Murray Campeón en Australia 2011: Vencerá a Djokovic

Cuando Rafa Nadal sucumbió ante David Ferrer, la imagen de Andy Murray campeón se nos vino a la cabeza.

Premoniciones que cobraron fuerza con el buen nivel que ha mostrado el escocés, uno de los finalistas del Abierto de Australia 2011. ¿Podrá con Novak Djokovic, verdugo de Federer y número tres del mundo? En las últimas tres veces lo consiguió, y además -no menos importante- esta es una de las últimas oportunidades que tiene para coronarse en un Grand Slam.

Si Andy Murray se consagra campeón del Abierto de Australia 2011, los 75 años de sequía que sufre el tenis británico pasarán al recuerdo. Y también el malestar del escocés, quien había optado por despedir a su entrenador MacLagan a mediados del año pasado. Dudas, tibieza en la pista y gestos más fríos que los habituales inundaron el presente del número cinco del mundo. Es cierto, ganó el Masters 1000 de Shanghai en octubre pasado, aunque quedó eliminado del US Open en tercera ronda.

Y son los Grand Slams los torneos que realmente importan. Murray tiene la sangre en el ojo de la última final que perdió con Federer en Australia (sets consecutivos), además de aquella definición que se le escapó en Flushing Meadows 2008…también ante el helvético. ¿La tercera es la vencida? Puede que no, aunque hay más de una variable que favorece los pronósticos a favor de Sir Murray. 1) Ya no está Fed, 2) Se siente cómo en el Rod Laver Arena y 3) Las últimas tres veces que se enfrentó a Djokovic le ganó casi sin problemas (todas en superficie dura).

Motivación extra. “Para mí este partido es un sueño y un gran objetivo personal. No pienso mucho en la posibilidad de hacer historia. Pero obviamente quiero intentar ganar. Voy a dar el 110 por cien en la cancha, pero también tengo que estar en la cancha tranquilo y relajado”, declaró en rueda de prensa el británico. Del otro lado espera el serbio, ganador del certamen en 2008 y tres veces finalista en ‘majors’. Un tenista consciente del poderío que tiene Murray: “Lo pondría como un poco favorito”, contestó tímidamente a la pregunta de quién ganaría la semifinal (ante Ferrer).

Fe en los resultados. “Soy tres años mayor y soy más experimentado en la cancha. Físicamente soy más fuerte. Entonces era un niño de 20 años de edad. Después me he enfrentado a algunas situaciones que antes no tenía. La presión de la defensa de Grand Slams y cosas por el estilo. Uno crece…Tuve mis altibajos a lo largo de estos dos, tres años, pero ahora siento que estoy mucho más fuerte y más centrado y sé que estoy más estable, mental y físicamente”. Los seguidores de Nole seguramente se hayan sentido bien con estas palabras.

Comentarios recientes