, a jugar la gira de tierra batida de Sudamérica. Desgaste en viajes largos y partidos, que no obstante, le valían para hacerse con dos torneos.

Lo mismo se puede decir del parón que hicieron muchos jugadores entre Wimbledon y los Juegos Olímpicos. No, David Ferrer, que decidió disputar en Bstaad un nuevo evento, saldado también con victoria.

Y que decir del torneo de la gira asiática. Mientras los mejores jugadores se incorporaban en Pekín o Tokyo (incluso en el caso de Federer en Shanghái), Ferrer adelantaba su presencia al disputar el torneo de Kuala Lumpur.

Todo ello, por no hablar de su indudable compromiso con el equipo de Copa Davis, donde a pesar de no tener prevista su participación, se ha convertido en la pieza clave de España para la disputa de una nueva final de la Ensaladera.

Ventajas e incovenientes

El hecho de haber disputado tanto evento y haber estado compitiendo durante casi todo el año le ha provocado una serie de ventajas e incovenientes. Entre las primeras, el asistir a tantos torneos le ha posibilitado aumentar considerablemente su palmarés con cinco nuevos títulos. Además, a nivel económico, su buen rendimiento como número del mundo le ha hecho incrementar sus ganancias y ser un tenista muy codiciado por los organizadores.

Sin embargo, existen contras. La más destacada el cansancio y la fatiga. El cuerpo humano tiene un límite también para David Ferrer., y tantos partidos acaban por provocar un fuerte desgaste físico y mental. Pero también existe otra muy importante: el ranking. No por jugar más torneos se mejora más en la clasificación.

David Ferrer ha jugado más que nadie este año. Foto: lainformacion.com

En ese sentido, Ferrer ha disputado, y con éxito en la mayoría de los casos, torneos menores que le han servido para ganar títulos, pero no tantos puntos. Y además con una particularidad. En algunas ocasiones le ha costado la baja de algún torneo Masters 1000 o un pobre rendimiento en él. Es el caso de Indian Wells donde cayó en tercera ronda con Denis Istomin o Toronto (si bien aquí estaba justificado por el desgaste de los Juegos) y Shanghái donde ni siquiera ha acudido.

Y hay que recordar que al fin y al cabo los puntos que separan a los mejores del resto, se reparten en Grand Slams y Masters 1000, si bien Ferrer también ha estado a gran nivel en estas citas.

También te puede interesar:

Ferrer podría arrebatarle el cuarto puesto a Nadal


Comentarios recientes