El secreto de los zurdos

Los intercambios cruzados atacan al revés del enemigo

Xus Garrido | 5 Aug 2011 | 13.11
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

Los últimos estudios hablan de que en toda la población mundial, como máximo un 15 % es zurda. Los porcentajes reales rondan en torno al 10% en la población masculina y el 9% en la femenina, aunque las estadísticas están subiendo, dado que ya no está mal visto socialmente. Es curioso el caso de la habilidad en una u otra parte del cuerpo humano. Y de la supremacía de un costado sobre el otro, cuando, a priori, ambas mitades son iguales. Sin embargo, la parte izquierda no sólo ha sido un problema social hasta no hace ni 50 años, si no que además impedía el desarrollo normal de la vida cotidiana de una persona.

Los zurdos tienen dificultades hasta par escribir

Los cuchillos no estaban diseñados para los zurdos. Las tijeras no estaban diseñadas para los zurdos. Las reglas no están diseñadas para los zurdos. Las carreteras y los coches, (amén del Reino Unido), no están hechos para los zurdos. Pero ser "diferente", en el tenis tiene una gran ventaja. Tu golpe natural, llamado denostativamente "derecha", va directamente contra el golpe usualmente débil de tu rival, el revés. Así que cada vez que puedes perfilarte para tu mejor posición, encuentras la debilidad del rival.

Verdasco es otro zurdo de postín

Muchos jugadores han manifestado lo que les incomoda jugar contra un zurdo. Precisamente porque allí por donde se ataca a la mayoría, es donde está su fuerza.

Uno de los ejemplos más claros de cómo influye la naturaleza de un golpe de un zurdo sobre una derecha natural dominante es la de Rafa Nadal con Roger Federer.

La "derecha" de Nadal es su gran arma

El suizo parecía el jugador perfecto. Sin fallos, hasta que la bola alta de Nadal a su revés se convirtió en auténtico martirio. La bola de Nadal es dificilísima de atacar para cualquier diestro, dado que una vez bota en el suelo parece querer escaparse de la pista...por arriba de las gradas. Hay que atacarla, cuando sube. Así que no sólo hay que neutralizar la dirección, si no que el punto de impacto siempre es complicado porque está muy por encima de la cadera, y el hombro sufre muchísimo para articular un golpe completo.

Ríos y Muster, otros ejemplos

Cuando hablamos de otros ejemplos de tenistas incómodos, tenemos que hacerlo de Marcelo Ríos y Thomas Muster. Aunque ambos eran zurdos y especialistas en tierra batida, lo cierto es que hay pocas similitudes más entre ambos.

El chileno es uno de los mayores talentos que ha dado este deporte en las dos últimas décadas. Era capaz de martillear a los rivales con golpes durísimos a pesar de su mediana estatura. Les aventajaba en sus derechas cruzadas, pero ser zurdo no era su mayor ventaja. El revé de Ríos era tan poderoso como su derecha y sus habilidades con la pelota eran increíbles. Capaz de variar ritmos y ángulos de la bola como pocos, Marcelo Ríos fue un auténtico creador de efectos y golpes.

Thomas Muster fue un especialista en tierra batida, en gran medida por la deficiencia de su servicio, y porque sus mejores golpes también estaban basados en un "top spin" que era mucho más eficaz en polvo de ladrillo. Su derecha cruzada era un martillo pilón difícil de enjugar, pero no es menos cierto que el revés a una mano cruzado le convertía en un rival inexpugnable en largos intercambios, capaz de abrir los dos ángulos de la pista con una facilidad tremenda. El austríaco no acabó de encontrar sus mejores prestaciones en pistas duras y en hierba, pero fue dominador gracias a su "derecha" cruzada y su revés escalofriante.

Otros zurdos legendarios; Jimmy Connors

Fue el primer zurdo relevante en el mundo profesional. Antes lo había sido Rod Laver. No obstante, el norteamericano, basaba su juego en poderosos golpes planos que le benficiaro, sobre todo en pistas rápidas. Más que su condición de zurdo, lo que molestaba al juego de sus rivales era su agresividad. Connors era un jugador de ataque que le gustaba llevar el peso de los partidos con golpes profundos. Pero su derecha se convirtió en un auténtico dolor de cabeza para todos sus rivales.

Connors destacó por su agresividad

John McEnroe

McEnroe encontró en su zurda un arma poco usual para este tipo de jugadores, pero que, a la postre, se convertiría en un importante botín para los zocatos. El saque. McEnroe encontró la manera de enroscar su pelota de tal manera que sus efectos desde la zona del servicio de los puntos impares cogía un efecto realmente difícil de restar para los diestros. Y su servicio a la zona del deuce, se abría tanto si iba a la "T", que dejaba toda la pista abieta en el otro flanco. Después fueron conocidas sus voleas, pero evidentemente, una de las mejores armas del estadounidense fue la dificultad con la que el rival ponía la bola en juego al resto.

McEnroe aprovechó su zurda para el saque y la volea

Otro de los primeros que supo adaptar su juego, a la su "extraña" condición de zurdo fue Rod Laver. Además, Laver era un chico bastante delgado y no aparentaba la potencia que imprimía a sus golpes. No obstante, él sí aprovechaba sus efectos liftados y sus globos para acabar las jugadas donde más le gustaba. En la red. Laver fue un pionero, pero los zurdos siguen dando que hablar en el cricuito.