Bertens: “No derramé ni una lágrima después de retirarme”

Tras colgar la raqueta este verano con tan solo 29 años, la neerlandesa comparte su felicidad mientras espera ser madre en abril de 2022.

Kiki Bertens en su etapa como jugadora. Fuente: Getty
Kiki Bertens en su etapa como jugadora. Fuente: Getty

Si hubiera existido un botón para quedarse embarazada, lo habríamos pulsado como seis meses después”, afirma Kiki Bertens en su última entrevista con el medio local AD. Retirada oficialmente desde este verano, la tenista de tan solo 29 años no tuvo más opción que colgar la raqueta cuando supo que en 2022 le esperaba un nuevo trabajo, el de madre. Eso sí, ya llevaba un tiempo especulando con dejarlo debido a los problemas físicos y mentales sufridos durante toda la presente temporada. Quizá lo más curioso, una vez superado el duelo, sea escucharla y ver lo feliz que está en esta nueva etapa de su vida.

La familia crece en abril

“Ambos teníamos la sensación de que iba a ser un niño, no sabemos explicar muy bien por qué. Mis padres pronto tendrán cuatro nietos en un período de menos de cuatro años, así que será genial que se llevaran bien entre ellos, les va a tocar crecer juntos y eso es algo muy agradable”.

Imponer la práctica del tenis no entra en sus planes

“Aunque el tenis es el hilo conductor de nuestras vidas (su marido es entrenador), ahora mismo no hay ninguno objeto que haga referencia al tenis en esa habitación, ni sobre la cuna ni en ningún otro lugar. Si mi hijo acaba desarrollando una pasión por el tenis, no seré yo quien le detenga, pero tampoco será algo que le recomiende, no sabiendo de todo el esfuerzo y sacrificio que requiere. Si quiere montar a caballo o jugar a fútbol será genial, le apoyaré en su decisión, pero no seré yo quien le ponga la primera raqueta de tenis en sus manos”.

Retirada en los Juegos Olímpicos

“Seguramente no haya sido el final que mejor recordaré con el paso de los años, aunque seguro que terminamos riéndonos de la situación. Tenía que ser así, nunca una despedida fue fácil. Supongo que si lo haces bien, entonces piensas que deberías alargarlo unos meses más, en el US Open por ejemplo. Quizá debería haberme retirado allí estando embarazada”.

La vida más allá del tenis

“Disfruto de no tener más presiones, de no exigirme el máximo cada día, de no tener continuamente dolores. Mucha gente cree que es una locura que esté tan bien, pero ha sido una elección personal, no por ningún factor ajeno, simplemente lo sentía así. No derramé una lágrima tras retirarme, lo único que echo de menos es la competición”.

Una felicidad diferente

“Echo de menos la sensación de ganar, cuando las cosas salen bien todo es muy agradable. Esto fuera del deporte es imposible experimentarlo, aunque esa felicidad siempre duró muy poco, ya que al día siguiente tenías otro partido o volabas a otro torneo. La alegría de hoy en día es un poco más plana, pero mucho más estable. Afortunadamente, esa montaña rusa de momentos buenos y momentos malos por fin se ha detenido”.

Orgullosa de su trayectoria

“Por supuesta que importan los títulos y los éxitos dentro de la pista, pero lo que más me llama la atención cuando miro atrás y analizo mi carrera es todo el tiempo que conseguí mantenerme ahí arriba, la capacidad para esforzarme cada día. De esto no te das cuenta cuando estás activa. En casa siempre me enseñaron a no quejarme de las cosas, a no lloriquear, a seguir siempre hacia delante, sin importar cuántas veces te caigas”.

Consejos, los justos

“A veces me pregunto quién soy yo para aconsejar a nadie, ahora los deportistas de élite creen que lo saben todo. Quizá lo que me ha funcionado a mí no sirva para nadie más. Puede que sí busque ayudar a los tenistas más jóvenes, yo he pasado por eso, siento como si tuviera que devolver algo, hasta me sentiría mal de no hacerlo. De momento no estoy haciendo nada, siento como si estuviera en unas vacaciones que no se acaban, todavía tengo muy presente ciertas emociones y recuerdos actuales. Aún no estoy lista para desenterrarlo todo”.

Comentarios recientes