Federer vs Djokovic: La lucha por el número 1 sigue en Cicinnati

Nole domina el cara a cara más reciente con 7-2, pero Roger le ha ganado su último partido en Wimbledon

Novak Djokovic y Roger Federer continúan en su lucha particular por el número 1 y Cincinnati es la siguiente parada donde deben pelear por la condición de mejor jugador del año en 2012. El serbio lleva más de un año y medio mostrándose superior al helvético cada vez que se mide a él y sólo conoce la derrota en los últimos enfrentamientos en Wimbledon esta misma temporada y en Roland Garros en 2011 en la que supuso la derrota que frenó su histórica racha de victorias.

El balance entre Nole y Roger desde 2011 es demoledor: 7-2 en el enfrentamiento más repetido en la ATP en este periodo junto al Djokovic-Nadal (10 partidos). Sin embargo, la superioridad que se ha demostrado del serbio sobre el suizo en este periodo ha sido insuficiente para estar por delante de él. Hay dos motivos principales por los cuales Roger, pese a haber tenido un muro con Djokovic en la última etapa está por encima en la clasificación mundial. Para empezar, la lesión del de Belgrado le lastró y no pudo competir al máximo nivel durante toda la última parte de la temporada y desde el US Open Nole casi no sumó ningún punto. Solo su reaparición en Basilea, donde cayó con Nishikori y el Masters, donde no pudo pasar el Round Robin muy mermado en sus condiciones físicas.

La vuelta del gran Federer

Desde entonces, Federer aprovechó para volver con más fuerza todavía y con ánimos renovados. Después de su última derrota contra el serbio en el US Open, en un partido que vivió una de las remontadas más espectaculares que se recuerdan y donde el Novak levantó hasta dos puntos de partido soberbios, Federer se tomó un descanso y no volvió a participar hasta Basilea. Muy probablemente repita calendario y aproveche la gira asiática para tomarse un merecidísimo descanso en 2012.

El helvético comenzó otra racha imponente de partidos y sumó todos los puntos posibles en Basilea, el Masters 1000 de París y la Barclays ATP World Tour Finals, donde ganó todos los partidos: los del Round Robin, semifinales y final.

Entonces se pudo ver que Roger había puesto el turbo y que iba a tratar de atacar la empresa más difícil todavía, recortar la barbaridad de puntos que llevaba de desventaja con Nole, tratar de volver a ganar un Grand Slam, recuperar el número 1 del mundo y superar a Pete Sampras como el jugador que más tiempo ha ostentado la condición de mejor del mundo.

Así lo ha hecho. Paso a paso, ha ido esperando la caída por su propio peso del mismísimo Djokovic y de Nadal, a quien ya había superado en buena lid antes de su lesión.

La regularidad de Federer es envidiable. Las semifinales han sido el territorio mínimo donde ha habitado en todos los torneos que ha jugado, menos en Miami, donde se vio sorprendido por el mejor Roddick del último lustro.

El suizo tiene la dificilísima empresa, ahora de defender su liderato mundial… y la defensa empieza en el ataque al serbio en su mejor superficie, las pistas duras outdoor, donde Federer no conoce la victoria desde el Masters de Shanghái de 2010, (nos tenemos que remontar a casi 2 años).

La principal ventaja de Federer radica en su manifiesta superioridad en superficie indoor, donde también encadena una racha victoriosa sublime. Desde 2010 encadena una racha de 38-1. Su última derrota bajo techo en un partido ATP data del 13 de noviembre de 2010, en las semifinales del Masters 1000 de París ante Gael Monfils. Impresionante.

Djokovic y su dominio en pistas duras outdoor

Sin embargo, si el dominio de Federer en pistas indoor es incontestable, no lo es menos el del serbio en pistas rápidas indoor. Nole es un súper especialista con números notables en estas condiciones. 72-3 en 2011 y 2012. Es verdad que ha perdido más partidos y que el balance es peor que el de Roger en indoor, pero hablamos de muchos más partidos y el mérito no sólo es notable, es sencillamente espeluznante.

Este año sólo ha perdido contra Murray en la semifinal de Dubai y ante Isner en Indian Wells. El año pasado, sólo cayó ante el británico en la final de Cincinnati, donde se retiró ya con molestias en su espalda.

Favoritismo

Para el partido de hoy Nole parte como favorito para las casas de apuestas por su enorme dominio en el cara a cara con Roger en los últimos años (el H2H global ha quedado recortado a un 13-15; (12-15 para los puristas que consideran que Mubadala no cuenta), pero como comentábamos anteriormente, con clara superioridad en los últimos enfrentamientos, sobre todo en este tipo de superficies como la que se van a encontrar.

De cara a la lucha final por el número 1, sinceramente Nole también parte con ventaja. A pesar de conocer las imponentes cifras de Roger en indoor, donde s jugará la parte final de la temporada y el Masters, donde el Helvético presenta unas estadísticas comparables al aplastante dominio que ha ejercido esta década en hierba, Nole parte con 575 puntos de ventaja en la carrera de campeones y una victoria hoy en Cincinnati le proyectaría a casi 1000. Pero, sobre todo, el principal problema para el suizo es que Nole partirá como claro favorito en el US Open donde podría abrir una brecha tremenda para atacar el número 1 de Roger en la lista de entradas, como muy tarde en París, donde este año Nole llegará al 100%.

En cualquier caso, parece que la Barclays ATP World Tour Finals de esta temporada va a ser un espectáculo y los dos colosos y dominadores del circuito llegarán lo suficientemente igualados como para que el liderato mundial de 2012 se decida allí. Lo veremos.

Comentarios recientes