Así no Andy, así no

Murray se viene abajo

Eduardo O. G. | 14 Mar 2011 | 12.52
facebook twitter whatsapp Comentarios
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.
En Puntodebreak encontrarás toda la actualidad y noticias de tenis, así como fotos de tenistas e información de los torneos ATP y WTA como los Grand Slam y Copa Davis.

En Inglaterra se empiezan a preguntar si Andy Murray es el tenista que podrá devolver la gloria al tenis británico, o si, por el contrario, simplemente pasará a la historia como un buen jugador que consiguió ganar algunos torneos menores en su carrera.

La derrota en Indian Wells ha dolido, y mucho. Que un jugador como Donald Young, por muy imagen de Nike que sea, le gane en 2 sets en el primer Masters del año provoca una enorme desilusión en los aficionados que le siguen.

En 2008, cuando Andy conseguía ganar sus 2 primeros torneos de cierto valor (los Masters de Madrid y Cincinnati), y alcanzaba la final del US Open, mucha gente veia en él al relevo de Roger Federer. Su juego sobre hard era casi perfecto, tanto defensivamente hablando como cuando se disponía a jugar al ataque. Y su mentalidad ganadora, remontando muchos partidos en los que comenzaba perdiendo.

En ese 2008 acabó el año como nº4 del mundo e incluso a lo largo de 2009 llegó a ser el nº2, pero el escocés no ha sido capaz de mantener una línea de regularidad acorde con la calidad que él tiene. Y no hablo de que en tierra batida sea un jugador vulgar, eso ya lo sabemos, pero los que seguimos el tenis de cerca no nos explicamos que pierda con tenistas como Ljubicic, Monaco (en indoor), Querrey, Fish, Ferrer o las recientes derrotas ante Baghdatis y la comentada de Young.

Un tenista es humano y puede perder ante tenistas inferiores a él alguna vez, pero si uno quiere ser el más grande lo primero que debe es dar sensación de ello. Y a Murray, para lo bueno que es, no se le respeta en el circuito. Nadal o Federer en sus mejores años apenas perdían partidos contra tenistas de fuera del top 10.

Técnicamente poco se puede hacer con Andy, pues su tenis es impecable. Ahora bien, parece que la mayoría de sus problemas vienen por el aspecto psicológico, tan importante siempre en este deporte.

Las 3 finales de Grand Slam perdidas le han hecho mucho daño, le han restado confianza en sí mismo, y es que ni siquiera fue capaz de ganar un set en esos 3 partidos, lo que da muestras de que la presión le pudo y no jugó como él sabe. De hecho, cuando ha jugado contra Federer en torneos distintos de Grand Slams, él suele vencer. Sin contar los partidos de GS el h2h con Roger sería 8-4.

El año pasado prescindió de su entrenador, Miles Maclagan, pero no parece haberle hecho mejorar a la vista de lo que está ocurriendo en 2011. En cada ocasión que ha perdido una final importante, Andy ha tardado varios torneos en recuperarse, y eso es lo que está pasando ahora mismo.

La presión que tiene en Inglaterra, en donde si gana es británico, y si pierde escocés, es tremenda. Hace mucho tiempo que no hay un jugador relevante de las islas británicas, y en cuanto aparece alguien con capacidad, se empeñan en proclamarlo a los 4 vientos como el sucesor de Fred Perry. Y eso hace la vida muy complicada al tenista.

La semana próxima se disputará el torneo de Miami, allí Murray tendrá una nueva oportunidad de demostrar su valía, aunque incluso si venciera, su cuenta pendiente siguen siendo los Grand Slams. Y es que un tenista puede ganar muchos Masters, pero a la historia se pasa por las victorias en Wimbledon, US Open, Roland Garros y Open de Australia.