Berdych amenaza la cuarta plaza de Andy Murray

Su mejora en tierra batida y sus opciones de sumar en los Grand Slams, claves

Tomas Berdych ha dado un paso adelante para comandar el pelotón de los grandes aspirantes a evolucionar en el ránking y progresar hasta lo más alto posible y el checo, muy ambicioso, llegó a comentar tras sus semifinales de Monte Carlo que su objetivo era el cuarto puesto. Andy Murray todavía es un sólido cuarto por cuanto a la ventaja numérica que lleva, pero su irregularidad le pone a tiro de un hombre que puede atacarle en los Grand Slams futuros. El límite de Berdych todavía se desconoce, porque aunque nunca ha acabado de completar una temporada redonda sí que se muestra cada vez más competitivo y más cerca de los líderes mundiales. El checo sabe que cuando lleguen las pistas duras, Tsonga y Murray volverán a ser protagonistas, pero, mientras tanto, tienen una gran oportunidad para recortar distancias con sus predecesores.

La tierra batida

Berdych nunca ha sido un especialista de tierra batida porque consideramos como tal al que vive, especialmente de sus desplazamientos y de sus golpes liftados. El checo es un jugador con problemas defensivos y que en sus desplazamientos laterales sufre cuando no es el dominador del punto. Sin embargo, este año se le ha visto bastante rápido en el fondo de la pista y, sobre todo, muy seguro con el saque y cuando coge la iniciativa en los puntos.

El checo, a pesar de ser un pegador, está cometiendo muy pocos errores no forzados y no es raro verle merodear los puntos de break al resto y ganar cómodamente su servicio.

La oportunidad de Tomas de alcanzar mejoras en su ranking, pasa por la tierra batida y por los Grand Slams, donde es claramente superado en sus resultados por Murray o Tsonga. Todavía con tres por disputar y con la forma que está exhibiendo, no sería nada extraño que estuviera muy cerca de este objetivo que se marcó en Monte Carlo y que, aunque aún parece lejano, podría ser una opción muy real.

Roland Garros

De momento, y camino de Roland Garros, Tomas ha mejorado claramente sus registros de la temporada pasada en los Masters 1000 de tierra, aunque sus resultados en Miami e Indian Wells no fueron todo lo brillantes que cabría esperar de él. Su momento de atacar parece, ineludiblemente Roma. Su cuadro le permite meterse, como mínimo en los cuartos que defiende del año pasado y a partir de ahí, tratar de ser más agresivo. Su rival por aquellos lares podría ser Nadal. Sus resultados en tierra no son alentadores, pero podría presionar al español, como lo hizo con Federer en Madrid para ver si le entran las dudas.

Sinceramente, los cuartos parecen un techo para Tomas, pero allí no tiene nada que perder. Después y antes de llegar a Roland Garros, Berdych defiende semifinales de Niza. Todos los jugadores que llegaron a las rondas finales del torneo de la Costa Azul cayeron en primera ronda en París.

Si Berdych es listo, debería guardarse fuerzas, sacrificar los puntos de Niza y atacar en Roland Garros. El checo tiene calidad de sobra para alcanzar los cuartos de final, como mínimo del torneo parisino. Sabe que por esas alturas se va a tener que medir a uno de los cuatro colosos de la ATP, pero, si la suerte no le es esquiva, él sólo se ha manifestado claramente inferior en tierra a Nadal. Contra cualquier otro rival Berdych podría tener opciones y mucho más si hablamos del hombre a quien tiene en el punto de mira, que no es otro que el británico Murray.

Murray va a comenzar la defensa de puntos más importante de la temporada con las semifinales de Roland Garros, antes las del propio torneo de Roma, y después el grueso de la temporada donde estuvo más fuerte y más regular.

Tiene las semis del Grand Slam de tierra batida, las semifinales de Wimbledon, el título de Queens, el de Cincinnati, Tokio, Bangkok y Shanghái y sólo tienen margen en Montreal y las ATP World Tour Finals. Claro que si se va dejando puntos, por la gira asiática también Berdych podría recortarle en pistas indoor.

Además de todos sus títulos, la gran diferencia la marca con los Grand Slam, donde ahora mismo suma todos los puntos de semifinales, en Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open. Cualquier pinchazo, si además es aprovechado por el checo, le puede impulsar a derrocarle.

Paciencia

La paciencia forma parte de la estrategia para poder desbancar a Murray. La paciencia en el juego, dado que Berdych muchas veces cometía errores no forzados por querer forzar más de lo necesario en puntos todavía poco “maduros” y paciencia para esperar también el fallo de sus predecesores.

También hay que ser consciente de que delante del él todavía transitan dos jugadores como Tsonga y Ferrer. Veremos cómo puede ir superando paso a paso hasta llegar a su objetivo. De momento, es el que parece más fuerte detrás de los más poderosos.

Comentarios recientes