¿Puede volver Federer a ser el nº1?

Navratilova no lo cree

Martina Navratilova recientemente ha comentado que ve muy difícil que Federer pueda volver a jugar como hace 3 o 4 años. Aunque no descarta que pueda volver a ganar un Grand Slam, Martina no cree que el suizo pueda llegar al nº1 nuevamente.

Roger Federer es considerado el mejor tenista de la historia para la gran mayoría de analistas de tenis del mundo. Con sus 16 Grand Slams e innumerables récords superados, la motivación de Federer por seguir ganando no es la misma que cuando tenía, por ejemplo, la meta de conseguir ganar Roland Garros. O superar el número de Grand Slams conseguidos por Sampras.

Desde 2003, Federer recibe año tras año un gran número de premios y reconocimientos por parte de los medios especializados, asociaciones, etc., pero eso no es suficiente para que un tenista de élite como él, tenga el mismo hambre de triunfos que en el pasado.

Roger lo ha conseguido prácticamente todo, solo algunos récords menores se le resisten, como el superar a Sampras en el número de semanas en la primera posición del ranking ATP. El americano estuvo 286, el suizo una menos. ¿Puede esa ser la motivación de Federer para tratar de superarse día a día? Podría ser, ya que el astro suizo es muy ambicioso, pero ese registro no le daría más fama de la que ya tiene, ni más dinero, ni más prestigio, ni más nada. Solo sería una satisfacción personal, un récord más superado en su extenso historial de cifras.

Este año Federer cumplirá 30 años. Si lo comparamos con los 24 de Nadal, los 23 de Djokovic y Murray, o los 22 de Del Potro, es fácilmente entendible que Federer haya dejado de ganar. Físicamente es imposible que esté como jugadores más de 6 años menores que él, y el hambre de victorias, de éxitos, tampoco es la misma, ya que Federer ya lo ha ganado todo.

El talento tenístico permanece intacto, pero el problema seguramente sea mental. Hace años él nunca habría perdido partidos que ahora se le escapan, pero es que ahora no tiene la misma necesidad que antes, y no hablo en términos económicos, sino de prestigio y orgullo propio.

A todo el mundo le disgusta perder, y a él más, pues no ha estado muy acostumbrado a caer derrotado en los últimos 8 años. Pero me extrañaría mucho volver a ver a Federer llorar sobre una pista de tenis. Ahora pierde con Djokovic 3 partidos de forma consecutiva y se enfada, pero el cabreo no le dura mucho.

Roger es padre desde julio de 2.009. En esa fecha nacieron sus 2 hijas gemelas, y probablemente el tiempo de Federer como tenista se esté acabando. No porque no pueda ganar torneos, que puede, ya que su calidad es tal que a la gran mayoría del tenistas del circuito podría derrotarlos casi sin correr. Sino porque a su edad, y en su situación, posiblemente en su cabeza ya no está el querer ganar más torneos pase lo que pase, sino pasar más tiempo con su familia, disfrutar de las otras facetas de la vida.

Cuando en años anteriores se hablaba del declive de Federer, yo, personalmente, no me lo terminaba de creer, y ahí aparecía Roger para darme la razón una y otra vez. Pero ahora, por primera vez, sí que aprecio en su actitud y en sus gestos, los síntomas de que este cuento de hadas está llegando a su fin. Con el nivel que están mostrando los jóvenes como Djokovic, Nadal o Del Potro, volver a ganar Grand Slams va a ser complicado para el suizo. Y llegar al nº1 también. A no ser que Federer se despierte un día con la idea de querer ser mucho más grande aún, que todo podría ocurrir.

gemelas federer

Comentarios recientes