Boda Vaidisova Stepanek: El tenis casó a dos grandes

En vísperas de su retirada, Nicole Vaidisova le cantó amor eterno al tenis y se casó ni más ni menos que con el veterano Radek Stepanek, quien con 31 años sigue raqueteando como si fuese un purrete. Hermosa boda con la típica tónica medieval que adorna a Praga, una ciudad ideal para decir "¡sí, quiero!" Tal vez esta no sea la pareja más popular del circuito, aunque si de ternura se trata no hay quien los alcance. Los dos checos, aunque de ciudades diferentes, se conocieron en las pistas un día como cualquier otro. El Gusano Stepanek acababa de salir de una relación sentimental con la polémica Martina Hingis, mientras que Vaidisova se robaba todas las miradas por su belleza privilegiada. De todos los que pudo haber elegido, la ex número 7 del mundo (2007) eligió a su coterráneo  de Praga, por razones que usted y yo desconocemos.

Sin embargo, ningún prejuicio podrá cortar con la pasión que sienten en la actualidad estos dos tenistas. Vaidisova, que con tan solo 21 años anunció su retiro para este año, se la notó como en su momento de esplendor cuando alcanzó las semifinales de Roland Garros en 2006 y de Australia en 2007. Si bien la checa nunca pasó de la séptima ubicación en el Ranking ATP, los tenófilos del WTA gozaron con su potente saque y, más aún, con su degollante belleza.

No quedan dudas que Stepanek ganó la lotería con esta mujer. El checo, ganador de cuatro títulos ATP, nunca pudo pasar de los cuartos de final de un Gran Slam, aunque hoy en día eso no le importa. No solo que a los 31 años de edad sigue jugando con la fuerza de un chaval, sino que es consciente que compartirá su vida con una de las tenistas más hermosas del circuito. ¿Qué más se puede pedir? La boda que unió a Vaidisova y Stepanek en la catedral de Saint Vitus es un símbolo de lo que el tenis puede congeniar a través de los años. Porque todo comenzó con un out, siguió con un revés y terminó con un ace. ¡Qué vivan los novios!

Comentarios recientes