La dramática historia de Alex Molcan en su camino al top100

Vivió la mejor temporada de su vida, escaló 225 posiciones y se dio el gusto de enfrentar a Djokovic en una final. Antes, un sinfín de lesiones lo atormentaron.

La historia de vida de Alex Molcan. Foto: Getty
La historia de vida de Alex Molcan. Foto: Getty

Uno de los últimos debutantes en ingresar al top100 se llama Alex Molcan. Para muchos aficionados que no siguen el día a día del tenis puede llegar a sonar desconocido. De hecho, saltó al estrellato en mayo pasado cuando enfrentó a Novak Djokovic en la final del ATP 250 de Belgrado 2. Sin embargo, hasta llegar al lote de los 100 mejores del ranking tuvo que surfear diferentes obstáculos. "Es la primera vez dentro del top100 y estoy feliz con lo realizado este año. Creí que no iba a ser posible pasar de fuera del top300 a ingresar al top100 en una temporada. Sólo me queda agradecer a mi equipo e intentaré seguir mejorando para hacerlo mejor en 2022", aseguró en diálogo con la ATP luego de haber conquistado el Challenger de Helsinki. Claro, su sorpresa no es ilógica dado que escaló del puesto 312 al 87 (+225) en menos de 12 meses de competencia.

UNA HISTORIA DE VIDA COMPLICADA

Los sacrificios son una moneda corriente dentro del ambiente del tenis. Los altos costos y la dificultad de practicar un deporte por la necesidad de contar con los ingresos necesarios para afrontar los viajes durante la etapa juvenil hace que varios talentos terminen desistiendo de su sueño. Más allá de que a la familia de Molcan no le sobraba dinero -ni mucho menos-, su madre hizo un esfuerzo muy grande para abandonar Presov y mudarse a Bratislava, la capital de Eslovaquia, junto a sus dos hijos. Tenía confianza plena en su hijo y apostó todo por él. "No sabría nada sin mi madre. Ella hizo muchos sacrificios para que yo sea así como persona y como jugador actualmente. Siempre me apoyó y hasta cambió su vida por mí", explicó.

LA DIFÍCIL TRANSICIÓN HACIA EL PROFESIONALISMO

El eslovaco de 23 años tuvo una etapa muy promisoria en Juniors. Solía destacar sobre el resto y hasta se mostró como uno de los chicos a seguir de cerca. A pesar de eso, las lesiones se ensañaron con él: problemas en la espalda, en el hombro y en la muñeca le impidieron crecer a la velocidad que estaba previsto. De hecho, tuvo que pasar por el quirófano en 2017 para tratar el inconveniente en su muñeca. Así y todo, nunca se dejó vencer por las adversidades que se le interponían en el camino. No bajó los brazos y continuó su camino hacia la élite. ¿Más lento de lo esperado? Sí, pero con un progreso paulatino.

UN 2021 INOLVIDABLE

De iniciar su recorrido en un M25 de Villena a tener destacados resultados en Challengers, pero, principalmente, en el ATP 250 de Belgrado 2, donde alcanzó la definición (desde la fase previa) y en el US Open. En Flushing Meadows superó la clasificación y estiró su participación hasta la tercera ronda. "Nunca me olvidaré la entrada en calor del partido contra Djokovic. Fue todo increíble y ese torneo me brindó mucha confianza. Novak no jugó súper rápido y tampoco tuvo un gran servicio, pero su inteligencia en la pista me asombró. Tomé mucha información sobre él", sostuvo.

Con Rafael Nadal como ídolo por "la manera en la que lucha todo el tiempo y su mentalidad", Molcan, fanático de los tatuajes y amante de los autos, quiere seguir creciendo en el circuito durante 2022. Ya con la clasificación al cuadro principal de Australia asegurada, se enfocará en realizar un buena pretemporada para estar listo en enero y poder competir de la mejor forma ante el rival que se le presente.

Comentarios recientes